Cuando Nancy Pelosi aterrizó en Taiwán este verano, se convirtió de inmediato en una de las noticias del año. Y también estuvo en los medios de comunicación por otra razón: fue el vuelo más seguido de todos los tiempos, con un récord de 708,000 personas haciendo seguimiento al pequeño ícono del avión en Flightradar24.

Esta actividad de seguimiento de vuelos, que se ha convertido en una moda en internet, se ha hecho cada vez más popular en los últimos años. Comenzó como un pequeño proyecto en 2009 y ahora atrae a millones de espectadores al año, deseosos de participar en lo que se describe como “ver la historia en tiempo real”.

¿Cómo funciona el seguimiento de vuelos?

como funciona seguimiento de vuelos

El sistema de seguimiento de vuelos utiliza una tecnología de vigilancia de estándar abierto que permite a las aeronaves compartir su ubicación con cualquiera que tenga un receptor.
Conocida como vigilancia automática dependiente (ADS-B), es económica y fácil de instalar, lo que explica que su red haya pasado de un par de usuarios en 2007 a más de 30,000 en todo el mundo este año.

Sitios como Flightradar24 añaden una capa adicional de precisión a las lecturas cruzando los datos de estos receptores con los de las fuentes oficiales. Si descubren que un vuelo tiene información errónea, o simplemente no existe, lo eliminan de su mapa.

A medida que se desarrolle la tecnología, la precisión y el detalle de los vuelos mejorará, para preocupación de las personas más reservadas, aunque a algunos agentes de vuelo les gusta difundir su ubicación para enviar mensajes.

1. Eventos políticos

Flightradar24 alcanzó su punto máximo con la visita de Pelosi: una audiencia sin precedentes observó el pequeño ícono rojo que representaba su Boeing C-40C. Bajo el indicativo SPAR19, lo vieron rodear las bases chinas en el mar de la China Meridional antes de aterrizar en Taipéi tras un viaje de siete horas.

Otros acontecimientos políticos también han despertado un enorme interés. Más de medio millón de personas siguieron el vuelo de Alexéi Navalni a Rusia el año pasado. El líder de la oposición se dirigía allí para enfrentarse a una condena por oponerse a Vladímir Putin. Cuando el Global Hawk, un avión de vigilancia de las fuerzas aéreas estadounidenses, sobrevoló Ucrania durante la invasión rusa, y cuando el ejército estadounidense evacuó Afganistán, cientos de miles más visitaron el sitio.

¿La razón? Una de las teorías es que las personas sienten que están viendo cómo se desarrolla la historia ante sus ojos, aunque sea en forma de pequeños íconos de aviones en una pantalla. Es la forma definitiva para dar una noticia de última hora: el espectador se entera antes de que los medios de comunicación tengan la oportunidad de informar, y a la gente le encanta esa sensación de ser el primer testigo de un acontecimiento.

2. Viajes de celebridades

Algunas estrellas hacen viajes en jet privado de apenas 20 minutos y en algunos casos prestan sus aviones a otros ricos y famosos.

El seguimiento de los vuelos de las estrellas ha permitido dar a conocer esta información, que ha servido a los medios de comunicación para publicar numerosos artículos.
Mientras que un viaje en jet privado está fuera del alcance de un ciudadano normal, a no ser que acierte los números ganadores de la lotería, muchos famosos utilizan estos aviones como medio de transporte habitual.

Por ejemplo, Kylie Jenner. Los rastreadores de vuelos mostraron que la estrella hizo repetidos viajes de menos de 20 minutos en su jet privado, algo que ha generado muchas críticas. Drake, Travis Scott y Taylor Swift son otras celebridades que han sido objeto de escrutinio por parte de grupos ecologistas. El más famoso de todos, Elon Musk ofreció a un programador adolescente 5,000 dólares para que retirara un bot que creó para rastrear todos los vuelos del multimillonario.

Cuando se utilizan de esta manera, los rastreadores se pueden emplear en la lucha contra el cambio climático para exigir responsabilidad a los ricos y famosos.

3. Traslados deportivos

Atrás quedaron los días en que los aficionados al deporte no tenían ni idea de lo que ocurría entre bastidores de su club deportivo favorito. Ahora, simplemente siguen los aviones privados de las principales estrellas para ver a qué ciudad y a qué nuevo equipo se dirigen para una entrevista o un examen médico.

El período de traslados en Europa es uno de los acontecimientos más importantes del calendario futbolístico, y un gran número de aficionados se conectan para ver qué estrellas vuelan a dónde. Incluso las estrellas que no tienen avión pueden ser rastreadas, ya que a menudo se filtran en las redes sociales pistas sobre el vuelo en el que viajan.

4. Simple curiosidad

No olvidemos mencionar la más natural de las razones: simple curiosidad humana.
Un vistazo al mapa del radar de vuelo muestra miles de vuelos en movimiento a la vez. Además del preocupante impacto que esto tiene en el medioambiente, es algo impresionante de ver.
Al hacer clic en un vuelo al azar se puede ver un avión que va de Tombuctú al JFK de Nueva York, por ejemplo, o quizás un vuelo militar con ciertos detalles no revelados.
Los rastreadores de vuelos en línea tienen un gran número de espectadores y esta actividad se ha convertido en uno de los éxitos de 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here