Las medidas de seguridad en la actualidad son esenciales. Lo mejor de todo es que existen múltiples sistemas de seguridad que se adaptan con facilidad a nuestro hogar, oficina o cualquier otro espacio. Las cámaras de vigilancia, las puertas de seguridad y las cajas fuertes se han vuelto elementos necesarios que garantizan que nosotros mismos y nuestras pertenencias más importantes estén en completa seguridad. Todos tenemos objetos y documentos de valor que preferimos guardar bajo llave y, para esto, la mejor opción es una caja fuerte. Si quieres conocer más sobre este sistema de seguridad, continúa leyendo que en este artículo te contaremos sobre diferentes tipos de cajas fuertes para que encuentres la que mejor se adapte a tus necesidades.

Conoce 5 tipos de cajas fuertes

En un inicio, las cajas fuertes estaban hechas con madera, por lo que era bastante fácil aplastarlas y robarlas. Con el tiempo, la caja fuerte hasta convertirse en un elemento de alta seguridad esencial tanto para uso doméstico como empresarial.

Con las cajas fuertes actuales, podrás gozar de tranquilidad al saber que tus objetos más preciados, desde joyas y dinero, hasta documentos confidenciales y de valor, estarán protegidos y no solo en contra de robos, sino también de otras calamidades como incendios. Además, incorporan sistemas de alarmas personalizables que pueden ajustarse para reaccionar ante distintos peligros.

Dependiendo de tus necesidades, puedes encontrar diferentes tipos de cajas fuertes. Esperamos este artículo te ayude a saber cuál se adapta a lo que buscas.

1. Cajas fuertes camufladas

caja fuerte camuflada

Como su nombre lo indica, este tipo de cajas fuertes se esconden y se ocultan. Su estructura permite que se camuflen en el espacio indicado, por lo que su índice de seguridad se eleva. Por lo general, se colocan ocultas en el suelo o en la pared, camuflados, incluso como enchufes o zócalos. Nadie se imaginará que allí hay una caja fuerte, por lo que puedes estar tranquilo y seguro.

2. Cajas fuertes domésticas

Así como lo dice su nombre, este tipo de cajas fuertes se usa sobre todo en el hogar. Aunque dentro de nuestras casas nos podamos sentir seguros, es necesario contar con este sistema de seguridad, para alejar de la vista de terceras personas nuestras valiosas pertenencias. Además de su alto nivel de seguridad contra ataques mecánicos, esta caja es muy fácil de instalar. Dentro de estas, puedes encontrar opciones pequeñas que son perfectas para mantener dentro del hogar y movilizar en caso de una emergencia. Incluso son sencillas de esconder para evitar cualquier ataque.

3. Cajas fuertes ignifugas

cajas fuertes contra incendios

Este tipo de cajas fuertes están diseñadas en contra de un incendio, por lo que son bastante fuertes y seguras. Son ideales sobre todo para los documentos irremplazables y el dinero. Debido a sus propiedades, este es un tipo de caja muy usado y es ideal tanto para hogares como para empresas. Dentro de estas, existen otros tipos de cajas fuertes que varían según la temperatura que pueden soportar en su interior y el lapso de tiempo que resisten antes de que esa temperatura dañe la caja.

4. Cajas fuertes decorativas

Puede que te preguntes por qué tener una caja fuerte decorativa, si eso la hace más vistosa y llamativa. Bueno, esto puede variar según las necesidades de cada quien, pero el motivo principal es que al ser decorativas pueden integrarse mejor dentro de un espacio e incluso pasar completamente desapercibidas ya que pueden confundirse con un mueble u objeto ordinario más. Lo mejor de estas cajas es que pueden ser personalizadas y adaptarse al espacio indicado. Además de cumplir con tus necesidades de seguridad, este tipo de cajas fuertes tendrá un toque especial y de estilo.

5. Cajas fuertes para llaves

Este tipo de cajas fuertes es ideal sobre todo si tienes un negocio en el que necesitas manipular llaves y que otras personas también lo hagan. Con este sistema de seguridad, podrás facilitar el acceso a las llaves de aquella persona, ya sea un huésped, familiar o trabajador, con la seguridad de que solo él tendrá acceso al lugar en cuestión. Para que no tengas que estar a la espera de aquella persona, esta caja fuerte funciona con un código de cuatro dígitos, que permite acceder al compartimiento donde se encuentran las llaves a todo aquel que conozca el código. Esta caja fuerte resulta muy útil y eficaz. Y no solo sirven para algún negocio, también puedes usarla para tu vivienda en caso de que alguien requiera entrar cuando tu no estás disponible.

Adicional a todo esto, cabe añadir que existen muchos más tipos de cajas fuertes y dentro de ellos hay aún más tipos por lo que sin duda encontrar una caja fuerte que se adapte a tus necesidades será sencillo. Las cajas fuertes son un sistema de seguridad que te brindará total tranquilidad en cualquier espacio y lugar. ¡Consigue tu caja fuerte ahora mismo! Esperamos que este artículo te haya resultado interesante y útil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here