El running se ha convertido en una de las prácticas deportivas más habituales debido a lo completo y flexible que resulta ser. Y es que su práctica no está limitada a ciertas edades y puede desarrollarse sin problemas tanto en gimnasios como en el asfalto, parques públicos, playas, montañas, etc.

El running ofrece muchos beneficios además de ayudar a quemar esos kilos de más, ya que estimula nuestro estado de buen ánimo e inclusive, puede usarse como trampolín para incrementar los niveles de entrenamiento. Así que si estás interesado(a) en practicar el running, entonces ponte tus tenis para correr y sigue estas recomendaciones que te daremos a continuación.

Recomendaciones para hacer running y evitar lesiones

tips para hacer running y evitar lesiones

1. Asesórate bien con un experto en medicina física

Antes de convertirte al runner, deberías primero evaluarte con un experto médico deportivo a fin de que te dé una valoración general sobre tu condición física y poder iniciarte en esta actividad deportiva sin problemas. Ten en cuenta esta visita aún más si presentas las siguientes condiciones o características:

  • Eres mayor de 30 años
  • Vienes de llevar una vida muy sedimentaria
  • Presentas obesidad
  • Eres o fuiste fumador(a) hace poco
  • Presentas alguna lesión, enfermedad o una condición como asma

La idea de estas evaluaciones es que luego un entrenador puede guiarte en la adaptación muscular y cardiovascular progresivamente. Por ende, controla los impulsos de querer correr como loco sin antes contar con alguna evaluación.

2. Antes y después de correr, realiza estiramientos

Muchas personas por la misma emoción olvidan realizar ejercicios de estiramientos antes y luego de correr, siendo así más propensas a sufrir torceduras y dolores musculares. Para evitar en lo posible estas consecuencias resulta vital realizar los ejercicios de estiramiento, ya que así mejoramos la flexibilidad en los músculos y hacemos que estos vuelvan a su tamaño habitual. Además, también ayudamos a que se oxigenen los músculos y se “calienten” para la actividad física.

3. Procura practicar el running de manera grupal

Si bien a varios runners les encanta realizar el running de manera solitaria y disfrutar de la experiencia en un modo personal, los expertos recomiendan realizar esta actividad deportiva de manera grupal al menos una o dos veces semanales. Con esto, además de compartir experiencias con otros runners y conocer nuevas tácticas, mitiga los niveles de estrés y nos ayuda a salir de la zona de confort. Por otra parte, practicar el running de manera grupal fomenta la competitividad, nuevas metas y objetivos diferentes.

4. ¿Practicar usando pesas o no?

Muchos atletas recurren al uso de pesas en el running para estimular aún más la potencia al realizar carreras. También suelen combinar el running con otras actividades físicas de mayor intensidad para así conseguir más resistencia y musculatura. Sin embargo, la práctica del running ya sea con pesas o combinándolas con otros entrenamientos dependerá de lo que considere nuestro médico deportivo y entrenador. Vale recordar que todo ello dependerá de nuestra condición física e interna, además de los hábitos que llevábamos previamente.

5. Sé perseverante

El running es una actividad física que dará buenos resultados solo si perseveramos y nos motivamos a ello. Recuerda que si vas a iniciarte en este mundo es muy probable que sufras dolores musculares al inicio, ya que tus músculos y huesos necesitan readaptarse y acondicionarse a la nueva realidad deportiva.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here