Es sobradamente conocido que mujeres y hombres tenemos experiencias «ligeramente» distintas durante las primeras fases de una relación, siempre desconcertantes. A las mujeres se les suele adjudicar una mayor emotividad e intelectualidad frente al concepto del amor, mientras que los hombres valoran más aspectos como la diversión o la atracción. Si bien es cierto, también merece la pena destacar que en los últimos tiempos algunos estudios han detectado que estos paradigmas pueden estar cambiando: mientras que los hombres de este siglo se muestran más interesados por el compromiso, las mujeres buscan relaciones que no entren en conflicto con su independencia personal.

Si alguna vez te has preguntado cómo conquistar a un hombre después de tener relaciones porque has temido perder su interés, o si en algún momento te has planteado cómo conseguir a esa mujer inalcanzable para que no te vea sólo como algo pasajero con lo que divertirse momentáneamente, en Supercurioso queremos recopilar la información que distintas tesis nos han brindado. Teniendo en cuenta, eso sí, que los límites entre ambos sexos son cada vez más difusos. ¿Nuestro consejo? Analiza a la persona que quieres conquistar, y utiliza todas estas reflexiones a tu favor. 🙂 ¡No pierdas detalle!

¿Se enamoran igual hombres y mujeres? Las claves para que se fijen en ti

1. La importancia del físico y la atracción

Enamoramiento en mujeres y hombres 1

No lo negaremos: la apariencia física es importante para ambos sexos. La atracción, sin embargo, funciona de forma distinta en mujeres y en hombres (por norma general). Mientras ellas son capaces de desarrollar dicha atracción en función de los sentimientos experimentados ante el descubrimiento de la personalidad de la otra persona, en ellos la atracción física inmediata tiene un mayor impacto, ya que es requisito indispensable para desarrollar sentimientos a posteriori.

En cualquiera de los casos, es importante recordar que el amor es siempre multifacético, y aunque la atracción y la pasión tengan en él una mayor o menor importancia, estas no le restan a la relación su significado.

2. ¿Necesitamos que nos complazcan?

Los intereses compartidos son otra de las grandes cuestiones a la hora de formalizar una relación. Por supuesto, es natural que las dos partes no coincidan determinadas aficiones e incluso opiniones; de hecho, es incluso sano. Pero, ¿necesitamos que nos complazcan y se adapten a nuestros intereses? La cuestión parece estar en encontrar el equilibrio entre la independencia personal y el interés por hacer sentir bien a la otra persona (aquí tienes algunos piropos para hombres que te servirán si quieres atraer a alguien del sexo masculino).

Más concretamente, los estudios afirman que las mujeres suelen apreciar más que sus parejas se incluyan en determinadas actividades con el fin de acercar posturas, y esa intención es siempre interpretada como una buena señal de interés por la relación. Los hombres, por su parte, se sienten mayormente atraídos por las mujeres que tengan unos firmes intereses propios, sin necesidad de modificaciones en ellos.

3. La comunicación y los sentimientos

En los inicios de una relación formal, las mujeres suelen mostrarse más precavidas (como ya hemos comentado anteriormente, son más analíticas), mientras que los hombres suelen querer avanzar más rápidamente cuando encuentran a alguien especial. No obstante, una vez establecida la relación formal, ellos acostumbran a tardar más en expresarse emocionalmente que ellas.

Los hombres no compartirán sus sentimientos más profundos hasta que se sienta completamente relajados con la otra persona (y, para ello, la diversión es un factor clave). Por su lado, el cerebro femenino responde mejor ante la emotividad y la comunicación, siempre con la finalidad de acercar posturas y resolver conflictos llegando a un punto común.

4. Las reacciones ante una separación

Enamoramiento en mujeres y hombres 3

Por norma general, las rupturas de pareja (ya sean casadas o solteras) suelen generar más estrés en los hombres que en las mujeres. Esto es posible que te resulte sorprendente, pero los estudios que indican que las mujeres tienen más probabilidades de sobrevivir sin pareja dan una respuesta sencilla.

Parece ser que la clave reside precisamente en esta capacidad de comunicación emocional de la que hablábamos en el anterior apartado. Frente al drama de la separación, las mujeres no tienen miedo en buscar el apoyo emocional que requieren en sus personas de confianza. Los hombres, por su parte, suelen mostrar una clara tendencia a encerrarse en sí mismos: aunque de forma superficial parecen no estar afectados, las heridas tardan más en curarse porque no se comparten ni digieren.

Esperamos que te haya resultado interesante indagar en esta aproximación sobre el enamoramiento masculino y femenino. Queremos resaltar de todas formas que las barreras cada vez son más difusas, pero esperamos que los puntos desarrollados te hayan ayudado a reflexionar acerca de tu estrategia para que esa persona se fije en ti. Como siempre, te animamos a que nos dejes todas tus impresiones en la sección de comentarios. ¿Estás tratando de conquistar a un hombre o a una mujer? ¿Crees que tus experiencias se ajustan a lo expuesto? Déjanos tu opinión, y nosotros la leeremos encantados. 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here