Y tú… ¿También dejas de respirar por la noche? Sabemos que dicho así puede causar algo de alarma, cierta ironía y un matiz de sorna al pensar que te estamos tomando el pelo.

Ahora bien, estamos ante una realidad evidente. Según los expertos 1 de 15 adultos dejan de respirar durante varios segundos a lo largo de 30 veces durante toda la noche. Es lo que se conoce como «apnea del sueño».

Así pues, si eres de los que cuando cae en brazos de Morfeo suele roncar, lejos de verlo como algo sin importancia o como ese matiz por el que se queja tu pareja cada día y al que no quieres poner remedio, párate unos instantes en pensar lo siguiente: ¿Cómo le puede afectar a tu cerebro el hecho de no recibir oxígeno durante unos segundos a lo largo de varios años?

La apena del sueño puede ocasionar desde accidentes cerebrovasculares o derivar en insuficiencia cardíaca. Debemos tenerlo en cuenta.

Y tú… ¿también dejas de RESPIRAR por la noche?

Gran parte de la población ronca, e incluso nuestras mascotas lo hacen. ¿Has escuchado roncar a tu perro alguna vez? Lo vemos como algo gracioso, aunque queda claro que en muchos casos puede ser un verdadero problema a nivel de pareja.

Lo más complejo de esta enfermedad es que la podemos sufrir sin saberlo. Para los médicos no es nada fácil de diagnosticar, puesto que no es algo que pueda observarse mediante un análisis de sangre. Solo lo podrán averiguar si pasamos algunas noches en las unidades del sueño que se disponen en muchos hospitales, para conocer los hábitos de descanso de las personas, y sus posibles enfermedades asociadas.

hombre roncando

Veamos ahora qué características tiene esta patología respiratoria:

  • La apnea se caracteriza por una obstrucción repentina de la respiración. Hay una pausa y luego, un intento por súbito por respirar donde el aire trata de abrirse camino por esas vías cerradas o muy estrechas, ocasionando así «el ronquido».
  • Lo sufren mayoritariamente hombres, pero también mujeres. Es común que este problema se asocie muchas veces a un ligero sobrepeso, y en personas que ya tienen antecedentes familiares.
  • Las causas son múltiples, y puede ir desde un tono muscular algo bajo en la lengua y la garganta, tener amígdalas inflamadas, vegetaciones, tejido excesivo en la garganta a causa de la obesidad e incluso disponer de factores estructurales algo diferentes como un paladar blando y grande, mentón pequeño pero paladar amplio, una úvula grande…

mujer roncando

Como ves, y dada la complejidad de sus elementos desencadenantes, puede hacer que la padezca una buena parte de la población, y que no pueda diferenciarse mucho del clásico ronquido. Ahora, bien, sólo con el simple hecho de «dejar de respirar» durante unos segundos entre 15 y 30 veces durante la noche, va a hacer que al cabo del tiempo, tengamos una sintomatología muy clara:

  • Tener dolor de cabeza cuando nos levantamos.
  • Sentirnos muy cansados, como «embotados» y con pequeños mareos, la boca seca…
  • Somnolencia, necesidad de dormir cuando llega la tarde.
  • Hormigueos y calambres en las piernas.
  • Problemas para concentrarnos

apnea del sueño infografía

Lo más recomendable es sin duda acudir al médico cuando los ronquidos, hacen acto de presencia en nuestra vida y además, llegan esas cefaleas tan molestas. El tratamiento dependerá siempre de nuestro caso particular y la cantidad de «paradas respiratorias» que tengamos durante la noche.

Si son pocas se recomienda bajar de peso, hacer deporte y cuidar de la alimentación. Si son muchas, los médicos pueden optar o bien por una intervención quirúrgica o por la clásica mascarilla, o lo que se conoce como CPAP, un generador de presión que impide que nuestra respiración se colapse.  

Así que ahora dinos… ¿Tienes tú estos síntomas? ¿Sueles roncar por la noche? No dudes en dejarnos tus comentarios y en recordar nuestro artículo:

Parálisis del sueño: Tu peor pesadilla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here