Valora este post

Lo ocurrido con Andrew Carlssin es un hecho relativamente reciente. Sucedió en el 2002, y, tras publicarse en el  Weekly World News, obtuvo una repercusión mundial. Un viajero en el tiempo, un hombre que según nos explicaba la prensa había hecho un viaje en el tiempo desde el futuro hasta nuestra actualidad para, sencillamente, enriquecerse en bolsa.

Un «regreso al futuro» que tuvo un final realmente sorprendente. ¿Encendemos ya el condensador de fluzo para fijar la fecha exacta? 28 de enero del 2002. Ahí vamos supercuriosos…

El financiero que viajó al pasado para hacerse rico

carlssin viajero tiempo (2)

Los periódicos de aquel día salieron a la calle con una noticia algo inusual. Una información que a más de uno le provocó, seguramente, el atragantarse con ese café de la mañana. Según decía el titular, fuentes de la Comisión de Seguridad del Intercambio de Valores declaraban su desconcierto ante el comportamiento bursátil de un tal Andrew Carlssin, un hombre de 44 años de apariencia anodina, que se había enriquecido notablemente tras hacer unas inversiones realmente sorprendentes.

Sus movimientos bursátiles habían empezado con una inversión discreta. 800 dólares. Y al cabo de dos semanas, disponía ya de unos 350 millones de dólares. ¿Cómo podía ser? Sabía perfectamente dónde y en qué momento invertir. Los agentes de la comisión de intercambio de valores lo tenían claro: el señor Carlssin disponía de información privilegiada. Había cometido un delito y se le envió de inmediato a la cárcel de Rikers Island para ser interrogado. Aquello rozaba lo increíble y nadie podía entenderlo…

La verdad del inversor de bolsa que viajó en el tiempo

andrew carlssin_660x330

El señor Carlssin había realizado en total unas 126 operaciones en completo éxito, sin perder un solo dólar. Algo que había levantado las sospechas de todo Wall Street y que la policía deseaba aclarar cuánto antes. El contexto de la bolsa en los últimos años no ha sido precisamente un escenario de calma, los desastres que acaecidos después del 11 de septiembre hacían de Wall Street un auténtico tiovivo que aún hoy, seguimos sufriendo.

¿Y cuál fue la declaración de Andrew Carlssin? Sencilla y tajante. Venía del futuro, de unos 250 años más allá de nuestro presente. No pudo resistirse, dijo con algo de apuro, era tan tentador que no tenía más que mover unos hilos aquí y allá para obtener un poco de beneficio. Los abogados, policías y agentes de la Comisión de Seguridad del Intercambio de Valores, quedaron sin aliento.

En un intento por salir indemne de aquella arriesgada aventura, el señor Carlssin quiso hacer un trato: les revelaría la localización exacta de Osama Bin Laden en aquellos momentos, y les daría la fórmula para curar el SIDA. Algo tentador, sin duda, teniendo en cuenta que solo hacía unos pocos meses de lo sucedido en las Torres Gemelas. A cambio, solo pedía que le dejaran volver a su «máquina del tiempo».

¿Y de qué tipo de máquina disponía nuestro ambicioso viajero del tiempo? te preguntarás. ¿Un Delorean, una Tardis como la del Doctor Who? Andrew Carlssin nunca lo dijo por dos razones: la primera porque no deseaba que su novedosa tecnología pudiera caer en manos equivocadas, la segunda, porque esta historia era falsa. Así es, según explicaron posteriormente, era solo una invención del Weekly World News, y que Yahoo news se encargó de difundir.

Pero eso sí, no faltan las proclamas de los amantes de las teorías de la conspiración, ésas que nos dicen que la historia del señor Carlssin fue real, y que más tarde, decidieron tapar anunciando que era un «fake» más.

Quién sabe, al menos nos hace pensar. Seguramente, si de verdad dispusiéramos de nuestra propia máquina del tiempo, serían muchos los que acabarían haciendo lo mismo que el ficticio señor Andrew Carlssin. O no….

Si te ha gustado esta historia, no te pierdas tampoco al supuesto viajero del tiempo en una película de Charles Chaplin.

 

Imagen: Harrison Krix DeLerkim

15 Comentarios

  1. El viaje en el tiempo existe. Todo el tiempo hay visitantes del pasado y del futuro en todas las épocas y en éste momento. Sólo personas con ciertas facultades físicas, especialmente MORALES y con un altísimo coeficiente intelectual están autorizados para viajar, pues los universos paralelos EXISTEN pero nada ni nadie ha logrado acceder a uno de ellos, y al parecer, será imposible por siempre; ningún viajero del futuro lo ha logrado. Cualquier cambio en el pasado afectará ésta línea temporal.

  2. Son una de las mejores páginas que he seguido. Leo todas sus notas y la verdad que todas hacen honor a su nombre y son muy buenas… Les felicito!

  3. …Bueno, lo que sucedio con ésta persona, no es nada nuevo… Les sugiero que lean el libro del Dr. Brian Weiss, Muchas Vidas , Muchos Maestros, sobre Regresiones a una paciente, y podia saber de antemano lo que sucederia con antelacion, … Lo que nos falta es conocimiento… El hecho es real, ..asi que no es nuevo.. nada mas que cuando se tiene este conocimiento, el dinero, ya no es una cosa que se ambicione…

  4. Bueno, habiendo recién llegado de mi viaje al siglo XV, no me asombra esto. Cuidado de todas formas con nosotros. Los viajeros en el tiempo somos muy inestables emocionalmente…

    • Es probable que usted y yo nos encontremos en uno de estos viajes, ya que yo también los realizo con relativa frecuencia. Y efectivamente, somos emocionalmente inestables.

  5. Será real, será ficción…? De cualquier forma ya nos dejó pensando a muchos, alimenta nuestra imaginación y le da un poco de misterio a está hermosa vida que tenemos Gracias 🙂

  6. Hay ciertas evidencias fisicas del viaje en el tiempo, eso no se puede negar solo hay que mirar por internet y ver cantidad de imagenes sin exexplicación plausible. Una calavera neanderthal con un orificio de bala, o un martillo metido en una roca de mas de 100000 años de antiguedad… el viaje en el tiempo sera posible en un futuro, pero hasta ese momento el mundo no sera consciente de ello, por un motivo tan simpke como el eefecto-causa. Cualquier echo que alteren en el pasado puede llevar a que no se invente el viaje en el tiempo. Puede crear una paradoja en la cual alguien implicado en ese viaje no lo realice. Asi que hasta que no sea un hecho consumado, podremos ser victimas de visitantes y siempre seran fakes por interes de los propios viajeros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here