Seguro que en algún momento de tu vida has sufrido de alguna dolencia emocional tan fuerte, te has sentido te has triste, que para expresarlo has llegado a decir que tienes el corazón roto. No obstante, se trata de un síndrome real que ha llegado a ser considerada como una de las enfermedades cardíacas más preocupantes de la actualidad. En Supercurioso nos hemos puesto a investigar todo lo que necesitas saber sobre esta particular patología y así poder reconocer el síndrome del corazón roto, cuyas consecuencias pueden llegar a ser preocupantes.

Cómo reconocer el síndrome del corazón roto

Cómo reconocer el síndrome del corazón roto

De hecho, el síndrome del corazón roto puede llegar a ser tan grave y letal como un infarto, aunque tiene la particularidad de presentarse, en la mayoría de los casos, en las mujeres. Por suerte, este síndrome no suele ser tan letal ni presentarse con tanta frecuencia, lo que no quiere decir que no debamos preocuparnos por él. Al contrario: siempre es bueno mantenerse bien informado respecto a las enfermedades que podrían afectarnos, si bien no ahorita, más adelante. Esto es sacarle ventaja a la vida, ya que mantener una salud y una rutina adecuada nos ayudará a llegar más lejos y en mejores condiciones.

1. Qué es el síndrome del corazón roto

Hay que empezar por el comienzo: respondiendo a qué es el síndrome del corazón roto. Como hemos mencionado, se trata de una enfermedad descubierta recientemente, por lo que es todavía algo dificultoso encontrar información al respecto. El término fue acuñado en los años noventa y, aunque no está completamente descrito, se trata en realidad de un tipo de miocardiopatía muy particular que llega a deformar incluso el ventrículo izquierdo de nuestro corazón.

La primera vez que se describió este problema fue en Japón, de ahí que se le llame también «Miocardiopatía de Takotsubo», debido a que el corazón presenta cierto abultamiento en el ventrículo izquierdo, recordando mucho en la forma a una especie de trampas que utilizan los pescadores en Japón para atrapar pulpos (takotsubos). Más tarde, la revista «American Journal of Cardioloy», describió en el 2009 un poco más este problema, llegando a la conclusión que se trata de un tipo de angiografía coronaria, donde, a pesar de no existir ningún tipo de obstrucción, sí que hay una pequeña disfunción en el corazón, justo en esa parte ventricular izquierda. De ahí que se le suela asociar mucho con el infarto, de quien podríamos decir que este síndrome es hermano o, cuando menos, primo.

2. ¿Por qué se nos rompe el corazón?

¿Por qué se nos rompe el corazón?

Su nombre parece aclarar bastante las cosas al respecto, y es que este síndrome del corazón roto se encuentra asociado casi siempre a un gran impacto emocional que recibe la persona que lo padece. Un ejemplo: recientemente se registró en Estados Unidos la muerte de una señora mayor que sufrió un gran impacto emocional cuando unos ladrones fueron a robar hasta su casa. Sí, este síndrome viene muy asociado a altos niveles de estrés, emociones negativas e incluso malas relaciones afectivas que ocasionan al final unos síntomas muy parecidos a un ataque cardíaco. Si bien el índice de mortalidad es muy bajo en este tipo de dolencia, la sensación física es casi la misma y, lo que es peor, aparece una pequeña lesión en el corazón muy característica.

Los síntomas, como decimos, aparecen de pronto pareciéndose mucho a un ataque cardíaco ordinario, pero no lo es. Generalmente tiene muy buen pronóstico y los pacientes pueden hacer vida normal tras el tratamiento, no obstante, los cardiólogos nos avisan que está sucediéndose cada vez con más frecuencia. ¿La razón? Parece que las personas afrontamos los problemas emocionales con mayor dificultad. Las separaciones, las desilusiones, los desengaños emocionales son siempre esas heridas internas que nos empeñamos en ocultar, en disimular intentando hacer una vida normal, «como si no pasara nada».

Pero pasa, desde luego que pasa. El amor duele, el vacío duele y no podemos girar el rostro a los problemas. Es importante que intentemos ahondar en dichas emociones para resolverlas y, simplemente, avanzar. De no hacerlo, el estrés se acabará acumulando en nuestro interior como una locomotora a toda velocidad hasta que finalmente… se nos rompa el corazón. Otra de las causas asociadas con el síndrome del corazón roto es el agotamiento emocional, el cual vamos naturalizando a través de nuestra vida y que termina por pasarnos factura de una manera u otra. Algunos de los escenarios que pueden facilitar el surgimiento de este síndrome son: muerte inesperada de un ser querido, un diagnóstico médico de mal pronóstico, maltrato doméstico, perder o ganar mucho dinero, discusiones fuertes y constantes, sorpresa inesperada que implique un fuerte efecto emocional, perder el empleo, un divorcio o separación de una persona amada, ataque de asma grave o un accidente o un traumatismo.

Por supuesto, todo esto variará en función de la persona y de las conexiones emocionales que esta haya desarrollado durante su vida, así como de su madurez emocional para afrontar dichas emociones. Por lo tanto, es bueno aprender a reconocer cuándo estamos en espacios que no nos gustan, o cuándo estamos pasando por un proceso que, más que evitar, debemos afrontar y superar para mantenernos en condiciones óptimas.

3. Síntomas de esta curiosa enfermedad

Es muy importante vivir de manera que podamos evitar las dolencias cardíacas, pues estas son una de las enfermedades más letales en adultos y ancianos. Es por eso que es importante aprender a identificar las causas de estos síndromes, pero también es necesario identificar los síntomas de manera que podamos reconocer el síndrome cuando lo tengamos frente a nosotros, ya sea porque nos está afectando o porque alguien cercano a nosotros lo padece.

Entre los diversos síntomas que esta patología puede generar, los más frecuentes son:

  • Dolor torácico similar al que presentan los pacientes con infarto.
  • Falta de aire.
  • Pérdida del conocimiento,
  • Ligero paro cardíaco (en casos extremos).

Como puedes ver, los síntomas son muy similares a los de un infarto, sin embargo hay que aclarar que el síndrome de corazón roto tiene dos grandes diferencias: la primera es que se manifiesta, en su mayoría, en mujeres. Y la segunda diferencia es que este síndrome no es tan mortal como el infarto, ya que da un rango de acción y de recuperación mucho mayor, lo que no quiere decir que debamos confiarnos.

4. Cómo reconocer y evitar este síndrome

Síndrome del corazón roto, cómo evitar y reconocer este síndrome

A pesar de haber dado un repaso a sus síntomas, hay otros datos que pueden ayudar a reconocerlo con mucha mayor facilidad, así como otros que te ayudarán a evitar este síndrome. Por ejemplo, es bueno saber que el paciente estándar de este síndrome suele ser una mujer entre los 60 y los 75 años de edad, y con poco riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, pero que atraviesa por un episodio de estrés inesperado o prolongado. Este estrés puede ser tanto físico como psíquico, y como vimos más arriba suele estar asociado a la muerte de un ser querido, el distanciamiento de un ser amado o cualquier otra circunstancia que afecte profundamente al individuo afectado por el síndrome del corazón roto.

Aunque se ha investigado bastante al respecto, se desconoce la razón por la cual es tan frecuente entre las mujeres. Por suerte, no se trata de una enfermedad letal, o al menos no lo es usualmente, y la recuperación suele tardar solo unos tres o cuatro días. Aunque quede el susto. Pero, ¿cómo evitar el síndrome del corazón roto? Si bien para el infarto hay muchas recomendaciones, como llevar una vida activa, evitar el cigarrillo y hacer ejercicios, casi cualquier persona está expuesta al síndrome del corazón roto, ya que no tienes que tener alto riesgo cardiovascular para padecerlo. ¿La mejor recomendación? Cultivar una buena inteligencia emocional, meditar, y afrontar con calma los problemas de la vida cotidiana, de esa manera el riesgo de padecerlo será mucho menor.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre el síndrome del corazón roto? ¿Lo conocías? ¿Alguna vez has conocido a alguien que lo haya padecido? Sin lugar a dudas se trata de una de las enfermedades más extrañas, ¿no? Déjanos todas tus opiniones al respecto en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

20 Comentarios

  1. Si, me rompieron el corazón…y como sobreviví?
    …con un esfuerzo de voluntad, y convirtiendo el deseo de morir en energía nueva y renovada para seguir….no sabría explicar como la tristeza que te rompe el corazón es tan grande que sin saber como las lagrimas caen tus ojos y no hay forma de retenerlas….quizá no fui al cardiólogo porque esas lagrimas arrastran la pena fuera…y van dando valor a la sonrisa….y abren camino a la alegría….y te deja de nuevo ver las maravillas que te rodean…aunque dejan una cicatriz por dentro que te hace más vulnerable, menos arriesgada y mas gris…

  2. Yo tengo Takotsubo y lo estoy superando gracias al apoyo incondicional de mi familia y amigos. ¿ Porque me enferme? Porque el hombre que amaba partió al cielo sin esperarme…….y ahora un nuevo amor me da la posibilidad de seguir viviendo.

  3. ¡Tener el corazón roto es una de las peores sensaciones del mundo!.
    Pase por cosas tan horribles, muertes de seres queridos y cosas que me han dejado mal pero tener el corazón roto es una sensación inexplicable, que solo la entiende aquel que la padeció. . . .

    Nunca me hice un estudio de esto, quizás debería ya que a veces tengo ciertas puntadas en el lado del corazón y es muy extraño…

    ¡Gracias por este aporte! ☺

  4. Yo ya he sufrido bastante el tener el corazon roto me cae muy mal el ya aver tenido roto el corazón 3 o 4 veces ¡y apenas tener 11 años! Eso es lo peor del mundo tener que despertar sabiendo que el amor de tu vida no sea quien tu crees lo peor!!!

  5. Es mas normal de lo que creen he conocido de dos a tres mujeres con ese síntoma incluida yo y es un dolor inexplicable que te duele hasta respirar…..solo lo superas manteniendo la mente ocupada y como mucho amor de la gente que te rodea, y yo empeze a leer el hoponopono muy buena doctrina

  6. Hola ,
    Yo lo sufrí a las 20 años no sabia que era esto no fui al medico ni nada solo recuerdo querer morir y llorar durante días y un dia mientras lloraba depie frente a la cama me quede sin respiración no podia moverme me cai en la cama con un dolor en el pecho tan grande que no podia mover el brazo ni mi cuerpo ni respirar y hay me quede no se si duro 1 minuto o mas cuando recupere la respiracion y movilidad me quede tan asustada que no me quise mover en horas el pecho me siguió doliendo mucho tiempo.

  7. Lo pasé a los 19 y sigo pasándolo aún a mis 20 pero menos fuerte, no fue una ruptura pero si algo similar… Lo que ayuda es el tiempo y mantenerse ocupada en otras cosas, aunque siempre…siempre, va a haber un momento de recuerdos que te hagan doler el corazón, sin embargo con el tiempo todo se supera y solo quedan recuerdos que ya no duelen… A veces me duele un poco el pecho pero no es gran cosa, pensaba que estaba loca al relacionar el dolor emocional con el físico y resulta que si tiene explicación jajajaja

  8. A mi también me Partieron el corazón y es cierto es un dolor inexplicable que se siente que te roba todas las ganas de hacer algo y solo tienes ganas de llorar y llorar, no fui al medico por gracias a dios lo estoy superando, a raíz de ese dolor, me quedo como especie de ardor en el lado izquierdo del corazón y aveces mi corazón hace como si estuviera arrancando para agarrar velocidad….

  9. Despues de sentirte engañada por el hombre que has amado guante 40 años y descubrir que te engaña con una de22 no se puede superar tan fácilmente te quedas hecha añicos I recuperar la confianza imposible, te encuentras vacío por a mi mi quedaron arritmias que no se irán jamás.

  10. creo que yo estoy pasando por eso tengo 19 y un hijo de 1 año y medio me iba a vivir sola con mi pareja y mi hijo, y un dia antes de mudarnos me dijo que no estaba seguro que el quería a otra persona.. no e parado de llorar, nunca había sentido un dolor tan profundo que me deja sin respirar que sientes qe estas vivo solo por compromiso que quieres morirte por que no puedes sobrellevarlo..todo me recuerda a el… quisiera que pasara el tiempo para olvidarme de el ….

  11. Pues verdaderamente lo eh sentido, termine una relación de un poco mas de dos años y me dolió mucho, literalmente caí en cama mas de un mes, no encontraban que tenia mi presión sanguínea no se mantenía, me mandaron al cardiólogo y pues aquí sigo y lucho cada dia porque aunque se supere nunca vas a olvidar nada

  12. A mi me paso a los 13, fue un amor inconstante, cortó y por supuesto la única que realmente amaba era yo. A esa edad idealizas pones virtudes e ignoras defectos. El verdadero problema es que estuve 10 años así nunca fui a checarme con el médico aunque tenia todos los síntomas,fue duró pero no hay nada como ver a una persona como realmente es y nada mas real que «Lo que no te mata te hace más fuerte»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here