El nombre de este mago de leyenda es conocido por prácticamente todo el mundo. Su figura se ha popularizado a través de las épocas, presente en las múltiples versiones dramatizadas de su historia y, aunque siempre suena a alguien surgido de la fantasía, algunas interpretaciones de textos históricos apuntan a que Merlín existió en la vida real. 

Las pistas que podrían indicar que el mago Merlín existió

Merlín es siempre representado como un poderoso mago con muchísimas habilidades mágicas, que le permiten hazañas tan extraordinarias como cambiar de forma. Además, también es famoso su papel como tutor y mentor del legendario Rey Arturo, a quien guió para que llegara a ser el monarca del reino de Camelot.

Todas estas historias han hecho pensar que Merlín no era más que un personaje de leyenda artúrica, pero no es en estas en las que surgió realmente esta figura, tiene otro origen.

La creación de Merlín suele acreditarse al escritor Geoffrey de Monmouth, en su trabajo Historia Regum Britanniae –Historia de los Reyes de Gran Bretaña– (1136 d.C.).

Cabe decir, que desde 1198, la exactitud histórica de la obra de Geoffrey de Monmouth fue desacreditada debido a inconsistencias que podrían ser el resultado de errores de traducción o geográficos de Geoffrey. No obstante, a partir del siglo XX, los expertos defendieron su obra, destacando la existencia de materiales escritos y orales, válidos en su época, que pudo haber usado. Considerado un cuidadoso cronista, hoy en día se piensa que gran parte de la información de Geoffrey puede considerarse fiable.

De hecho, el arqueólogo T.C. Lethbridge utilizó las descripciones de Geoffrey de gigantes antiguos en Gran Bretaña para descubrir las figuras gigantes de tiza en las colinas de Cambridgeshire.

A pesar de que la mayoría de lo contado en Historia Regum Britanniae son relatos históricos de los antiguos monarcas de este lugar, se considera que Merlín aparece como personaje ficticio.

Sin embargo, hay quienes disienten en este sentido y consideran que hay pistas que apuntan a que Merlín exisitó y que no es solo fruto de la imaginación de Monmouth y sus antecesores.

Existen distintas teorías que defienden esta idea:

– La primera teoría implica que Merlín no fue inspirado por un solo hombre, sino por dos. Uno de ellos vivió entre el 450 y el 536 d.C. y era precisamente el Merín de Arturo que Geoffrey de Monmouth describió. El otro, fue un bardo llamado Myrddin (en galés) que enloqueció y se retiró a los bosques, tras la batalla de Arderydd (573 d.C.). Algunos consideran que estas dos figuras se mezclaron, haciendo todavía más difícil saber con exactitud cuándo vivió el verdadero Merlín.

Merlín existió, Bardo celta

– Otra teoría se fija en los relatos en los que aparece el poderoso mago y buscan el fondo histórico real. Por ejemplo, en el siglo VI, San Gildas describió cómo el tirano Vortigern huyó del duro ataque de los invasores sajones. Después de esta huida, Vortigern trató de construir una ciudadela protectora para él y sus seguidores en Snowdonia.

En su versión, Geoffrey explica que la torre que Vortigern trataba de construir no dejaba de derrumbarse. Incapaces de encontrar otro modo de resolver el problema, sus consejeros le propusieron sacrificar a un chico huérfano en aquel lugar. Para ello, eligieron a Merlinus Abrosius (Merlín). El chico explicó a los obreros cómo debían excavar los cimientos para la torre y que en ese espacio hallarían un estanque en el que encontraría dos dragones durmientes, uno rojo y otro blanco.

Merlín Existió, Imagen medievo

La presentación de Merlín como alguien a quien Vortigern acudió para solucionar un problema no es algo aislado, pues Nikolai Tolstoy en «The Quest for Merlin» explica que el tirano consultó a un sucesor de los druidas, llamado «Myrddin Embreis». ¿Te resulta familiar su nombre?

Si bien la historia de la construcción de la fortaleza de Vortigern quizás no es real, los nombres de los personajes que aparecen en ella sí lo son, así que, ¿por qué no iba a serlo el de Merlín?

– Otra teoría la encontrado en el libro «Merlín» de Norma Lorre Goodrich. En él, esta autora defiende que Merlín y el arzobispo Dubricius fueron una misma persona. Merlinus Dubricius Ambrosius, el personaje histórico, fue el Merlín que coronó al rey Arturo en Carlisle, estableció la iglesia y el priorato en Llandaf, y creó centros de aprendizaje y astronomía.

San Dubricius, Merlín existió
San Dubricius

Como Goodrich relata, ambos hombres nacieron en una familia Celta sacerdotal y tuvieron padres desconocidos. Ambos eran también prodigios, por su mente brillante, capacidad de aprendizaje y, en definitiva, sabiduría. La iglesia romana adoptó a Merlinus Dubricius en el panteón de sus santos, pasando a ser San Dubrucius y siendo considerado un personaje con base histórica, mientras Merlín quedó convertido en un mito.

Como ves son muchas las teorías que tratan de interpretar cada indicio como prueba de que, de un modo u otro, Merlín existió. No obstante, todavía queda mucho por investigar para que se pueda afirmar sin ninguna duda que así fue. Mientras tanto, este personaje seguirá alimentando los mundos fantásticos de aquellos que adoramos soñar.

¿Qué te parece? ¿Crees que Merlín existió realmente?

Si te ha interesado este artículo, descubre:

Abe no Seimei, el hechicero japonés comparado con Merlín

Imágenes: Wikimedia Commons

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here