¿Por qué si te salta un diente debes buscar un coco? ¡Averígualo!
Valora este post

La naturaleza tiene en ocasiones soluciones naturales para problemas cotidianos. En general solemos recurrir a la tecnología para solventar muchas de estas situaciones, pero es interesante conocer que a nuestro alrededor podemos encontrar alternativas. En Supercurioso vimos cómo en algunas minas los antiguos mineros solucionaban de manera natural el tema de la iluminación para no tener riesgo de explosión. En esta ocasión es el coco el que tiene la respuesta: ¿Por qué si te salta un diente debes buscar un coco? ¡Averígualo!

Por qué si te salta un diente debes buscar un coco

Todos sabemos que cuidar la dentadura es importante para nuestra salud, sin embargo no es únicamente por este motivo que nos gusta lucir una bella sonrisa. Nuestros dientes son de alguna manera una tarjeta de presentación. En la vida diaria podemos sufrir muchos percances relacionados con la dentadura. Especialmente los niños y los adultos que practican algunos deportes están expuestos a que les salte uno de sus dientes delanteros por un golpe fortuito. Médicamente este hecho se conoce como “avulsión dental”. Si por desgracia nos ocurre eso, ¿qué debemos hacer? ¿tiene solución? ¿Puede volver a implantarse el diente?

¿Por qué si te salta un diente debes buscar un coco? ¡Averígualo!

Qué hacer si te salta un diente

Un diente definitivo sí puede ser reimplantado, si está entero, en muchas ocasiones. Los dentistas aconsejan no tardar más de 30 minutos en visitar a un profesional, habiendo seguido los siguientes pasos:

1. Coger el diente por la corona, nunca por la raíz.

2. Si está sucio, hay que enjuagarlo con agua suavemente (algunos especialistas dicen que es mejor con la propia saliva). No se pueden usar detergentes ni frotar o secar el diente. No conservarlo envuelto en un pañuelo de papel o tela ya que se puede dañar la raíz.

3. Si es posible, volver a colocar el diente cogiéndolo por la corona, encajándolo en su sitio y cerrando la boca despacio. Si así no se sostiene, aguantarlo en su lugar con los dedos. Mantenerlo así hasta que te reciba el dentista de urgencia.

4. En caso de no poder recolocarlo hay que mantener la raíz húmeda. Se puede optar por colocarlo en el interior de la boca entre la encía y la mejilla, pero si no es posible existen tres alternativas: la primera es la solución salina, la segunda ponerlo en un pequeño recipiente en leche y la tercera ¡el coco!

¿Por qué si te salta un diente debes buscar un coco? ¡Averígualo!

La leche: Es la solución más habitual, ya que en casi todos los lugares se tiene un fácil acceso a ella. La leche tiene un ph que es eficaz para salvaguardar la raíz.

El coco: en 2007 se hizo un estudio para ver que medios eran más eficaces para preservar la raíz del diente más allá de la primera media hora de su desprendimiento y se descubrió que el agua de coco es un método muy eficaz para guardar los dientes saltados hasta que puedan ser recolocados ya que preserva las células del ligamento peridontal mejor que la solución salina o la leche. Estas células son básicas para poder reimplantar el diente con éxito.

5. No se debe usar nunca agua del grifo para mantener el diente húmedo ya que las células de la raíz no lo aguantarían. Visite al dentista lo antes posible. Si se ha hecho bien, un diente se puede salvar si se recoloca entre media hora y una hora después de haber saltado e incluso más tiempo.

¿Por qué si te salta un diente debes buscar un coco? ¡Averígualo!

Así que, si te salta un diente y tienes un coco a mano, lo mejor es partirlo y dejarlo sumergido en el agua del propio coco. ¿Habías oído alguna vez este remedio?

Si quieres saber más sobre tus dientes, te proponemos leer:

–  4 Acciones muy habituales que perjudican tus dientes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here