Actualmente, aún no somos del todo conscientes de los peligros que atañe contaminar. Tirar una bolsa de plástico al mar puede tener unas consecuencias devastadoras. Aunque, quizás, como no nos afectan de forma directa nos de bastante igual y, por eso, continuamos no tomando las precauciones necesarias para evitar el sufrimiento, sí inmediato, de otros seres vivos de este mundo. En este caso la protagonista es una ballena.

Una ballena con 30 bolsas de plástico en su estómago

Apareció en las costas de Noruega, pero no estaba muerta. Era una ballena, un ejemplar conocido como Ziphius cavirostris, que se encontraba convaleciente. Este ejemplar está en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Es decir, se encuentra en peligro de extinción.

Los guardias costeros intentaron salvarle la vida a la ballena por todos los medios posibles, pero esta no respondía. No sabía lo que le pasaba, así que sin desearlo se vieron en la necesidad de sacrificarla. Posteriormente, la trasladaron a la Universidad de Bergen donde los investigadores se encargaron de hacerle la autopsia.

Nadie se creería lo que encontraron dentro de la ballena. Aquello que le había provocado la muerte eran, ni más ni menos, que 30 bolsas de plástico y envases del mismo material que se amontonaban en el estómago de este valioso ejemplar que se alimenta de peces de aguas profundas y calamares.

Los investigadores determinaron que la ballena estaba en grave peligro de desnutrición a causa de esta ingesta de plástico. Los envases y las bolsas habían obstruido sus intestinos, lo que había evitado que consumiese alimento durante un largo periodo de tiempo. A causa de esto, la ballena perdió grasa, energía y todo lo necesario para sobrevivir.

Sin embargo, aunque esto resulta aterrador, más aún lo es el hecho de que los investigadores afirmaron que lo más seguro es que el ejemplar sufriera fuertes dolores estomacales a causa de la obstrucción por envases de plástico.

El encuentro con esta ballena deja patente una realidad de la que somos conscientes, pero que rápidamente se nos olvida. Se estima que hay hasta unos 5 billones de elementos de plástico en todos los océanos del mundo. Solo en Europa se utilizan 100 millones de bolsas de plástico, de las que se cree que 8 millones terminarán en los océanos a merced de los habitantes marinos.

¿Te preocupa este tema? ¿Quieres saber más sobre él? Entonces te animamos a que descubras más sobre la situación de los océanos en nuestro artículo ¿Sabías que existen islas de basura en nuestros océanos?

Imágenes: Vicente VillamónBiodiversity Heritage Library,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here