Esta es una pregunta que muchos se han hecho, porque vamos a estar claros, los tratamientos médicos de este estilo no son nada económicos. Sin embargo, y aunque existen muchos otros tratamientos, aquí sólo te daremos los procedimientos naturales que te ayudarán a blanquear tus dientes y que no tienen repercusiones en tu salud dental. ¡No te lo pierdas!

Trucos naturales para blanquear tus dientes en casa

1. Come fresas

Las fresas pueden ayudar a blanquear los dientes debido a que contienen una enzima llamada ácido málico y vitamina C. El astringente que se encuentra en las fresas ayuda a eliminar las manchas superficiales, mientras que la vitamina C ayuda a lavar la placa. Asimismo, tal como se reseña en el ABC, expertos dicen que el «blanqueado» de los dientes no es tal cosa, sino que las fresas ayudan a fortalecer el esmalte dental y un esmalte dental más fuerte, luce más ‘limpio’. 

Sea cual sea la razón, las fresas ayudan a mantener los dientes más ‘claros’. Para lograrlo, hay quienes recomiendan triturar algunas fresas y cepillarse con la mezcla una o dos veces a la semana puede tener resultados positivos a largo plazo. Aunque la opción que más nos convence es comer las fresas, asegurándonos de masticar muy bien y conseguir que se haga «el cepillado» libremente, mientras comes. 

2. Usa hilo dental

Tal parece que habituarse al uso del hilo dental no es tan fácil para las personas como el cepillado regular. Lo que debes saber es que muchos dentistas e higienistas están de acuerdo en que el uso del hilo dental es, incluso, más importante que el cepillado.

cinta dental blanquear los dientes

Simplemente, el hilo dental puede quitar fácilmente las manchas entre los dientes y prevenirlas, por lo que los ayuda a verse más blancos.

3. Bicarbonato de sodio y limón ¡CON CUIDADO!

Este es uno de los trucos que más fama tienen en la web. Sin embargo, debes tener sumo cuidado al aplicarlo. La reacción química del bicarbonato de sodio con los cítricos de jugo de limón tiene un efecto de aclarado en los dientes pero también puede cobrar su cuota en el esmalte dental. Tanto el limón como el bicarbonato tienen efecto aclarante, incluso por separado, pero juntos son más eficaces. Por otra parte, no hay que esperar milagros de esta mezcla, ya que básicamente se encargará de eliminar las manchas y color provocados por hábitos como el consumo de café o el tabaco, pero en ningún caso cambiará el color natural de tus dientes. 

Para el blanqueamiento, debe cepillarse con esta solución como máximo una vez por semana, ya que puede desgastar el esmalte de los dientes si se usa con demasiada frecuencia. Si notas que te ha provocado cierta irritación, el bicarbonato de sodio puede ser demasiado abrasivo para tus encías, así que deberás dejar de usarlo inmediatamente. 

Como ya hemos dicho, estas son algunas alternativas caseras al blanqueamiento dental, con sus pro y sus contras. Recuerda que la prevención y el cuidado diario suele ser mucho más efectivo en estos casos ¡Cuida tu salud bucal!

También te podrían interesar:

– 10 claves para vencer ese mal aliento

– 3 Remedios naturales contra la diabetes

– 5 remedios naturales contra la depresión

Imágenes: Blue Skyz StudiosPat David

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here