Valora este post

Primera o segunda vivienda. De alquiler o en propiedad. Un apartamento o un adosado. Da igual, a todos nos entran los 7 males cuando tenemos que pensar en amueblar y decorar la casa para que deje de parecer un espacio vacío y se convierta en un auténtico hogar.

Tu casa nueva equipada y a punto en un visto y no visto

La cocina, tu primer objetivo

Decoración 2

En la cocina se hace la comida. ¿No es este motivo suficiente para que comiences por aquí? Seguro que sí, pero déjanos contarte más. Sin poder cocinar, no puedes mudarte. Es algo absolutamente imprescindible, al igual que el baño esté en pleno funcionamiento (esto suele ser más habitual porque ya suele quedar listo desde fin de obra).

Vas a necesitar alimentarte y alimentar a los tuyos, así que, antes que nada, elige el mobiliario. Hoy día existen materiales ultra resistentes para armarios, cajoneras, tiradores y encimeras. Además, tienen una estética muy bonita y llamativa, ¡apostamos a que te va a costar decidirte!

Por otro lado, es imprescindible que selecciones cuanto antes los grandes electrodomésticos. Esto también puede resultarte algo estresante. Hay una gran variedad de marcas y modelos en el mercado. Las prestaciones de cada gama son distintas y los precios difieren muchísimo.

Observa bien las funcionalidades de cada artículo dentro de una misma categoría. Por ejemplo, las neveras. Descarta de entrada todo aquello que realmente no necesites, o haz al contrario: elabora una selección de imprescindibles sin los que no puedes pasar.

Doble puerta, arcón congelador extragrande, función anti escarcha, máquina de hielos incorporada, alarma de puerta abierta, etc. La idea es que descartes todos aquellos modelos que pecan de exceso o de falta de requisitos. Una vez tengas esta parte solucionada, es hora de pasar al siguiente nivel.

Ten muy en cuenta la eficiencia energética. Compra siempre aquellos aparatos electrónicos que tengan la máxima calificación. Aunque puedan ser un poco más caros, a la larga, tu bolsillo y el medio ambiente lo agradecerán muchísimo. Trata de ser responsable en este sentido.

Cíñete a tu presupuesto. Piensa que no tiene ningún sentido gastar mucho en la nevera y después escatimar con el horno o la vitrocerámica. Procura que todos los electrodomésticos de tu cocina tengan más o menos el mismo nivel de calidad.

No vale la pena que compres nada de segunda mano. Tendrás pocas o ningunas garantías y una avería prematura terminará por costarte demasiado. En resumen: no compensa. Es preferible optar por electrodomésticos de gama baja en el caso de que tu presupuesto sea muy ajustado.

Si después de todos estos consejos, todavía no lo tienes claro, lo mejor es que consultes una comparativa. Por ejemplo, este recomendable análisis de lavadoras en todohogar puede ayudarte mucho a tomar la decisión. Después de leerlo, sabrás con exactitud qué modelo necesitas.

Invierte en descanso y comodidad

Decoración 3

Hay dos lugares en los que pasamos mucho tiempo al llegar a casa después de una dura y larga jornada laboral. Exacto, lo has adivinado: el sofá y la cama. Es normal, precisamente estamos deseando llegar y descansar tras un largo día en la oficina y nuestros quehaceres en el exterior.

Es lógico pensar que es imprescindible invertir en aquel mobiliario que más usamos y donde, aparte, nuestro propio cuerpo descansa. Se trata de una inversión en salud, por eso te recomendamos encarecidamente que selecciones muy bien tu sofá y tu cama.

Para el primero, además de tener en cuenta la comodidad, tienes que fijarte en el material. Si tienes niños o mascotas, elige un tejido lavable que se pueda limpiar con facilidad. Opta siempre por lo más práctico en estos casos. Si tus circunstancias son otras, ¡atrévete con lo que sea!

En el caso de la cama, la estructura es lo de menos. Sí, esta es la parte estética y es importante, pero mucho más importante son el somier y el colchón. Aquí es donde realmente tienes que poner el foco. Deben durarte años y ofrecerte muchísimas noches de descanso reparador, no lo olvides.

Los colchones viscoelásticos no tienen por qué ser colchones carísimos. Si estás buscando colchones baratos, sin sacrificar la calidad, date un paseo por la sección de colchones baratos en CS Descanso. Encontrarás opciones asequibles y dormirás como un lirón al apagarse las luces.

Como último apunte, ten en cuenta la garantía siempre que compres cualquier mueble, electrodoméstico o artículo de equipamiento para el hogar. Asegúrate de que tienes unos cuantos días para poder probarlo y devolverlo en el caso de que no cumpla con tus expectativas.

No seas uno de esos compradores compulsivos que se deja arrastrar por las ofertas y promociones engañosas. Elige de manera inteligente comparando y evaluando bien tus necesidades. De esta forma no te quedarás corto, pero tampoco te pasarás. En definitiva: ¡actúa con buen entendimiento!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here