En la historia del arte hay obras bellísimas y otras que no lo son tanto, al menos a los ojos de los espectadores del siglo XXI. En Supercurioso vimos por qué son tan feos los bebés en las obras de arte medievales y en esta ocasión queremos acercarnos a 5 terroríficas pinturas con niños implicados.

5 Terroríficas pinturas con niños

1. “La leyenda de San Esteban” de Martino di Bartolomeo

Esta pintura de Martino di Bartolomeo, realizada en el siglo XV, es un reflejo de una de las leyendas europeas más populares durante la Edad Media y el Renacimiento: El robo de bebés que eran sustituidos por otros seres, en general espeluznantes. Durante la Edad Media se creía que los sustitutos eran seres semi-mágicos como trolls o elfos, pero en el Renacimiento se pensó que era el diablo quien realizaba la sustitución y lo que dejaba en la cuna eran seres demoníacos.

5 Terroríficas pinturas con niños implicados. ¡Qué miedo!

Esta idea solía presentarse en las familias cuando un niño, que aparentemente había nacido sin problemas, enfermaba repentinamente. Como no tenían explicación médica alguna, creían que el diablo lo había cambiado.

2. “Visitación de María a Isabel” de Marx Reichlich

Esta obra de Marx Reichlich, de principios del siglo XVI, quizá es más alucinante que terrorífica. Narra visualmente el encuentro bíblico de la Virgen María con su prima Isabel, madre de San Juan Bautista, cuando ambas estaban embarazadas.

5 Terroríficas pinturas con niños implicados. ¡Qué miedo!

En el Evangelio de San Lucas 1, 39-45, explica que el niño que esperaba Isabel saltó de gozo en su seno al oír la salutación que le hizo María, su prima. Sin embargo, el pintor renacentista decidió dibujar encima de las barrigas de sus madres dos extraños bebés-fetos que aparecen en amigable conversación.

3. “Naturaleza forjando un niño” de autor desconocido

Esta pintura es una de las ilustraciones del “Roman de la Rose”, un poema escrito en dos fases durante el siglo XIII por Guillaume de Lorris y Jean de Meun. En ella aparece una mujer que es la Naturaleza. Aunque parece que Naturaleza está descuartizando al bebé, no es así, lo está forjando.

5 Terroríficas pinturas con niños implicados. ¡Qué miedo!

Naturaleza, debido a que el amor es considerado pecaminoso, se ve obligada a forjar ella misma las “piezas” que deben continuar la especie.

4. “Virgen con niño” de Joos Van Cleve (entre  1520 y 1525)

Joos Van Cleve fue un pintor holandés que desarrolló su obra durante el siglo XVI. En este cuadro titulado “Virgen con niño” presenta a María dándole a beber algo, de una copa, al niño Jesús. Lo curioso y a la vez terrorífico de la pintura es que lo que bebe en la copa es de color “rojo”.

5 Terroríficas pinturas con niños implicados. ¡Qué miedo!

Los historiadores dicen que el líquido es vino y que representa la sangre de Cristo en la eucaristía. La imagen es como mínimo inquietante, por el color parece realmente que el niño está bebiendo sangre y si es vino, no es la bebida más apropiada para un bebé.

5. “Saturno” de Peter Paul Rubens (1636)

Esta obra que pintó Rubens por encargo del rey de España Felipe IV nos muestra a Saturno en el momento de comerse a su hijo a bocados. El niño está sufriendo terriblemente como es patente por su expresión.

5 Terroríficas pinturas con niños implicados. ¡Qué miedo!

El mito de Saturno explica que para continuar reinando en el cielo, no debía tener descendencia masculina y para acabar con sus hijos los devoraba.

¿Qué te han parecido estas terroríficas pinturas con niños implicados? Si quieres conocer otras pinturas más actuales en las que también salen niños que dan miedo, te invitamos a leer:

– Niños que lloran: los cuadros malditos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here