Sofonisba Anguissola | 10 curiosidades de una pintora que abrió camino
5 con 3 voto[s]

Durante siglos las mujeres fueron apartadas no solo de las esferas de poder, sino de todos aquellos campos que se consideraban socialmente inapropiados para las ellas. De hecho no podían dedicarse a prácticamente ninguna profesión cualificada dejando aparte el caso de las parteras o de aquellas féminas que ingresaban en los conventos para poder seguir estudiando y cultivándose, como fue el caso de Juliana Morell. Sin embargo, durante el renacimiento unas pocas artistas consiguieron hacerse un lugar en las cortes europeas gracias al precedente que estableció Sofonisba Anguissola. Acompáñanos a descubrir 10 curiosidades de una pintora que abrió camino a otras.

Sofonisba Anguissola

La pintora renacentista Sofonista Anguissola nació en Cremona en 1535 en el seno de una familia de la pequeña nobleza. Sus padres fueron Amilcare Anguissola y Bianca Ponzone. Sofonisba, poseedora de gran inteligencia y creatividad, fue celebrada por artistas masculinos de la talla de Vassari, Vand Dyck e incluso de Miguel Angel. Otros, como Caravaggio o Rubens imitaron sus retratos y, sin embargo, a su muerte no fue recordada y sus obras se atribuyeron a otros pintores de la época como Zurbarán, El Greco o Sánchez Coello entre otros. Como pintora de la corte de Felipe II, muchas de sus obras no estaban firmadas y quizá por ello cayó en el olvido y su gran calidad artística hizo que se adjudicasen a otros.

Sofonisba Anguissola | 10 curiosidades de una pintora que abrió camino
Sofonisba Anguissola, Autorretrato, 1556

Entre otros méritos, se considera que fue una innovadora en el retrato femenino, también sirvió como enlace entre el retrato que se hacía en el renacimiento en Italia y el español y especialmente fue un precedente para que otras mujeres pudieran ejercer como pintoras en varias cortes europeas. Es la única mujer que tiene obra expuesta en el Museo del Prado de manera permanente. Podrás ver 3 de sus cuadros en la Sala 55.

10 curiosidades sobre Sofonisba Anguissola

1. El nombre de Sofonisba se lo pusieron sus padres en recuerdo de la hija del general cartaginés Asdrúbal Giscón. Ésta fue una bellísima y valiente mujer que intervino activamente en varios episodios de las Guerras Púnicas suicidándose en última instancia antes que desfilar en Roma como prisionera. La familia Anguissola había estado relacionada en el pasado remoto con Cartago.

Sofonisba Anguissola | 10 curiosidades de una pintora que abrió camino
Retrato de familia, Minerva, Amilcare y Asdrubale Anguissola, 1557

2. Sofonisba Anguissola fue la mayor de 7 hermanos, 6 de los cuales eran chicas. Se llamaban Sofonisba,  Elena, Lucia, Europa, Minerva y Ana María; cuatro de ellas fueron también pintoras. El único hermano varón se llamaba Asdrúbale. El padre insistió mucho en que sus hijas se cultivasen y entre las enseñanzas que recibieron incluyó las Bellas Artes.

Sofonisba Anguissola | 10 curiosidades de una pintora que abrió camino
«Tres niños con un perro» (3 hermanos Anguissola) 1570-1590, Sofonisba Anguissola

3. El primer precedente que estableció Sofonisba Anguissola está relacionado con los estudios de arte que impulsó su padre. A los 14 años, ella y su hermana Helena fueron enviadas a estudiar con un artista local llamado Bernardino Campi, y más tarde prosiguieron sus estudios en el taller de Bernardino Gatti. Fueron las primeras mujeres que estudiaron pintura fuera de sus hogares y a partir de este hecho, otras jóvenes pudieron hacer lo mismo y se las aceptó como estudiantes de arte.

4. El padre de Sofonisba había enviado a Miguel Angel diversos dibujos de su hija y cuando esta viajó a Roma, en 1554, fue a visitarlo. Miguel Angel, que había detectado el gran talento de la joven, le propuso que hiciera un dibujo en el que se viera un niño llorando. Sofonisba dibujó el «Niño mordido por un cangrejo» y reconociendo su valía, durante dos años la estuvo instruyendo de manera informal.

Sofonisba Anguissola | 10 curiosidades de una pintora que abrió camino
«Niño mordido por un cangrejo» 1554, Sobonisba Anguissola

5. Como muchas otras pintoras tras ella, su carrera no fue fácil debido a las restricciones que les imponían la moral y costumbres de la época. Como ya comentamos en el post de Clara Peeters, a las mujeres les estaba vedado el estudio de la anatomía e incluso el dibujo del cuerpo humano con modelo natural.

6. A pesar de las limitaciones, Sofonisba Anguissola se las arregló para crear un nuevo estilo de retrato y autorretrato que resaltan por su estilo informal. En muchas ocasiones su extensa familia fueron los modelos.

Sofonisba Anguissola | 10 curiosidades de una pintora que abrió camino
Lucia, Minerva y Europa Anguissola jugando ajedrez, 1555

7. Cuando Isabel de Valois se casó con Felipe II de España, Sofonisba llegó a la corte en calidad de maestra, dama de compañía y pintora, recomendada por el Duque de Alba. Tenía en ese momento 24 años. En la corte trabajó con otros afamados pintores y desarrolló una gran labor como pintora. Estuvo en ella más de 15 años. Muchos de sus retratos se perdieron cuando, en 1734, se incendió el Real Alcázar de Madrid.

Sofonisba Anguissola | 10 curiosidades de una pintora que abrió camino
1563, Sofonisba Anguissola, «Isabel de Valois con un retrato de Felipe II»

8. Durante años la obra titulada «La Dama del Armiño»  había sido atribuida al Greco. Algunos críticos afirmaban incluso que era su mejor obra. Hace unos años dos historiadoras del arte (Carmen Bernis y María Kusche), por separado, atribuyeron la autoría de «La Dama del Armiño» a Sofonisba Anguissola.

Sofonisba Anguissola | 10 curiosidades de una pintora que abrió camino
«La Dama del armiño» ¿El Greco o Sofonisba Anguissola?

9. A la muerte de la reina Isabel de Valois, Sofonisba Anguissola permaneció en la corte contribuyendo a la educación de las dos infantas Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela. El agradecimiento del rey era grande y como permanecía soltera le arregló un matrimonio con un noble: Francisco de Moncada, hijo del príncipe de Paterno, virrey de Sicilia. Se trasladaron a vivir a Sicilia, donde ella siguió pintando. El marido fallecería en el mar, unos años después, al parecer en un ataque pirata. Viuda ya, viajó a Cremona en un barco en el que conoció al que sería su segundo marido, el capitán Orazio Lomellino, mucho más joven que ella, con el que se estableció en Génova y que la adoró hasta el momento de su muerte, acaecida cuando contaba 93 años. No tuvo hijos.

Sofonisba Anguissola | 10 curiosidades de una pintora que abrió camino
Sofonisba Anguissola, Autorretrato, 1610

10. La influencia de Sofonisba Anguissola fue muy grande no solo como precedente para otras mujeres pintoras, sino que reunió a su alrededor a importantes artistas, entre ellos Van Dick, que se desplazaron a visitarla incluso cuando ya no pudo pintar más afectada por cataratas.  El retrato de «Isabel de Valois con marta cibelina» de Juan Pantoja de la Cruz es al parecer una copia del que realizó a la reina Sofonisba Anguissola. «Isabel de Valois con Marta Cibelina» fue reproducido por numerosos artistas a lo largo de los siglos y se lo considera el cuadro más copiado de España.

Sofonisba Anguissola | 10 curiosidades de una pintora que abrió camino
«Isabel de Valois con marta cibelina» de Juan Pantoja de la Cruz, (1605) Se cree que es copia de un retrato de Sofonisba Anguissola

¿Conocías a Sofonisba Anguissola? ¿Sabías que en su época había sido tan conocida y famosa? Si quieres conocer a otras mujeres pintoras, te invitamos a leer el post: 5 brillantes mujeres artistas olvidadas por la historia

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here