Desde hace varias décadas, se viene hablando de esa enorme e importante conexión existente entre los seres humanos y el Universo, sin embargo, ya hay teoría científica que sugiere que el Universo, el Internet y tu cerebro tienen más en común de lo que creemos.

El Universo, el Internet y tu cerebro. ¿Qué tienen en común?

De acuerdo con el astrónomo Carl Sagan: «Alguna parte de nuestro ser sabe que es de aquí que venimos (…) Anhelamos regresar. Y podemos. Porque el cosmos está también dentro de nosotros. Estamos hechos de estrellas. Somos una manera para que el cosmos se conozca a sí mismo «.

Pero, ¿qué tan cierto es esto? De acuerdo con un estudio reciente publicado en la revista científica Nature’s Scientific Reports  no sólo somos estrellas, sino que puede haber una especie de circuito de retroalimentación cósmica en el diseño de nuestros cerebros y lo que hemos creado usándolos, como es el caso del Internet.  Es decir, los patrones de crecimiento y la estructura del Universos son muy similares a los del cerebro.

«De ninguna manera afirmamos que el universo es un cerebro global o una computadora», dijo Dmitri Krioukov un científico investigador de la Universidad de California en San Diego y también uno de los coautores del estudio. Pero si bien el estudio no pretende describir al universo como una especie de intelecto vasto y cósmico, Krioukov dice que existen similitudes entre el universo y el cerebro humano: «La equivalencia descubierta entre el crecimiento del universo y las redes complejas sugiere con fuerza que las leyes que gobiernan la dinámica de estos sistemas complejos muy diferentes son inesperadamente similares«.

Estos estudiosos descubrieron en su investigación que la dinámica de crecimiento a gran escala de redes complejas y redes causales son a grandes rasgos las mismas.

Es más, las proyecciones originales ponen la simulación en tres o cuatro años de tiempo de ejecución. El equipo de investigación logró acelerar drásticamente este proceso al paralelizar y «optimizar» la simulación, hasta el punto de que finalmente pudieron ejecutar todo en un día.

«Además de ser capaces de completar estas simulaciones mucho más rápido de lo que se había imaginado, los resultados coincidieron perfectamente con las predicciones teóricas de los investigadores», dijo Robert Sinkovits, un informático con SDSC.

Pero, ¿no podrían estos resultados ser una mera, afortunada coincidencia? Los autores consideran que la teoría de coincidencia es «extremadamente baja”, pues: «Las coincidencias en la física son extremadamente raras, y casi nunca suceden. Siempre hay una explicación, que puede no ser inmediatamente obvia. »

De resultar ser cierta la teoría, esto representaría grandes avances en el estudio del universo y el cerebro de los seres humanos, lo que a su vez formaría nuevas líneas de investigación y un Universo entero por descubrir.

¿Se te había ocurrido pensar que quizás inconscientemente creamos cosas con patrones similares, como pasa, según la mencionada investigación, entre el Internet y tu cerebro? ¡Coméntanos!

También te podría interesar:

Cuásar, el objeto más brillante del Universo conocido

Imágenes: skeeze; geralt

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here