La mayoría de las enfermedades relacionadas con la visión se pueden prevenir si se acude periódicamente a revisiones oftalmológicas. Es el caso del desprendimiento de retina, una patología que afecta a una de cada 10.000 personas. La tasa de éxito en la operación es del 95 %, si se detecta y trata a tiempo.

Los problemas oculares entre la población han aumentado en los últimos años. Esto se debe, en parte, a que cada vez más personas trabajan más horas frente a pantallas. Si bien es cierto que hay muchas pautas que se pueden seguir para evitar estos problemas, la mayoría de personas no les dan importancia.

1. ¿Cada cuánto tiempo se recomienda revisar la vista?

La Organización Mundial de la Salud establece unos parámetros generales en cuanto a la frecuencia de las revisiones. De esta forma, se recomienda acudir a una clínica oftalmológica una vez al año, cuando se trata de una persona de entre veinte y cuarenta años. Incluso si esta no tenga ningún síntoma aparente. Los niños, adolescentes, personas mayores de cuarenta años y aquellas que tengan algún problema visual deben revisar su vista periódicamente, según las indicaciones del oftalmólogo.

2. ¿Por qué es importante hacerse chequeos médicos?

importancia de los chequeos medicos visuales

La mitad de los casos de pérdida visual se pueden prevenir con una atención temprana, por lo que es altamente recomendable realizar revisiones periódicas. Acudir al oftalmólogo con cierta periodicidad ayuda a mantener una vista sana y a detectar alteraciones visuales de forma precoz, por lo que es imprescindible para tener una óptima salud visual.

Una de las alteraciones oftalmológicas más frecuentes son las cataratas y, por su parte, el desprendimiento de retina es una enfermedad grave que puede ocasionar la pérdida de visión completa si no se detecta y trata a tiempo.

Las personas que tienen detectado algún problema ocular también deben revisar su vista con la frecuencia que se les indique. Quien utiliza gafas o lentes de contacto no puede olvidar el hecho de acudir a los chequeos, ya que sus problemas pueden aumentar severamente si no se realiza un seguimiento. Determinar enfermedades más graves es muy sencillo cuando se siguen las pautas recomendadas.

3.¿Qué consecuencias puede tener no revisar la vista habitualmente?

Casi el 70 % de los españoles tienen algún problema de visión y ciertas alteraciones aparecen durante la infancia. Aunque la miopía no es una enfermedad, si se alcanzan determinadas dioptrías, se puede a llegar a tener una importante limitación visual. Además, las personas con altas miopías (más de 6 dioptrías) pueden desarrollar graves problemas visuales, especialmente, en la retina. La ceguera total o parcial preocupa a los expertos, pero los problemas visuales generan también otro tipo de problemas que van más allá de los ojos. Una discapacidad visual no tratada puede generar dolores musculares en otras partes del cuerpo como el cuello, hombros o columna vertebral. Algunas personas que tienen dificultad para ver correctamente tienden a inclinar la cabeza o a adoptar posturas corporales incómodas a fin de ver con más claridad.

Los efectos secundarios de una mala visión afectan a todo el cuerpo y van desde las contracturas musculares a los dolores de cabeza. Por eso es muy importante revisar la vista periódicamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here