Valora este post

En Supercurioso te contamos una vez cuáles eran los 9 trucos de los supermercados para que comprases más, en esta ocasión nos fijamos en las tiendas de ropa. ¿No te ha ocurrido alguna vez que nada más entrar en una tienda te entran unas ganas locas de comprar prendas nuevas? Te presentamos 10 trucos de este tipo de negocios que te llevan a tener esta sensación.

Para realizar este artículo nos hemos fijado en los comentarios del consultor de merchandasing Karl McKeever -quien ha presentado un programa en la BBC, llamado «The Fixer»y que asesora grandes marcas como Marks Spencer o Sainsbury’s- en los que develaba los secretos del «momento compras», que experimentamos en ocasiones en algunos establecimientos, especialmente en tiendas de ropa; y en los conceptos presentados por Paul Underhil (autor del libro «Why we buy?: The Science of Shopping«).

Dicho esto, vamos a descubrir cuáles son los trucos de las tiendas de ropa para hacer que gastemos más.

1. Mira dónde pisas

En algunas de las tiendas de ropa que visitamos dan mucha más importancia al suelo de lo que creemos. ¿Cómo lo hacen?

Usan moquetas y alfombras para enlentecer el caminar de una forma natural. Cuanto más suave y gruesa es la alfombra más cómodo y despreocupado vas, por lo que será más fácil que gastes, ya que estarás menos tenso.

moqueta

Además, también está comprobado que, por ejemplo, los suelos de madera gustan mucho, tanto a hombres como mujeres. No obstante, la madera de colores claros lleva a comprar más a las féminas, al contrario que a los hombres, que se sienten más estimulados por los tonos oscuros.

2. Atraerte y superar «la zona muerta»

¿Cuál es la «zona muerta»? Es aquella que engloba el espacio cercano a la entrada. El comprador entra y decide con una mirada si quieres seguir adelante o no.

la zona muerta

¿Cómo consiguen atraerte? Ponen toda la ropa de nueva temporada a la vista para que te llamen la atención los colores y las formas de las novedades y te decidas a traspasar definitivamente el umbral.

3. Ponerte a tono con música muy específica

La música es básica para generar un ambiente «shop-friendly».

Karl McKeever asegura que en una tienda de moda juvenil lo ideal es poner música muy energética y a todo volumen que aumente el ritmo cardíaco y transmita una sensación delirante y festiva, que anime a comprar más despreocupadamente y con más emoción.

escaparetes caros

Por el contrario, en una tienda de cosméticos la música ideal es aquella más romántica, que cree un ambiente más amable y que ayude al consumidor a detenerse a estudiar los distintos productos y probárselos, asegurando un poco más su compra.

4. El secreto de un buen ambiente: el aroma

El olor también es esencial a la hora de comprar. Una fragancia que funciona perfectamente es la de «polvos de talco«, irremediablemente el comprador la relaciona con bebés y, por lo tanto, con tranquilidad. Transmite una sensación muy positiva que hace que compremos muy poco tensos e invirtamos más tiempo en observar los productos.

Otra forma de manipular con olores al cliente durante las fiestas es usar un perfume más navideño: una mezcla de canela, chocolate, velas… Este aroma hace que el comprador se sienta más festivo y generoso-asociándolo con la Navidad- y, por lo tanto, compre más.

5. Lo amontonado ATRAE

¿Sabes esos montones desordenados que hay en muchas tiendas y que, a veces, ni si quiera son ofertas? ¿Verdad que alguna vez te has acercado para ver de qué se trataba?

Muchas tiendas de ropa crean ellas mismas este efecto amontonado para que el cliente se acerque, ¿por qué? Porque si está desordenado nuestro cerebro deduce, automáticamente, que mucha gente se ha sentido atraída por ese género y queremos saber de qué se trata.

amontonado

Además, cuando vemos ropa amontonada la asociamos con precios asequibles, mientras que cuando está perfectamente ordenada tendemos a considerarla ropa de coste elevado.

6. El «equilibro triangular» o triángulo de las compras

Igual que en los supermercados, en las tiendas de ropa también conocen el «equilibrio triangular«. La ropa más cara siempre estará en el centro del triángulo, a la altura de los ojos y será más fácil de coger.  Las prendas más baratas estarán, por lo tanto, a su alrededor.

7. Iluminación de estrella

Una iluminación bien pensada es básica en las ventas.

Una de las estrategias fundamentales es mantener la misma iluminación al entrar en la tiendas que en el exterior, evitando generar una sensación claustrofóbica o un impacto lumínico. Una vez te vas adentrando, la luz se va adecuando a los tonos de la ropa para que se vean más vivos y agradables.

La luz de los probadores, por ejemplo, siempre es un poco más rosada y cálida, para que tengamos mejor aspecto: más bronceado y saludable. Siempre que compres algo, pruébatelo en casa con una luz más normal para comprobar que el color te sienta realmente bien.

probador iluminacion

En las tiendas en las que se vende lencería la luz, en cambio, es mucho más tenue y suave, para darnos una sensación de intimidad mayor.

8. Cuestión de sentidos: vista y tacto.

Para atraer nuestra atención, las tiendas usan elementos de colores cálidos como rojos, naranjas… Una vez entramos, sin embargo, empiezan a predominar los tonos azules y verdes que, al parecer, nos hacen tener más ganas de gastar. Curioso, ¿no?

sentidos tacto

En cuanto al tacto, algunas tiendas también intentan que sus prendas estén al alcance de nuestra mano, que las toquemos, ya que cuanto más estimulamos nuestro sentido del tacto, más aumentan las posibilidades de que compremos.

9. Tallaje vanidoso

Últimamente, en algunas tiendas se están marcando las tallas como si fueran menores. ¿La razón? Si compramos una talla menos de la que solemos usar nos sentimos muy, pero que muy motivados. Tanto que, seguramente, compraremos algo más para premiarnos por este nuevo hito, que, en algunas ocasiones, no es real.

10. Prendas aparentemente exclusivas, ¡cómpralas ya!

Ves un artículo que te encanta, pero sólo queda un ejemplar de tu talla, ¡pero hoy no te va bien gastar tanto! Pero sólo queda uno… ¡Compruébalo! Debes preguntar si quedan más en el almacén.

ejemplares camisas

Muchas veces en algunos establecimientos ponen sólo 10 ejemplares de una prenda y pocas tallas, aunque tienen muchísimos más, para hacerla parecer más exclusiva y que sientas urgencia de comprarla. Antes de hacerlo pregunta y quizás ganes un poco de tiempo.

¿Has notado alguna de estas estrategias en las tiendas en las que sueles comprar? ¿Conoces alguna más? ¡Compártela con nosotros!

Si te ha gustado este artículo, puede que te interese conocer más sobre «Zapatos, curiosos objetos«.

Imágenes: RabihDoris HausenRoger PriceWilliam ChoChris JLMislav MarohnićJohn Garghansylvar

14 Comentarios

  1. Muy interesante, ayer mismo leí un artículo de cómo las marcas usan los mensajes subliniales y la manipulación para hacernos sentirnos bien y vender, y no es el único modo en el que nos manipulan, no! ellos controlan nuestas tendencias y hasta nuestra forma de pensar por medio de mass media. Es una realidad muy dura.

    Aquí dejo mi web de cosas interesantes por si alguien quiere pasarse.
    http://webbiter.com

    Saludos a todos.

  2. Que buen articulo,eh notado estas cosas que mencionan,también y que me llama la atención son las luces que colocan en los salones de belleza, salgo de ahi con un color espectacular y de regreso a casa el color se ve diferente.

  3. Otra estrategia que tienen en tiendas y supermercados, es que ponen todo al 50% de descuento, para que uno compre el triple o más, pero ellos no pierden nada, porque ademas suben el precio original del producto y de hay hacen la rebaja, tambien los 2×1, a la gente le atra la palabra oferta y llevan mucho mas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here