¿Y si alguien viviese en tu armario y deambulara por la casa mientras duermes? La vaga idea de vivir con un intruso durante meses o años, pasando inadvertido, resulta lo suficientemente inquietante como para alentarnos a explorar rápidamente el guardarropa y así despejar las dudas.

Es un caso hipotético bastante extraño e inusual, pero probable. A un hombre en Tokio, Japón, le ocurrió, y te adelantamos, esta no es otra historia sobre fuerzas sobrenaturales y fantasmas. Un portavoz de la policía local, Hiroki Itakura, ofreció detalles sobre este acontecimiento difícil de creer que conocerás a continuación.

¿Y si alguien viviese en tu armario? Es posible, ocurrió en Tokio

Una mujer sin hogar, de 58 años, abandonó las frías calles para acogerse en el departamento de un hombre que vivía solo. La noticia se volvió viral porque, increíblemente, permaneció allí todo un año sin ser descubierta, escondiéndose nada más y nada menos que en un armario.

Según el reporte oficial, Tatsuki Horikawa, como fue identificada por las autoridades, habría entrado a hurtadillas al lugar, una mañana en la que su ocupante salió a toda prisa, dejando la puerta desbloqueada.

Horikawa, a contrarreloj, revisó todos los rincones de la casa para hallar un sitio donde pudiera dormir, y a la vez, que éste le permitiera no ser detectada por el dueño del domicilio para asegurar el hospedaje por el tiempo que fuese necesario.

¿Y si alguien viviese en tu armario y saliese por la noche? Ocurrió en Tokio

Lo más discreto que encontró fue la parte superior de un pequeño armario, ocupado por sábanas y cojines. Era oscuro, cálido y poco frecuentado, debido a que el apartamento estaba dotado de varias habitaciones.

Aún así, ¿cómo es posible que si alguien viviese en tu armario, el intruso sea capaz de habitarlo por un año sin llamar tu atención? El sigilo de la mujer de 58 años fue tal, que  le garantizó la estadía a lo largo de doce meses. Sin embargo, algunos hechos sospechosos comenzaron a delatarla.

El principal, el dueño notaba que la comida desaparecía misteriosamente, cada día. Esto le motivó a instalar varias cámaras de seguridad para resolver, de una vez por todas, el misterio sobre quien habría estado robando su alimento.

Creía que se trataba de un ladrón al cual esperaba atrapar in fraganti. En cambio las grabaciones desvelaron que el asunto superaba cualquier suposición. El sujeto observaba con incredulidad cómo la mujer esperaba hasta que él abandonara el hogar, o que se encontrase dormido, para salir de su escondite, tomar duchas, usar el inodoro e ir a la cocina por la comida que había estado faltando.

¿Y si alguien viviese en tu armario y saliese por la noche? Ocurrió en Tokio

Entonces llamó a la policía para que fueran en su búsqueda. Revisaron cada espacio, cada habitación, hasta llegar al armario donde se encontraba la astuta invasora hecha un ovillo y temblorosa, temiendo por su suerte.

De acuerdo con los policías, era una mujer aseada y ordenada, que no buscaba otra cosa que un techo, pues no había indicios de que haya robado dinero ni otros artículos de la casa.

De cualquiera manera, los esfuerzos por mantener una ‘sana’ convivencia no fueron de valor para evitar que compareciera ante la justicia. La mujer que vivió en un armario, por un año, fue encarcelada por violación a la propiedad privada tras adoptar estos hábitos fantasmagóricos que le ayudaron a despistar al propietario durante un período tan largo, en un escondite que provoca muchísima impresión.

¿Tú qué opinas de esta historia? Si te ha parecido interesante, quizá quieras leer: El increíble video viral de un fantasma cuidando a un bebé

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here