A lo largo de la historia ha habido numerosos oráculos y adivinos, o intérpretes de sueños que han pretendido ver el futuro. Conocidas son las profecías de Nostradamus, y sobre las de Rasputín te hablamos en un artículo anterior.

Sin embargo, hoy tocaremos algunas curiosas predicciones que efectivamente se cumplieron, y por supuesto, comenta si estás de acuerdo o no. Muchas de ellas nada tienen que ver con el fin de los tiempos, sino con hechos históricos ocurridos.

¡5 predicciones que SÍ se cumplieron!

1. El escritor y humorista norteamericano Mark Twain nació el 30 de noviembre de 1835, justamente dos semanas después de la aparición del cometa Halley. Twain predijo que moriría cuando el famoso cometa volviera a acercarse a la Tierra:

“Vine con el cometa Halley en 1835. Viene de nuevo el próximo año y espero salir con él. Será la mayor decepción de mi vida si no me voy con el cometa Halley. Sin duda, Dios dijo: ‘Están aquí estos dos inexplicables fenómenos, entraron juntos y deben salir juntos’”.

Twain murió el 21 de abril de 1910, justo el día siguiente de que el Halley apareciera de nuevo en nuestro cielo.

Sillón-Estrella

2. El naturalista británico George Merryweather presentó en la Gran Exposición de Londres de 1851 un instrumento increíble y muy curioso: un artefacto de botellas y pequeñas poleas donde estaban prisioneras 12 sanguijuelas, las cuales utilizaba para predecir tempestades.

Barómetro de sanguijuelas
Barómetro de sanguijuelas

Con el “barómetro de sanguijuelas”, como fue bautizado el artefacto, el científico –tras numerosos experimentos con él– pudo predecir con 51 horas de antelación la terrible tormenta que azotó Londres en octubre de 1850, gracias al comportamiento de las sanguijuelas.

3. Terminando ya casi la Segunda Guerra Mundial, en 1945, el ejército estadounidense descubrió una de las peores cosas de esta guerra: los campos de exterminio nazis, donde millones de judíos –y gitanos, comunistas, homosexuales de todas las razas, así como enemigos políticos– encontraron la muerte en las salas de gas o por inanición.

Tipo acostado

El presidente norteamericano Dwight D. Eisenhower predijo que negarían este horror, lo que se conoció luego como Holocausto. Por ello ordenó que tomasen numerosas fotografías como pruebas futuras.

4. Julio Verne escribió París en el siglo XX, en 1863; si bien la crítica no considera esta obra como una de las mejores del autor, resulta importante por dos razones: la primera por colocarse en los primeros puestos de la ciencia ficción distópica (escenarios apocalípticos, del fin de los tiempos), y la segunda por predecir, con increíble precisión, cosas tan increíbles como los rascacielos de vidrio, el feminismo, la rebeldía adolescente, el correo electrónico, las alarmas antirrobos, el crecimiento exagerado de los suburbios y hasta la educación superior masiva.

Edificio

Un dato irónico es que en la novela, Verne establece la eliminación de los departamentos de Humanidades de las universidades; irónico porque cada vez más estos departamentos están, en la actualidad, menos visitados y utilizados.

Su editor le recomendó la no publicación de la obra porque “no ofrecía nada nuevo” y porque “era increíble”.

5. Alexander Graham Bell, en 1917, hizo una predicción que lamentablemente se está cumpliendo en nuestros días:

“La quema incontrolada de los combustibles fósiles tendrá una especie de efecto de invernadero en la Tierra”.

Contaminación
Contaminación

Comenzó, también, a promover el uso de fuentes de energía alternativa, como la solar.

¡Increíble! ¿Conoces alguna otra predicción que se haya hecho realidad? Por lo pronto, quédate en nuestra página leyendo sobre por qué los autos voladores aún no son realidad.

Imágenes: Lucas, Kool Cats Photography over 6 Million Views, John W. Schulze, cristian, Dale Cruse, Bo Nielsen, Mariano Mantel

2 Comentarios

  1. Ray Bradbury, en Fahrenheit 451, predijo los televisores gigantes de pantalla plana, predijo también la disminución de la lectura, y muchas otras pequeñas cosas. Es un excelente libro.

  2. Las predicciones que más me sorprendieron fueron la de Mark Twain con el cometa Halley, y la de Julio Verne y su libro París en el siglo xx. ¡Buen artículo! 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here