El mundo se podría dividir entre los que tienen un perro en casa y los que no. Si eres de los primeros seguro que consideras al perro como un miembro más de la familia y te esfuerzas por darle lo mejor y demostrarle todo tu cariño, pero ¿sabías que los perros odian algunos de nuestros gestos? A continuación vamos a ver algunas cosas que les hacemos a los perros y que detestan.

Las caricias

Una caricia en la cabeza puede parecer un gesto afectivo, pero en el lenguaje canino es una muestra de dominación sobre el animal, así que mejor acariciarle el vientre o el lomo para que se quede contento.

caricia

Los abrazos tienen un efecto similar. Aunque para nosotros es una muestra de cariño, los perros pueden entenderlo como una demostración de fuerza contra ellos, así que mejor evitamos abrazarlos.

Bañarse

De hecho, es una de las cosas que más odian la mayoría de animales de compañía. Los perros no suelen estar demasiado predispuestos al baño, pero de vez en cuando es necesaria una buena ducha. Aunque depende del tipo de perro y el ambiente donde vive, un baño cada dos semanas puede ser suficiente para mantenerlo limpio. El sebo que produce su piel ayuda a protegerlo, así que le evitaremos el mal trago de bañarlo demasiado a menudo.

A los pesados

¿Eres de los que cuando llegan a casa le cuentan cómo les ha ido el día al perro? Entonces intenta acompañarlo con gestos. Aunque sean capaces de entender o reconocer muchas palabras, los perros odian el lenguaje oral, prefieren la gesticulación. Háblale con moderación, sino puede que se acabe cansando. Y no solo odian a los pesados, también odian a la gente antipática, así que procura ser todo lo simpático que puedas con tu perro y con el resto de canes que conozcas.

La correa

Seguro que cuando te ve preparar la correa empieza a dar saltos de alegría ante las perspectiva de salir a dar un paseo, pero la mayoría de perros son reacios a su uso. Una correa muy corta limita mucho sus movimientos y puede que se ajuste demasiado al cuello, así que deberíamos intentar dejar la correa todo lo suelta que podamos para que el animal se sienta libre y se mueva a su antojo.

El abrigo para el invierno

Sabemos que lo haces con toda la buena intención del mundo para proteger a tu mascota del frío, pero quizá sea excesivo.

abrigo

Igual que pasaba con la correa, el abrigo puede limitar la capacidad de movimiento del perro, haciendo que se siente incómodo en los paseos.

Distraerles en la comida

Dicen que un perro se parece a su dueño, y el mejor ejemplo lo encontramos a la hora de comer. ¿Te molesta que suene el teléfono o te llamen a la puerta mientras comes? Pues a tu perro tampoco le gusta que le molesten mientras come. Tampoco les gusta sentirse observados, prefieren disfrutar de la comida tranquilamente, tomándose el tiempo necesario sin que los atosiguemos.

¿Conoces más acciones o detalles que molesten a nuestros amigos de cuatro patas? ¡Cuéntanoslas!

Imagen: jackmac34, jarmoluk, unsplash

5 Comentarios

  1. Siempre que llego muy tarde lo despierto y lo acaricio mucho el vientre y las orejas pero no puedo dejar de besarle la cabeza. Cuando paso de largo, me sigue gimiendo hasta que le complazco se llama Paul. Es ni perro

  2. Como adiestradora profesional de perros, puedo decir que no apruebo este post.
    Esta muy mal explicado y aunque haya cosas que son ciertas en parte no se explican las verdaderas razones de porque es asi y se entiende una cosa difernte a la que es en verdad

      • Honestamente no, no al menos en un solo comentario, es imposible.
        pero para resumirlo lo mas posible, es importante entender que en los perros todo se relaciona con la naturalización o acostumbrarlos a algo, es decir, si cada vez que le toco la barriga a mi perro, le pego, no le va a gustar que le toque la barriga porque le habré enseñado que es algo malo.
        Ahora punto por punto algo breve:
        1) La barriga es una zona blanda del animal, si se la toco a la fuerza no le gustara y se sentirá intimidado, lo mismo con el cuello. La cabeza sin embargo es la parte del cuerpo que suelen usar entre ellos para mostrar afecto
        2) hay perros amantes del agua y los baños, ejemplo los llamados perros de agua
        3) esa parte se relaciona con que los perros se frustran muy fácilmente pero esta mal explicada y nuevamente falta lo de la naturalización y no explican que lenguaje físico es apropiado y cual no.
        4) obvio que la correa es anti-natural para ellos, seria mejor si fueran sueltos. pero si tu perro no obedece es la mejor forma de mantenerlo seguro y ellos no odian la correa, todo lo contrario la asocian con algo bueno que es el paseo
        5) la ropa, depende…. hay perros que les gusta vestirse, de nuevo, se relaciona con lo que ellos asocien la ropa (lo que les hayamos enseñado)
        6) La comida, es la mas real quizas, pero no quita que es importante enseñarle al perro a comer siendo molestado para que no desarrolle dominancia sobre su alimento y se vuelva agresivo.

  3. mis perros están muy acostumbrados a las caricias en la cabeza y las exigen siempre q estamos todos juntos respecto a la correa ellos la asocian con su salida y les da mucho gusto. y en cuanto a la comida tengo 3 perros q si no estoy yo en su momento de comer no comen incluso a una perrita mis tengo q cantarle para q lo haga si no no come nada hasta q llegó a cantarle. Así q estoy de acuerdo con Nicole en que todo depende de como eduques a tus mascotas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here