Hay espacios del mundo que no parecen reales, cosas que no nos explicamos, que parecieran provenir de un futuro lejano, pero que son realmente sorprendentes, maravillosas en arquitectura desde su concepción, y que nos deleitan con su presencia. Entre estos lugares se encuentra el maravilloso templo budista Wat Rong Khun, uno de los lugares más impresionantes que puedes encontrar en Tailandia. ¿Quieres conocerlo todo sobre este lugar? Pues en Supercurioso estuvimos investigando un poco al respecto y hoy te contamos todo lo que debes saber acerca de este maravilloso templo.

Wat Rong Khun, el templo budista de la ciencia ficción

Wat Rong Khun, el templo budista de la ciencia ficción

Así como la capilla con gárgolas de los gremlins y Mazinger Z, este lugar parece salido de un universo ficticio. Parece, genuinamente, sacado de un mundo de fantasía del que Disney querría apropiarse. Fascinantemente blanquecino, nos sorprende más cuando se reviste de colores, y nos aclara de una buena vez que en el mundo todo es posible, que el hombre puede hacer cosas sorprendentes, y es que este templo es, por sí mismo, una obra de arte, una estructura alucinante obra del esfuerzo y de las mentes más creativas.

Pero no nos podemos quedar en lo alucinante, tenemos que averiguar más sobre él origen de este lugar, profundizar en los distintos espacios que ofrece y chequear cada una de las maravillas que lo componen, además de indagar un poco en los componentes religiosos del budismo que encontramos en este hermoso lugar.

1. Los orígenes del Wat Rong Khun

Wat Rong Khun, los orígenes del templo

Para indagar en los orígenes del templo Wat Rong Khun no hay que irnos tan lejos, basta con retroceder hasta 1996. No obstante, antes de que se alzara este hermoso templo, ya sus cimientos eran un lugar históricamente sagrado para los budistas, pues allí reposaba otro templo que, por falta de presupuesto, nadie se avocó a reparar. ¿Qué ocurrió entonces? En el año 1996 el artista Chalermchai Kositpipat entró en acción: él tenía un proyecto, construir un templo budista moderno, que fuera representante de todo lo que el budismo enseñaba.

Kositpipat era un pintor, pero para este proyecto también jugó el rol de arquitecto y diseñó una remodelación especial para este espacio, el cual financió con sus propios ahorros, con lo que terminó transformando el templo por completo, y convertirlo en lo que es en la actualidad. Sin embargo, y por hermosa que se ve esta construcción hoy en día, la verdad es que este templo está lejos de ser terminado. El trabajo de ampliación del templo continúa, y de hecho no se prevé que termine hasta 2070, cuando será todo un monumento mucho más fantástico del que ahora es.

Una vez finalizado, se espera que el conglomerado conste con 9 edificios distintos, que funcionaran como templo budista, un lugar para reliquias, un espacio para meditar, galerías de arte y algunas dependencias para los monjes. En resumen: lo tendrá todo. Y el objetivo será crear el espacio más maravilloso para que los visitantes aprendan a meditar, a contemplar el mundo, y esparcir, como el polen en primavera, las enseñanzas del gran Buda.

2. Los elementos del templo

Wat, Rong Khun, los elementos del templo

Basta con llegar al templo para encontrarnos con el Ubosot, el espectacular puente que debemos atravesar para lograr ingresar al templo. El Ubosot es como una alegoría, cruzar por él es como pasar por el purgatorio, y las manos que se alzan a nuestros lados representan la tentación, la codician, la vanidad y otros pecados capitales a los que siempre se ve tentado el hombre. Este bosque de súplicas escalofriantes simboliza todo lo que el hombre debe atravesar y superar para conseguir la felicidad. Según la filosofía budista, esto representa el paso a la reencarnación.

Pero hay mucho más que ver en este puente, sobre todo figuras del budismo, animales mitológicos o híbridos entre hombres y pájaros que no solo son una muestra religiosa, sino una demostración de la pureza arquitectónica de esta construcción.

Si logramos traspasar el puente que abre el camino al Wat Rong Khun, llegaremos al edificio central, y como todo en esta edificación es blanco y con múltiples piezas de cristal, lo que representa para el budismo la pureza y la pureza de la filosofía budista. Pero no te dejes engañar, si lo ves hermoso en el exterior pues tendrás que aguantarte, pues lo más hermoso del lugar se encuentra en su interior, en lo profundo del templo, donde se lleva a cabo todo un debate artístico entre la cultura occidental y la oriental, así como la lucha entre el bien y el mal. ¿Lo que más llama la atención? El mural que podemos encontrar en su interior y del que te hablaremos a continuación.

3. El curioso mural del templo blanco

Ah, el interior del Wat Rong Khun, lleno de figuras de la cultura pop, la representación del consumismo como mal del hombre, el desgaste de la vida y, en contraste, la pureza del no necesitar mucho, la vida budista como anhelo de verdadera grandeza y trascendencia del espíritu. Eso es lo que podrás encontrar en su interior, en el cual, lastimosamente, no se permiten fotografías. Por eso mismo tendrás que ir tú mismo a conocerlo, ya que el budismo no cree en los productos audiovisuales de consumo masivo, que banalizarían su templo, sino en la apreciación calmada de todo lo que en él se encuentra.

En el gran mural del interior encontrarás distintas figuras representativas de Occidente, como una representación del ataque terrorista a las Torres Gemelas, o Darth Vader, Harry Potter o algunos personajes de Mátrix, Michael Jackson, George Bush, unos zapatos Converse, un embrión en un útero artificial y muchas otras figuras que te llamarán a la reflexión.

Frente al mural, haciéndole directa contraposición, se encuentran varias figuras de Buda, lo cual suele ser interpretado como una crítica a la cultura popular, a lo pop, a lo barato y de consumo masivo, lo cual debe ser dejado de lado para alcanzar un nuevo carácter espiritual que le de verdadero valor a la vida, y no solo tenga a los hombres como valor de producción y consumo. Es la eterna oposición entre el bien y el mal, representada magistralmente por Kositpipat, y que ha dado de qué hablar en todo el mundo. La interpretación, no obstante, queda en manos de cada quien.

Hay mucho más que ver en este hermoso templo, pero algunas cosas no te la podemos contar nosotros, algunas cosas fueron hechas para ser vividas. Así que, ¡anímate! visita este hermoso lugar, y por si llegas a ir próximamente aquí te dejamos más que ver en Tailandia. 

Ya para cerrar, recuerda dejarnos un comentario con tus opiniones sobre este lugar. ¿Te gustaría conocer el templo Wat Rong Khun? ¿Qué te parece? ¿Cómo crees que se vea en el 2070? ¡Estaremos deseando leerte!

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here