La impenetrable e insólita Corea del Norte es como una especie de realidad alterna donde cualquier cosa es posible. Al enterarte sobre aquellas cosas con las que ellos han «obsequiado» al resto del mundo, quedarás boquiabierto.

7 canalladas del país Corea del Norte al resto del mundo

1. Ataca con basura a Corea del Sur

Cada vez que hay tensiones con sus enemigos, la República no muy democrática de Corea amenaza con desatar una guerra nuclear. Pero a comienzos de 2016, Corea del Norte nos dejó confundidos por cómo le respondió a Corea del Sur tras ser “atacados” con fuertes dosis de pop coreano, reproducido en estruendosos altavoces que fueron colocados en lugares cercanos a la frontera norcoreana. Una protesta al mejor estilo surcoreano para rechazar las pruebas nucleares que realizó el país vecino en enero.

Sorprendentemente, el reino de Kim Jong-un no alzó las armas químicas y biológicas que tanto menciona para sembrar terror. A pesar de que los norcoreanos odian con la misma medida el K-pop del sur que ser provocados por sus vecinos, contraatacaron enviando… ¡globos cargados de propaganda y basura!, como papel higiénico usado y residuos de cigarrillos, entre otros desperdicios.

7 canalladas de Corea del Norte al resto del mundoLa inusual correspondencia fue analizada por laboratorios surcoreanos para descartar si se trataba de algo más que una vulgar tanda de desechos, pero no hallaron nada anormal,  inesperado, ¿no?

Esta fue la manera que halló Corea del Norte para reiterar lo que habían dicho sobre el presidente de la nación vecina: que Park Geun-hye era una “basura”.

2. Paga propaganda en el New York Times

Los medios de comunicación occidentales sólo podrían reseñar noticias negativas sobre Corea del Norte, es de conocimiento mundial que se trata de una nación sometida a los caprichos de un dictador. Precisamente por esto, el excéntrico país asiático paga por anuncios publicitarios en grandes periódicos como The New York Times, The Washington Post y The Boston Globe para promocionar los logros del gobierno norcoreano.

Es probable que nadie, fuera de las fronteras de Corea del Norte, creyera que Kim Il Sung era “un hombre divino”. Tamaña aseveración se ganaría la burla de todos. De hecho, estos anuncios fueron solicitados para usos propagandísticos internos, de manera que las televisiones y periódicos norcoreanos tuvieran la oportunidad de reseñar las maravillas que relataba la prensa extranjera sobre Corea del Norte y “el Gran Líder”.

7 canalladas de Corea del Norte al resto del mundo3. Los negocios ilícitos de Corea del Norte con la “Oficina 39”

Los ciudadanos comunes en Corea del Norte están sumidos en la miseria. Aunque hay una gran contradicción, sus líderes estalinista toman coñac, visten de marca y se permiten grandes lujos, que sólo un país próspero puede proveer. Entonces, si el aparato económico norcoreano está resquebrajado ¿cómo es que Kim Jong-un y sus secuaces costean sus caprichos? Supuestamente con el departamento del crimen: la Oficina 39.

La Oficina 39 es una presunta organización secreta del país asiático, encargada de la actividad ilegal del gobierno de Corea del Norte. Según información filtrada, se dice que este departamento cuenta con más de 20 cuentas bancarias en China y Suiza para lavar dinero y se dedica, además, al tráfico de drogas, a la venta de armamentos y al fraude de empresas de seguros internacionales. De acuerdo a algunas fuentes, Corea del Norte recibe ingresos de unas 120 compañías que Kim Jong-un tiene en el extranjero.

4. Dominaron el arte de falsificar cigarrillos

Otro de los grandes negocios internacionales de Corea del Norte es la falsificación de cigarrillos, específicamente Marlboro. Es un hecho que muchos estadounidenses han estado consumiendo esta marca en su versión norcoreana creyendo que se trataba de cajas legítimas, porque gran parte de los envíos va destinado a los Estados Unidos. Y con esto recaudan alrededor de 160 millones de dólares anuales, que invierten en la militarización del país.

7 canalladas de Corea del Norte al resto del mundo5. Construye más alto que sus enemigos

Corea del Norte alberga al Estadio Reungrado Primero de Mayo, que es el más grande del mundo, a Ryugyuong, un hotel con forma piramidal reconocido como el hotel más alto del mundo y tiene un asta de bandera prominentemente alta, cuya historia es bastante infantil.

En la década de los 80′ Corea del Sur erigió una bandera a 98 metros de altura en Taesong-Dong, un pueblo cercano a la frontera con Corea del Norte. Esto despertó el alma competitiva de la nación norcoreana, pues Kim Il-sung ordenó la construcción de un asta de 160 metros, la más alta del mundo para la fecha, sólo para presumir de ella ante  sus vecinos.

6. Envía cartas para amenazar a sus enemigos

Uno de los pasatiempos de los líderes de esta extraña nación, además de dedicarle tiempo valioso a los programas nucleares, es enviar faxes para amenazar y reclamar a sus enemigos.

En el 2013 se conoció que Corea del Norte intercambió cartas con el Ministerio de Defensa de Corea del Sur por sentirse amenazado debido al amplio despliegue militar presente en la nación surcoreana, apoyado por los Estados Unidos. En ellas advertían que tomarían represalias.

Unos usan la televisión para generar tensión, Corea del Norte lo hace diferente: envía cartas.  ¡Muy chapados a la antigua!

7. Usan drones para espiar

Corea del Norte adquirió sus primeros drones producidos en China entre 1988 y 1990, ahora cuenta con un aproximado de 300 vehículos aéreos no tripulados fabricados en su territorio con tecnología de punta, que equipados con GPS y cámaras fotográficas para retratar zonas estratégicas de Corea del Sur.

Los drones norcoreanos han logrado burlar en diversos despegues el espacio aéreo surcoreano y sólo en dos ocasiones, en 2015, fueron detectados pero nunca interceptados.

Si te ha gustado este artículo, visita también: ¿Quieres conocer algunos de los lugares más escalofriantes del mundo?

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here