¿Eres consciente de que fumar es muy perjudicial para la salud y estás pensando en dejar este mal hábito? ¿Has intento dejar de fumar usando terapias de reemplazo de nicotina o medicamentos recetados por tu médico, pero no lo has conseguido? No te preocupes, todavía quedan soluciones para ti. En este artículo te voy a contar lo que han conseguido un grupo de investigadores.

La terapia de reemplazo de nicotina y ciertos medicamentos se utilizan a menudo como ayuda para dejar de fumar. Pero un nuevo estudio sugiere que puede haber otra manera de dejar de fumar. Este sistema implica la manipulación del sistema de recompensa del cerebro a través de las creencias. Los investigadores dicen que sus hallazgos «van más allá del efecto placebo», lo que sugiere que las creencias por sí solas pueden eliminar o aumentar los efectos cerebrales de la nicotina.

El estudio

El estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, reveló que los participantes a los que se les dijo que sus cigarrillos no contenían nicotina mostraron menos actividad en las áreas del cerebro implicadas la adicción (las vías de recompensa-aprendizaje), lo que sugiere que las creencias de una persona acerca de la nicotina puede influir en la adicción de una persona a la misma.

El tabaquismo es la principal causa evitable de muerte en la mayoría de los países desarrollados y, aunque hay otros agentes tóxicos en los cigarrilos que son responsables de los efectos perjudiciales para la salud del consumo de tabaco, es la nicotina que causa la adicción al mismo.

Según el equipo de investigación, dirigido por Read Montague, director de la Unidad de Psiquiatría Computacional en el Instituto de Investigación de Tecnología Carillon, en Virginia, la nicotina estimula las vías nerviosas en el cerebro asociadas con el placer y recompensa, que es lo que impulsa a la adicción a la nicotina.

En su estudio, Montague y su equipo se propusieron investigar si las creencias de los fumadores sobre la nicotina, en lugar de su consumo real de la nicotina, podrían modificar la actividad en las vías de recompensa de aprendizaje del cerebro.

Los investigadores señalan que las creencias se sabe que contribuyen al efecto placebo, es decir,  la idea de que un tratamiento (que en realidad es un «farsante»( tendrá un efecto positivo sobre la base de la expectativa de que así será.

«Es un tema creencia de que él o ella está recibiendo un tratamiento podría conducir a una mejora observable incluso en ausencia de fármacos activos», señalan los autores. «Estos efectos del tratamiento son llevados a cabo supuestamente  por procesos neurobiológicos generalmente asociados con las acciones farmacológicas de fármacos activos, a pesar de que no se administran fármacos activos.»

Fumar perjudica seriamente la salud

Baja actividad de recompensa-aprendizaje para aquellos que creían que fumaban cigarrillos sin nicotina

El equipo probó si un efecto similar se observa a en 24 fumadores que fueron divididos en dos grupos. A los sujetos de un grupo se les dijo los cigarrillos que iban a fumar no tenían nicotina. No obstante, todo fumaron cigarillos convencionales, es decir, con nicotina.

Después de fumar, todos los participantes se sometieron a resonancia magnética funcional. Durante los escáneres cerebrales, jugaron un partido de aprendizaje basado en la recompensa, en la que se les dio dinero. Además, se les pidió que se compraran algo con lo que obtuvieron. La intención era obtener un gráfico histórico sobre el efecto de las acciones, así como medir tanto su actividad en las vías de recompensa-aprendizaje del cerebro como el efecto sobre el comportamiento de elección.

Los resultados del estudio revelaron que los participantes que creían que habían fumado nicotina tenían mucho mayor actividad en sus vías de recompensa-aprendizaje que los que creían que sus cigarrillos estaban libres de nicotina. Ambos grupos también tomaron decisiones muy diferentes en el juego de aprendizaje basado en la recompensa.

Estos hallazgos, dicen los investigadores, «van más allá del efecto placebo», lo que sugiere que la creencia por sí sola puede eliminar o aumentar los efectos cerebrales de la nicotina.

En el siguiente vídeo los investigadores explican brevemente las conclusiones de su estudio:

Imágenes – CheruylholtTsca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here