Uno de los aspectos más extraños de la mecánica cuántica podría explicarse por una idea igualmente extraña: que la causalidad puede correr hacia atrás en el tiempo tanto como hacia delante. Es decir, el futuro puede influir en el pasado, según la teoría cuántica retrocasual. Descubre de qué se trata.

La teoría cuántica retrocausal que mostraría cómo el futuro puede afectar al pasado

Lo que Einstein llamó una acción “espeluznante” a distancia podría teóricamente ser la evidencia de la retrocausalidad, lo que sería la partícula equivalente a que tengamos un dolor de estómago hoy debido al mal almuerzo de mañana.

La retrocausalidad es principalmente un experimento de pensamiento en la filosofía de la ciencia basado en elementos de la física, sobre si el futuro puede afectar el presente y si el presente puede afectar al pasado. Una cuestión que se aborda a menudo en las consideraciones filosóficas de los viajes en el tiempo.

Si bien algunas discusiones sobre la retrocausalidad se limitan a la ciencia marginal o a la pseudociencia, algunas teorías físicas con legitimidad corriente han sido a veces interpretadas como conducentes a la retrocausalidad.

Tal es el caso de la investigación de un par de físicos de EE. UU. y Canadá, quienes examinaron más de cerca algunos supuestos básicos de la teoría cuántica y decidieron que a menos que descubriéramos que el tiempo necesariamente funcionaba de una manera, las mediciones hechas a una partícula podían hacer eco tanto atrás en el tiempo como en el futuro.

La mecánica cuántica es extraña. Y parte de esa rareza se reduce al hecho de que en un nivel fundamental, las partículas no actúan como bolas de billar sólidas rodando por una mesa, sino como una nube borrosa de posibilidades que se desplaza por una habitación.

Esta nube borrosa se pone en foco cuando tratamos de medir las partículas, lo que significa que sólo podemos ver una bola blanca golpear una negra hacia el agujero de la esquina, y nunca incontables bolas blancas golpear bolas negras en cada agujero.

Hay un argumento entre los físicos sobre si esa nube de posibilidades quizás representa algo real, o si es sólo una representación conveniente.

Un físico llamado Huw Price afirmó en 2012 que si las extrañas probabilidades detrás de los estados cuánticos reflejan algo real, y si nada restringe el tiempo a una sola dirección, la bola negra en esa nube de quizás podría, teóricamente, salir del agujero y golpear la bola blanca.

La teoría que podría probar que el futuro influye en el pasado

Matthew S. Leifer de la Universidad Chapman en California y Matthew F. Pusey del Instituto Perimeter de Física Teórica en Ontario también se preguntaban si el mundo cuántico podría ser diferente cuando se trata de tiempo.

La pareja intercambió algunos de los supuestos de Price y aplicó su nuevo modelo a algo llamado teorema de Bell, que es una gran cuestión en toda esta acción a distancia.

John Stewart Bell dijo que las cosas extrañas que suceden en la mecánica cuántica no pueden explicarse nunca por las acciones ocurren cerca. Es como si nada estuviera causando que la multitud de bolas de billar tome caminos tan variados. En un nivel fundamental, el Universo es aleatorio.

Pero ¿qué pasa con las acciones que ocurren en otro lugar o en algún otro tiempo? ¿Puede algo lejano influenciar esa nube sin tocarla?

Si dos partículas están conectadas en el espacio en algún punto, medir una propiedad de una de ellas instantáneamente establece el valor para la otra, no importa dónde se haya movido en el Universo.

Este “enredo” ha sido probado una y otra vez con el teorema de Bell, tapando las lagunas que podrían mostrar que realmente están interactuando a nivel local de alguna manera, a pesar de que parezca que lo hagan a una distancia.

Pero si la causalidad retrocediera, significaría que una partícula podría llevar la acción de su medida hacia atrás en el tiempo hasta cuando estaba enredada, afectando a su pareja.

Esa es la hipótesis que Leifer y Pusey estaban sopesando.

¿Tu qué opinas?

Imágenes:Wikimedia Commons

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here