Entonces este artículo de Supercurioso sobre los avances más recientes en torno a la lucha contra el envejecimiento te interesará muchísimo. Con los avances que se han dado en diversos campos del conocimiento humano desde fines del siglo XIX, las expectativas de vida en casi todo el planeta han aumentado notablemente: por primera vez en la historia de la evolución humana un alto porcentaje de individuos vivirá más allá de los sesenta años y lo hará en condiciones físicas que además le permitirán disfrutar este “tiempo extra”.

2 señoras

Es también la primera vez que tantos seres humanos alcanzan el sexenio y se encuentran con un panorama de vida de veinte y treinta años más, aunque este tiempo adicional no suele ser tan benigno y suele verse afectado por el surgimiento de enfermedades como la diabetes, diversos tipos de cáncer, males cardiovasculares y deterioro neurológico.

Vivir más y mejor

Algunas cifras: anualmente mueren más de 8 millones de personas por cáncer, 50 millones sufren de alguna clase de demencia y hasta 2009 había casi 300 millones de enfermos de diabetes. Algunos investigadores creen que una de las principales razones del incremento de estas afecciones, y otras como las cardiovasculares, es que ahora más personas ingresan a la tercera edad y se enfrentan al deterioro causado por el envejecimiento, y que muchas de estas enfermedades podrían prevenirse combatiendo las causas de la vejez.

dos viejos

Proponen ver la vejez como una enfermedad curable, si se patrocinan las investigaciones que pretenden revertir o al menos retrasar sus principales efectos sobre el organismo.

Qué es el envejecimiento

Son tantos los factores que intervienen en nuestro camino hacia la muerte que los investigadores no saben por dónde empezar, aunque se han podido precisar algunos aspectos relevantes, que se han resumido en cuatro procesos o daños primarios: inestabilidad genómica, el acortamiento de los telómeros, las alteraciones epigenéticas y la pérdida de la proteostasis.

En términos más sencillos: los continuos daños y agresiones a que sometemos nuestro cuerpo –exceso de sol, elementos tóxicos en los alimentos que consumimos, exposición a gases, tabaquismo, alcohol, etc.– hacen que la regeneración de los tejidos sea cada vez menos frecuente y con la misma calidad, hasta que se detiene y comienza el deterioro.

Otro proceso asociado al envejecimiento es el del metabolismo. Uno de los investigadores de esta vertiente, Manuel Serrano (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, España) señala: “Si se potencian las vías que inducen el metabolismo y el acumular nutrientes, se envejece prematuramente y si se disminuyen, se retrasa el envejecimiento”. Es decir, el modo como nos alimentamos determina la velocidad a la que envejecemos.

Las investigaciones

Hay varias empresas adelantando proyectos para vencer al envejecimiento, algunas con patrocinantes tan extraños como Google, que ha invertido más de 100 millones en un centro de investigaciones llamado Calico, dedicado al estudio de los procesos que acompañan la senectud. En este centro trabaja la bioquímica estadounidense Cynthia Kenyon, que descubrió en un gusano, Caenorhabditis elegans, un gen que al mutar duplica la vida del individuo. Ahora se realizan estudios con animales más cercanos al ser humano, pero hasta ahora los resultados han sido contradictorios.

Otra empresa que trabaja en este campo es Human Longevity Inc., fundada por Graig Venter –uno de los participantes en el proyecto del Genoma Humano– y Peter Diamandis, cuyo lema es “que los 100 sean los nuevos 60”.

Hay estudios orientados al efecto de ciertos medicamentos en el retraso del envejecimiento, como el que realiza el doctor Rafael del Cabo en el Laboratorio de Gerontología Experimental del Instituto Nacional del Envejecimiento de Baltimore (Estados Unidos). Del Cabo está probando en varias especies drogas y medicamentos que en algunos casos han dado muestras de ayudar en la regeneración de tejidos o en el retraso del envejecimiento. Algunos de estos compuestos son la acarbosa, la rapamicina y la metformina.

sentadas

“Estamos muy ilusionados con lo que estamos aprendiendo”, ha dicho, “Pero estamos muy lejos de la cima”. Y estima que en 10 o 15 años contarán con medicamentos efectivos para mejorar la calidad de vida de los humanos que abordan los sesenta años.

Quizás estemos a las puertas de una Cuarta Edad disfrutable y al alcance de muchos. Pero sigue el mismo reto de la juventud, llevar una vida de tal forma que al recalar en la sexta década de vida tengas un cuerpo sano, no muy golpeado, que te ofrezca calidad de vida para los años que faltan.

¿Qué te parece eso de llegar a los 100 años y aparentar sólo 60? Y si te gustó el artículo seguro que disfrutarás de 4 experiencias que deberías vivir antes de envejecer.

Imágenes: Elvin, Elizabeth Haslam, velodenz, Bromford

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here