Los descubrimientos arqueológicos muchas veces modifican las ideas preconcebidas que teníamos sobre las costumbres y la cultura de épocas pretéritas. En pocas ocasiones se encuentran restos textiles ya que los tejidos son materiales de difícil conservación, por lo que en la mayoría de los casos los conocimientos que tenemos sobre la moda y lo que vestían nuestros antepasados han llegado hasta nosotros a través de la literatura o del arte. Un hallazgo realizado de forma fortuita en un castillo austríaco en 2008 aportó una interesante información: ¿Sabes cómo era la ropa interior en la Edad Media? ¡Acompáñanos a descubrirlo!

La ropa interior en la Edad Media

Durante mucho tiempo se mantuvo la creencia de que en la Edad Media los hombres vestían bajo sus ropas una camisa y un calzón con pierna y las mujeres una especie de bata o camisa larga y nada más. En 2008 un increíble hallazgo realizado durante las tareas de restauración del castillo de Lengberg en Austria arrojó luz a este tema.

¿Sabes cómo era la ropa interior en la Edad Media?

El castillo de Lengberg se construyó a finales del siglo XII y sufrió varias reformas. En una de ellas, emprendida a principios del siglo XV se añadió un segundo piso a la estructura original. Para realizar esta obra se rellenó una bóveda con desechos para que actuase como aislante y es entre ellos que se ha realizado el descubrimiento arqueológico. Entre este material de relleno había restos de lana, zapatos, camisas, sábanas, ropa interior, zapatos, fragmentos de escritos, naipes, vidrio, cerámica, cuentas  e incluso algunas monedas. En total 25 m3 de residuos formados por más de 4.000 fragmentos (2.700 textiles) que pertenecen a unos 930 objetos y que llenan 17 cajas.

¿Sabes cómo era la ropa interior en la Edad Media?

Las investigaciones se llevaron a cabo por la Universidad de Innsbruck y las piezas más interesantes fueron sometidas a la prueba del carbono 14 para datarlas fehacientemente y de ADN para comprobar si algunas prendas eran masculinas o femeninas. Entre los hallazgos, lo que más sorprendió a los arqueólogos fue la ropa interior femenina ya que cambiaba la visión que se tenía de lo que vestían interiormente las mujeres de la Edad Media.

Se encontraron 4 tipos de sujetador muy diferentes de los que utilizaban griegas y romanas que más que sujetar aplastaban el pecho. Están confeccionados en lino y dos de las prendas son una especie de falsas camisas que servía tanto para cubrir el escote como para sujetar, ya que con unos cordoncillos acababan ligadas bajo el pecho. Ambas estaban adornadas con pequeños trabajos de encaje.

¿Sabes cómo era la ropa interior en la Edad Media?

Otro es una prenda muy semejante a un modelo que estuvo de moda en los años 30 del siglo XX y que une el sujetador con un cuerpo que acaba en la cintura y unos cordones que pasaban por unos ojales para apretar y abrochar. Por último, el más sorprendente, tiene un diseño semejante a un bikini y está compuesto por dos tirantes anchos con puntillas, unas copas cosidas verticalmente y unos restos que indican que había unas tiras que se unían en la espalda. Estos modelos echan por tierra la idea de que el sostén se inventó a principios del siglo XX.

¿Sabes cómo era la ropa interior en la Edad Media?

También se encontró un sorprendente calzón de hombre que indica que la moda masculina interior varió a la vez que lo hacía la exterior. A principios de la Edad Media se utilizaban una especie de calzones largos ya que los pantalones estaba abiertos por el centro y al variar este hecho ya no se necesitó que fueran tan largos y completos.

¿Sabes cómo era la ropa interior en la Edad Media?

Los hallazgos arqueológicos, como el de la ropa interior en la Edad Media, son siempre apasionantes, si quieres conocer alguno más, te invitamos a leer el post:

El sonajero más antiguo del mundo. ¡Emocionante!

Imágenes: Instituto arqueológico Universidad de Innsbruck

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here