Como otras costumbres que creemos exclusivamente humanas, el acto de besar está presente en otros primates, mamíferos y hasta aves, aunque probablemente no con todas las connotaciones sexuales, sociales y culturales que ha adquirido esta acción entre nosotros. He aquí algunos datos sobre besar que quizás desconozcas.

15 datos sobre besar que quizá NO conocías

1. ¿Sabías que dos terceras partes de las personas inclinan la cabeza hacia la derecha cuando van a iniciar el acto del beso? Podría tratarse de un gesto instintivo, pues ha sido registrado en la mayoría de los fetos humanos a través de ecosonogramas, cuando aún se encuentran dentro del vientre materno.

2. Y ya que empezamos con una punta de la vida, vayamos al otro extremo: existen varios estudios que sugieren que besarse con frecuencia puede prolongar tu vida y hacerla más saludable, y esto incluye los besos familiares o los que se dan al despedirse por las mañanas, o antes de dormir. Besar quizás no te haga inmortal, pero te hará vivir más y mejor.

15 datos sobre besar que quizá NO conocías

3. El contacto de los labios, hablando del beso amoroso, produce una poderosa estimulación nerviosa y libera en la corriente sanguínea tres hormonas: oxitocina, dopamina y adrenalina; la combinación de las tres te hacen sentir placer, felicidad y disposición para el acto amoroso.

4. Un beso normal puede quemar unas tres calorías, y un beso más intenso y profundo cinco o más en unos pocos segundos.

5. Como te dijimos al principio, el ser humano no es el único animal que se besa, también lo hacen ardillas, vacas, aves como los frailecillos o la agapornis (loros pequeños), y primates como el chimpancé, que lo practica de un modo similar a los humanos.

15 datos sobre besar que quizá NO conocías

6. Otro de esos datos sobre besar que quizás desconozcas es que existe una ciencia que los estudia: la filematología, una disciplina de la historia y la antropología que explora los orígenes del beso y sus implicaciones biológicas, sociales e históricas. Interesante, ¿no?

7. La mención más antigua de la práctica social del beso se remonta al siglo V a.C., aunque la práctica en Occidente pasó al olvido poco después de la caída de Roma, y no volvió a ponerse de moda hasta el surgimiento en el siglo XII de la cultura cortesana (se dice también que en el siglo XII se “inventó” el amor tal y como lo practicamos actualmente). Lee sobre el beso en la antigua Roma.

8. Más datos sobre besar relacionados con el cuerpo y por qué nos gusta tanto darlos: los labios son extremadamente sensibles, con unas 10.000 terminaciones nerviosas, ¡2.000 más que el clítoris! Eso ya es mucho decir.

15 datos sobre besar que quizá NO conocías

9. ¿Sabías que se intercambian unos 80 millones de microbios en cada beso? Pero es una flora y fauna microbiana que compartimos todos los seres humanos, por lo que es difícil que pueda enfermarnos. Al contrario, este intercambio puede contribuir a fortalecer tu sistema inmunológico, y el de tu pareja. Claro, no olvidemos la enfermedad del beso, pero ésa es otra historia.

10. Más datos sobre besar, pero de carácter extravagante: el beso más largo registrado duró 58 horas, 35 minutos y 58 segundos.

11. Cuando das o te dan un beso francés (el beso profundo con contacto de lenguas) pones en movimiento 34 músculos de la cara, cuando usualmente un beso rápido, apenas el contacto de los labios, involucra apenas dos músculos.

15 datos sobre besar que quizá NO conocías

12. Los hombres buscan más el beso antes del acto sexual, y en cambio las mujeres sienten mayor inclinación por los besos después del coito.

13. Un beso puede proporcionar información acerca de tu pareja que eventualmente puede ayudarte a decidirte por una relación más larga y con descendencia. El sabor y el olor de la boca de otra persona pueden decirte si goza de buena salud y será una buena elección.

15 datos sobre besar que quizá NO conocías

14. Los hombres son más propensos que las mujeres a usar los besos para reconciliarse o dar por terminada una situación de conflicto.

15. Hasta hace pocos siglos muchas culturas no se besaban, al menos en público. Esta práctica fue difundida por gran parte del mundo durante el período de exploración y conquista de Occidente. Hoy en día perduran culturas de Oriente Medio y Asia que todavía consideran ofensivo y de mal gusto besarse en público.

Esperamos que estos datos sobre besar te hayan inspirado y no dejes de regalarte un beso cada vez que puedas, aunque no sea francés. Y quédate un rato más aprendiendo con el test ¿Cuánto sabes de los besos?, a qué sabe el primero, y los mejores besos del cine.

Imágenes: (c) Can Stock Photo / ollyy, Maessive, Miyoko, edwardgazel, olivia-oliver, Katie Cook, summerbl4ck

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here