Esto que suena a ciencia ficción o, peor aún, a película de terror, podría hacerse realidad antes de lo que pensamos. Un cirujano italiano que lleva algún tiempo investigando sobre el tema presentó en junio de 2014 sus planes para llevar a cabo el primer trasplante de cabeza humana en los próximos dos años.

El cirujano en cuestión se llama Sergio Canavero. Canavero cree que un procedimiento revolucionario llamado HEAVEN-GEMINI podría salvar las vidas de las personas con metástasis o trastornos de desgaste muscular (como la distrofia muscular).

A mediados de 2013, Canavero ya señaló algunos desafíos para el trasplante de cabeza humana, entre los que destacaba volver a conectar la médula espinal cortada y prevenir el sistema inmunológico rechace la cabeza del donante. Sin embargo, recientemente, en un editorial publicado en la revista Surgical Neurology International, Canavero dijo que creía que estos retos ya se pueden superar, y señaló que los estudios recientes en animales han confirmado que el trasplante de cabeza humana es «factible».

El trasplante de cabeza no es una cosa nueva

La idea del trasplante de cabeza no es nueva. En 1970, el neurocirujano Robert White trasplantó la cabeza de un mono al cuerpo de otro mono. Aunque el animal era capaz de ver y oír, y tenía gusto y olfato, el animal quedó paralizado porque los cirujanos no contaban con la tecnología para fundir los nervios de la médula espinal del mono a su cabeza.

cabezas cortadas

Murió 9 días después del procedimiento, después de que su sistema inmune rechazara la cabeza.

La tecnología ya permite trasplantar cabezas con éxito

Canavero apunta que un estudio de 2014 realizado por un equipo de investigadores alemanes  han podido volver a conectar con éxito la médula espinal de ratas a las que se ha trasplantado la cabeza de otra rata, lo que sugiere la misma técnica podría aplicarse a los seres humanos.

Además, el investigador cree que las drogas modernas aportan la la posibilidad de que el rechazo inmunológico sea menos probable que antes.

¿Qué implicará el procedimiento HEAVEN-GEMINI?

Como decíamos al principio, el procedimiento revolucionario que permitirá hacer trasplantes de cabeza se llama HEAVEN-GEMINI. Para este procedimiento, tanto la cabeza del destinatario como la cuerpo del donante se colocarán en modo de hipotermia durante aproximadamente 45 minutos, para que se puede  eliminar cualquier riesgo daño neurológico causado por la falta de oxígeno.

La cabeza se retira del cuerpo del donante utilizando una un aparato especial llamada ultra-sharp blade  con el fin de limitar el daño a la médula espinal. La clave para la fusión de la médula espinal, según explica Canavero, es una «fuerte ruptura» de la propia médula para causar un daño mínimo a los axones en la sustancia blanca y a las neuronas.

perder la cabeza

La cabeza del receptor será entonces unida al cuerpo del donante. Esta es la parte más difícil del procedimiento, porque supondrá la fusión final de la médula espinal del cuerpo con la de la cabeza.  Canavero dice que se pueden usar unos químicos llamados polietilenglicol  o quitosano para favorecer la fusión. A continuación, se suturan los músculos y se procede al suministro de sangre.

En su propuesta original, Canavero dijo que el procedimiento era probable que durara unas 36 horas y que se requeriría el trabajo de un centenar de cirujanos. Una vez terminada la cirugía, el receptor se mantiene en un estado de coma alrededor de 3-4 semanas para evitar los movimientos del cuello y darle tiempo a l las conexiones nerviosas a que se fundan. Durante este tiempo, la médula espinal del destinatario estaría sujeta a la estimulación eléctrica a través de electrodos implantados, con el objetivo de mejorar las nuevas conexiones nerviosas.

Canavero dijo a New Scientist que una vez que el destinatario se despertara, este debería será capaz de mover todo su cuerpo y su voz sonaría igual. Él cree que el paciente sería capaz de caminar después de un año, recibiendo al terapia adecuada.

Un obstáculo real: la ética

No es de extrañar que muchos investigadores se muestran escépticos ante la propuesta del doctor Canavero, alegando que es demasiado inverosímil para trabajar.

Además, el procedimiento ha planteado muchas preocupaciones éticas. En 2013, . Canavero dijo que hay una preocupación sobre si existe una regulación suficiente, por no hablar de lo que podría suponer de cara al tráfico de personas, ya que no dejaría de haber gente rica sin escrúpulos que pagara para conseguir cuerpos más jóvenes.

Sin embargo, Canavero cree que el procedimiento de HEAVEN-GEMINI tiene el potencial de salvar vidas, y espera que su propuesta atraiga algo de apoyo para el primer trasplante de cabeza humana del mundo.

4 Comentarios

  1. Yo esto lo veo más como un trasplante de cuerpo, no de cabeza.
    Me explico, si a mí me trasplantan la cabeza el cuerpo sería el mio pero los pensamientos y recuerdos serían de la persona donante.
    En fin a parte de los problemas técnicos, problemas éticos.

  2. Sin duda que no es donante de cabeza sino de cuerpo, por una parte es el sueño de muchos, técnicamente seríamos inmortales y el tema de tráfico de cuerpos ha existido siempre, yo me cambiaría el cuerpo y a mi familia igual

  3. Jamás explica si el cuerpo del donante es de una persona fallecida o de alguien que quiere aportar su cuerpo a la ciencia. Mucha explicación como para no comentar eso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here