Si con ciertas personas y en determinadas situaciones te has sentido incómodo sin saber por qué, inadecuado tal vez, has tenido la sensación de percibir la realidad de forma distorsionada, llegando a dudar de tus propias opiniones y sentir que te has equivocado e incluso culpable después de una discusión y has terminado por hacer todo lo contrario a tus deseos y tus intereses. Quizás haya llegado el momento de preguntarte si te están manipulando. ¡Averígualo ya!

Cómo saber si te están manipulando

Las manipulaciones son difíciles de detectar porque normalmente provienen del entorno más cercano a la víctima, pues los manipuladores suelen aprovechar su habilidad abusando de sus familiares o amigos más vulnerables, que gracias a la confianza que han depositado en ellos se convierten en sus víctimas.

¿Quiénes suelen ser objetivo de sus malas artes? Por lo general, los individuos más amables, dispuestos, con problemas para ser asertivos, con baja autoestima, o un poco dependientes. El manipulador se presenta como una persona simpática e incluso víctima, para enmascarar una personalidad bastante perversa y egocéntrica.

Cómo saber si te están manipulando. Detéctalo YA

Lamentablemente sólo somos capaces de detectar la manipulación cuando ya nos hemos convertido en víctimas y empezamos a sentirnos incómodos, disgutados y forzados tras haber aceptado una proposición. Es entonces cuando debemos comenzar a analizar el desarrollo de la situación para ver si se han empleado algunas de las siguientes tácticas de manipulación. El chantaje emocional se presenta con sutileza y envuelto en cumplidos, luego se encuadra en  una circunstancia límite provocando el temor de la víctima que accede voluntariamente. Con la proyección estos hábiles estrategas acusan de sus faltas al otro para crear confusión, descargarse de sus responsabilidades y limpiar su imagen.

Cómo saber si te están manipulando. Detéctalo YA

Otra táctica es la de pedir “pedir la mano y tomar el brazo”; el manipulador haría una petición insignificante para obtener un sí seguro, que le serviría de antesala para su verdadero objetivo, porque resulta mucho más difícil negarse a una proposición después de haber aceptado otra. Si este técnica te sorprende, quizás no lo haga tanto después de descubrir la clave para pedir un favor y que sea imposible que alguien se niegue. Otra estrategia que los manipuladores dominan a la perfección.

También es muy utilizada la intimidación. En ese caso las propuestas estarían cargadas de amenazas indirectas resaltando las consecuencias para infundir el temor y obtener aquello que desea.

Cuando todo lo anterior demuestra no funcionar, pueden recurrir al victimismo. En este caso, el supuesto el manipulador -que conoce muy bien a su víctima- comienza su ataque generando un sentimiento de culpa, acompañado de una fingida empatía para recordar de forma indirecta a la víctima lo que esta le debe. La sensación de deuda en el que recibe esta discreta presión es tan fuerte, que difícilmente podrá evitar que el manipulador mueva sus hilos y lo convierta, una vez más, en su marioneta. 

La combinación de todas estas técnicas llevan a la confusión, depresión, falta de autoestima o incluso alienación (pérdida del sentimiento de la propia identidad) y son ampliamente utilizadas por sectas y maltratadores por lo que debemos aprender a reconocerlas.

¿Te ha interesado descubrir algunas claves para saber si te están manipulando? Descubre:

– Las razones psicológicas que llevan a las personas a unirse a una secta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here