Aunque se ha especulado mucho, parece ser cada vez más claro que la verdadera Alicia fue Alice Pleasance Liddell (1852-1934), cuarta hija de Henry Liddell, decano en Oxford, y de su esposa Lorina Hanna Reeve. En 1855, Charles Lutwidge Dodgson, nombre real de Lewis Caroll, se hizo amigo de la familia reuniéndose con ellos en Oxford. Allí paséo con la familia en bote durante varios días. Dodgson se ganó a las pequeñas de la familia contándoles historias fantásticas, llegando a obsesionarse con la pequeña Alicia. La brusca ruptura de la amistad entre los Liddell y Dodgson en 1863, cuando Alicia contaba 11 años, es uno de los puntos oscuros de una historia que los biógrafos del escritor han conseguido aclarar.

La verdadera Alicia: la favorita, alejada de Lewis Carroll

Una recopilación de las cartas y fotografías de Lewis Carroll ha puesto en evidencia hasta dónde llegaba la obsesión del escritor por las niñas. A Caroll, sobre el que siempre ha recaído la sospecha de ser pedófilo, le encantaba fotografiar a las niñas pequeñas, aunque siempre solicitando permiso a los padres. El escritor solía realizar fotografías en las que recreaba entornos idílicos, retratando a las pequeñas como heroínas de cuentos. Servando Rocha, autor del libro “El hombre que amaba a las niñas”, señala que parece que el interés de Caroll no era sexual, ya que ninguna de las niñas denunció abusos por parte del autor. Aunque habría que puntualizar que en aquella época era extraño que se hiciese caso a los testimonios de los niños, que ellos mismos se atreviesen a denunciarlo y trascendiese fuera del hogar.

verdadera Alicia
Fotografía de la verdadera Alicia y sus hermanas Lorina, en el centro, y Edith, izquierda.

La serie de indicios de la actitud obsesiva de Caroll hacia las niñas, y especialmente hacia Alicia, son realmente perturbadoras. Así, el propio Caroll y/o su entorno censuraron algunas de las cartas tachando párrafos, al tiempo que aparece escrito “quemar antes de abrir” en un sobre en el que el autor guardaba cinco fotografías con desnudos infantiles.

Alice, carroll

Además, parece que Caroll o su entorno también censuraron sus diarios. Así, se constata la falta de algunas hojas de los mismos, entre ellas la hoja de un día que parece marcó un antes y un después en la relación entre Alicia y su familia y el escritor.

verdadera Alicia pequeña
La verdadera Alicia

¿Qué ocurrió entre la familia de Alicia Liddell y Lewis Carroll?

Según los biógrafos de Caroll, ese día de junio de 1863 que falta en el diario sería el día que éste habría pedido a los padres de Alicia la mano de la niña en matrimonio. En ese momento Alicia sólo tenía 11 años y la petición de Caroll enfadó a los padres y llevó a que la amistad se fuese enfriando y se fuesen distanciando. Otras teorías señalan que el corte en las relaciones pudo deberse al posible enamoramiento que Lorina, la hermana mayor de Alicia y que entonces contaba con 14 años, sintió hacia Lewis Caroll.

verdadera Alicia
La verdadera Alicia Liddell de adulta

Sea como fuere, sí parece claro que Alicia Liddell fue la principal inspiración de los libros “Alicia en el país de las maravillas” y “Alicia a través del espejo” de Caroll. Fue para ella y sus hermanas para quiénes el autor inventó el relato y la fascinación que sintió el autor por la niña fue real. Una fascinación por las niñas pequeñas que el autor desarrolló hacia otras niñas a lo largo de su vida, pero que, y según cuentan sus biógrafos, desaparecía cuando ellas iban creciendo y madurando, momento en el que cortaba la relación de amistad con ellas.

También puede interesarte saber el por qué de la locura del Sombrero Loco en «Alicia en el País de las maravillas».

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here