Numerosos estudios han sugerido que, tras el confinamiento, muchas personas ganarán unos kilos de más. Esta situación se presenta principalmente por las condiciones mismas que implica una cuarentena: reducción drástica de la movilidad y un alto nivel de ansiedad/estrés a la que son expuestas las personas debido a la incertidumbre que genera una pandemia. Ambas circunstancias pueden resultar ser un coctel perfecto para provocar desequilibrios alimentarios.

Sin embargo, la tecnología ha estado jugando un papel muy importante en cuanto a prevenir más contagiados y prueba de ello son las app supermercado. Estas apps han mejorado notablemente las compras de los clientes ya que evita movilizaciones innecesarias gracias a sus funcionalidades de localización de productos y sucursales más cercanas, los descuentos ofrecidos a modo cheque pueden ser cambiados desde el móvil, ofrecen a los usuarios una lista actualizada de productos con descuentos y brindan la posibilidad de que la persona reserve producto(s) en oferta y adquirirlos con dicho descuento días después.

Alimentación recomendada durante la etapa de confinamiento

alimentacion confinamiento

Debido a la constante exposición ante el estrés o la ansiedad, muchos nutricionistas han asegurado que la tentación de andar picando entre horas aumentará considerablemente. Sin embargo, no hay de qué preocuparse ya que se trataría de una condición normal, sobre todo en personas que no están acostumbradas a estar en casa todo el día.

Ante la situación anteriormente expuesta, los especialistas han recomendado evitar la ingesta de alimentos procesados como dulces o galletas y tratar de remplazarlos por yogurt, frutas y/o vegetales tales como la zanahoria. En cuanto a la dieta recomendada, los nutricionistas han recomendado ingerir lo siguiente:

  • Cereales (sobre todo pan o pastas)
  • Frutas y verduras como aperitivos y consumir al menos unas cinco raciones al día
  • Legumbres (por lo menos unas dos o tres veces por semana)
  • Frutos secos tales como nueces, almendras y avellanas
  • Evitar en lo posible consumir productos ultraprocesados tales como Azúcar y sal refinada, embutidos y algunos tipos de quesos entre otros.
  • Consumir alimentos ricos en Vitamina D tales como: pescados grasos, lácteos, yema del huevo y setas (tratar de consumirlos al menos unas 3 o 4 veces por semana)
  • En el caso de las grasas, trata de que estas provengan de fuentes animales o vegetales.

Alimentación en la era PostCOVID

Si bien durante los períodos de confinamiento, la ingesta de alimentos ricos en carbohidratos y calorías aumentó en comparación a tiempos normales, todas las tendencias apuntan a que en la era postCOVID, los alimentos saludables (sobre todo los recomendados para fortalecer el sistema inmune) tendrán una alta demanda. De hecho, numerosos supermercados y establecimientos de alimentos se están preparando para distribuir en cantidades considerables, alimentos de tipo funcional y probiótico.

Todas las estimaciones se basan en que la gente se enfocará en consumir una alimentación preventiva durante la era postCOVID, hasta tanto no surja una vacuna definitiva contra dicho virus. En cuanto a las compras online, establecimientos como Mercadona y Consum esperan un importante incremento de nuevos clientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here