Valora este post

La boda, ese momento en el que empieza un matrimonio, es en todas las culturas, una de las ocasiones que más importancia tiene en la vida de una persona. De ahí que los contrayentes quieran que sea todo perfecto,  durante la ceremonia y para siempre. Para conseguirlo hay un sinfín de tradiciones que hay que tener en cuenta para que la buena fortuna presida la unión.

boda

La primera de ellas es seguir el refrán “En martes, no te cases ni te embarques”. Aquí no hay que ser supersticioso, esta máxima tiene su origen en la antigua Roma. “Martes” viene de “Marte”, el dios de la guerra, y naturalmente, nadie quería contraer matrimonio en un día presidido por el dios de las peleas y la discordia.

Algo azul

El azul representa la fidelidad, por eso se lleva algo de este color entre el atuendo de ese día. En el caso de la novia, muchas veces es una liga de color azul.

Algo viejo

La novia debe llevar algo viejo como símbolo de que no rompe con su pasado y su familia.

anillos de boda

Por eso, lo corriente es llevar una joya de alguien de la  familia.

Algo nuevo

Simboliza el futuro que empieza ese día y la esperanza en lo nuevo que está por venir. Como lo normal es estrenar vestido y zapatos, este apartado es fácil de cumplir.

Algo prestado

Lo que te presten no puede ser de cualquiera. Ha de  ser de alguien feliz, pues se supone que al ponerte esa prenda prestada hay una transferencia de esa felicidad.

Una moneda en el zapato o el dobladillo

Esta costumbre es para atraer la fortuna económica al matrimonio. Puedes poner una monedita en el interior del zapato o coserla en el interior del dobladillo del vestido nupcial.

Tirar arroz a la salida de los novios

El tirar arroz en forma de lluvia es para desear a los novios fertilidad y por ende mucha descendencia.

arroz boda

Últimamente se está cambiando este ritual por el lanzamiento de pétalos de flores. Es más higiénico y bonito, pero no tiene el mismo significado.

No verse el día de la boda

Esta tradición parece venir de la Edad Media. En los matrimonios pactados así se evitaba que el novio saliera corriendo, si la novia no era de su agrado, ya que en muchas ocasiones los novios no se habían visto hasta la boda.

El velo

Al velo se le dan varios significados. Podría ser para esconder la belleza de la novia ante espíritus malignos y envidiosos, para simbolizar su pureza o simplemente para esconder la juventud y el rostro de la novia hasta que esté en el altar.

novia con velo

Actualmente, es más un complemento que otra cosa.

No ver el vestido de la novia

Este es más que nada práctico. Se supone que si el novio ha visto el traje de la novia es porque ha estado en su casa. Se suponía que entre los contrayentes no debía haber ningún tipo de convivencia anterior a la boda, puesto que iba contra la moral.

Latas o ruidosas caravanas

En muchos lugares se atan ristras de latas a la parte trasera del vehículo que utilizarán los novios tras la ceremonia o se organizan caravanas, haciendo sonar las bocinas, tras el coche nupcial.

latas

Se trata de hacer mucho ruido para alejar a los malos espíritus que pudieran interferir en la felicidad de la pareja.

Huevos a Santa Clara

El día de la boda hay que llevar huevos a las monjas clarisas. Se llevan para que no llueva en la ceremonia. Con los huevos recibidos elaboran las riquísimas yemas de Santa Clara.

La corbata del novio

La corbata del novio ha de mantenerse recta durante toda la celebración, dicen que si está torcida presagia futuras infidelidades.

corbata

¡Ah! Y si, a pesar de los huevos a Santa Clara, llueve, no os preocupéis. ¡La lluvia en una boda es sinónimo de buena suerte y fertilidad!

Si quieres saber más sobre amuletos, quizá pueda interesarte cinco objetos de la suerte en Japón.

Imágenes: Lynn Friedman

9 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here