Valora este post

El mundo es sin duda un lugar misterioso, lleno de sucesos que aún no somos capaces de explicar. Algunos de estos fenómenos, son aparentemente meteorólogicos, pero tan raros que casi nadie tiene la fortuna de verlos. ¿Quieres descubrirlos con nosotros?

En busca del fuego de San Telmo

Los marineros en el mar a veces observaban un brillo azulado que parecía disparar al extremo de los mástiles del barco en la noche. La luz no estaba caliente y no se quemaba nada a bordo. Les pareció un buen augurio y lo llamó el fuego de San Telmo.

El científico atmosférico Steve Ackerman de la Universidad de Wisconsin-Madison en los EE.UU. ha estado fascinado por el fuego de San Telmo desde que su hermano le contó la historia, y aunque aún no lo ha visto de primera mano, quiere seguir buscando.

luces cielo2

El hermano de Ackerman estaba trabajando en alguna tubería de cobre en su sótano durante una noche de mal tiempo cuando lo vio. Una tormenta se trasladó a la zona, y en un momento muchas de las tuberías adquirieron un resplandor azul sobre ellas.

¿Por qué sucede esto?

Los nubarrones crean un fuerte campo eléctrico, ya que existe una fuerte diferencia de carga eléctrica entre la nube y el suelo, lo que a veces se puede sentirse como algo estático. El campo puede ser intensificado por objetos puntiagudos, como un tubo de metal o el mástil de un barco. Si este campo eléctrico se vuelve lo suficientemente fuerte, puede romper las moléculas de aire en partículas cargadas eléctricamente. Los gases se convierten en «plasma», y emiten una luz brillante.

Un resplandor de plasma similar se puede crear en el laboratorio, utilizando objetos afilados o puntiagudos para intensificar un campo eléctrico. Aun así, Ackerman quiere ver el fuego de San Telmo, naturalmente.

El misterioso Fuego Fatuo

Como el fuego de San Telmo, el Fuego Fatuo es una tenue luz de la que se ha informado durante siglos. Pero a diferencia del fuego de San Telmo, en los últimos tiempos la gente lo ha reportado cada vez menos. El fuego fatuo es normalmente descrito como una luz, parpadeante o constante y bien pegada al suelo, sobre todo en las zonas pantanosas de la campiña. Se supone que desaparece después de un par de minutos.

luces cielo3

A Luigi Garlaschelli de la Universidad de Pavia en Italia le gustaría estudiar el fuego fatuo en la naturaleza. Pero no está claro que haya nada que estudiar. El riesgo es, en efecto, que estén buscando algo que ni siquiera existe. Deben confiar o esperar que todos los avistamientos hasta ahora sean reales.

¿Real o inventado?

Si fuego fatuo realmente representa un proceso natural, hay algunas explicaciones posibles que Garlaschelli podría probar. Por ejemplo, la asociación con las zonas pantanosas sugiere que la luz proviene de la quema de gas de los pantanos, que es principalmente metano. Sin embargo, no está claro lo que incendiaría el gas.

Alternativamente, podría ser que los informes sean ficticios; que las luces son imaginadas o alucinadas; o que las luces eran reflejos de la luna o de otras luces que los observadores malinterpretaron.

La Centellas de los Dioses

Con frecuencia consideradas como un mito, las centellas resultan ser muy reales. En 2012 un equipo de investigadores midió rayo ordinario en una región propensa a la tormenta de la meseta de Qinghai en China. De repente una bola de luz de 5 metros través apareció frente a ellos. Pasó del blanco y luego al rojo durante unos segundos antes de desaparecer.

luces cielo1

Los investigadores registraron el espectro dela pelota de luz, y lo analizaron para ver si podían determinar de que estaba hecho este rayo inusual. Resultó tener un origen muy terrenal, el suelo. Cuando un ordinario rayo de nube golpea el suelo, puede vaporizar ciertos minerales del suelo.

Algunos de estos contienen compuestos de silicio, y en las condiciones extremas a las que se someten, las reacciones químicas pueden formar filamentos de silicio. Estos filamentos son altamente reactivos, y se queman con el oxígeno en el aire creando el resplandor naranja que los investigadores midieron.

¿Sorprendente, no? Si quieres saber más sobre extraños fenómenos meteorológicos, no te pierdas este artículo sobre auroras boreales, el aliento de los dioses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here