En enero de 2020 se han cumplido los 75 años de la liberación del Campo de Exterminio de de Auschwitz-Birkenau. Han acudido a la conmemoración 200 supervivientes que aún siguen con vida. El horror que representaba el campo fue conocido por un diplomático español adscrito a la embajada española en Budapest y en base a esa información salvó a más de 5.000 personas de ser deportadas y exterminadas en Auschwitz-Birkenau. Acompáñanos a descubrir quién fue Ángel Sanz-Briz, al que apodaron el ángel de Budapest. ¡Conoce su historia!

Ángel Sanz-Briz, el ángel de Budapest

Ángel Sanz-Briz, el ángel de Budapest | Salvó 5.000 judíos del holocausto

Seguro que recordarás la magnífica película de Spielberg “La lista de Schindler” que relata cómo el empresario alemán Oskar Schindler salvó de una muerte segura a 1.200 personas de origen judío. Ángel Sanz-Briz salvó a más de 5.000 desde su puesto en la legación española en Budapest, primero como agregado comercial y posteriormente como embajador.

1. ¿Quién fue Ángel Sanz-Briz?

placa conmemorativa

Ángel Sanz-Briz nació en Zaragoza en 1910. Estudió derecho y completó sus estudios, para seguir la carrera diplomática, en Madrid. Finalizados estos poco antes de iniciarse la Guerra Civil, se alistó en el bando sublevado y acabada la contienda obtuvo su primer puesto como diplomático en El Cairo. En el año 1942 se casó con Adela Quijano y Secades, con quien tendría 4 hijos, y recibió su segundo destino: encargado de negocios en la embajada de Hungría. En ese momento, los húngaros eran aliados de los alemanes, pero no habían iniciado ningún tipo de persecución contra la población judía.

En Marzo de 1944, Hungría fue invadida por los nazis y designó un gobierno títere que puso a Adolf Eichman como supervisor del exterminio de la comunidad judía húngara. En total, más de 565.000 ciudadanos húngaros de origen judío fueron asesinados por los nazis. Ángel Sanz-Briz informó a las autoridades españoles de las disposiciones antisemitas que se habían dictado y de que según los informes que obraban en sus manos, estaban siendo enviados a campos de exterminio donde eran asesinados en cámaras de gas. Ángel Sanz-Briz, junto con compañeros diplomáticos de otras naciones consideradas neutrales en el conflicto, dirigidos por el sueco Raoul Wallenberg, emitieron cartas de protección para los judíos que lo pidieron afirmando en ellas que estaban bajo la protección de esas naciones neutrales.

documentos de la embajada

En el caso del diplomático español, solicitó permiso para buscar a los judíos de origen sefardí ya que según un decreto de Primo de Rivera del año 1924 tenían derecho a la nacionalidad española por ser descendientes de los judíos expulsados por los Reyes Católicos. Omitió decir que dicho decreto había sido derogado en 1930. El gobierno húngaro accedió a que proporcionara documentos a 200 judíos. Sanz-Briz, para poder salvar a más personas, cambió el documento que era personal por familiar y cuando agotó el cupo, volvió a numerar las autorizaciones haciendo que nunca se llegase al número 200. Así, consiguió salvar a 5.200 judíos, los cuales eran mayoritariamente de origen asquenazí y tan solo 200 eran sefardíes.

Ángel Sanz-Briz informó al gobierno español que ni alentó ni prohibió sus acciones. Compró casas para crear anexos a la legación española y poder alojar a todas estas personas. Sobornó con su propio dinero al “gauleiter” o líder de zona nazi para que le dejase actuar y junto con sus compañeros emitieron tantos documentos españoles falsos como pudieron entre junio y diciembre de 1944.

En Noviembre de 1944, ante la inminente llegada del Ejército Rojo a Budapest, el gobierno español ordenó al diplomático que abandonase Hungría y se dirigiera a Suiza. En sus labores fue reemplazado por un italiano llamado Giorgio Perlasca que se hizo pasar por cónsul español y continuó firmando visados y protegiendo a los judíos refugiados en los anexos de la embajada que había creado Ángel Sanz-Briz. Perlasca consiguió que los llamados “judíos españoles” sobrevivieran hasta el 16 de enero de 1945, fecha en la que el ejército soviético entró en Budapest.

Ángel Sanz-Briz continuó su carrera diplomática siendo embajador en diversas ciudades y capitales del mundo, siendo su último destino la embajada de la Santa Sede, lugar en que murió en 1980. El diplomático narró su experiencia en un libro titulado “España y los judíos en la Segunda Guerra Mundial, de Federico Ysart y en 2011 su hazaña se convirtió en una serie de televisión de TVE llamada El ángel de Budapest, que su vez se basaba en la obra de Diego Carcedo “Un español frente al holocausto”.

2. Reconocimientos recibidos

Ángel Sanz-Briz, el ángel de Budapest | Salvó 5.000 judíos del holocausto

En 1989 el estado de Israel le concedió a título póstumo la medalla de “Justo entre las Naciones”, inscribiéndose su nombre en el Memorial del Holocausto en el Museo del Holocausto en el año 1991. Además se plantó un árbol en su nombre en el Monte del Recuerdo de Jerusalén. Por su parte, las autoridades húngaras, además de poner su nombre a una avenida de Budapest, le concedieron a título póstumo la Cruz de la Orden del Mérito de la República Húngara y en la Gran Sinagoga de la capital hay una placa con su nombre.

En España, entre otras menciones, fue el primer diplomático cuya imagen apareció en una sello de correos y tanto en su ciudad natal, Zaragoza, como en Cádiz, donde muchos de los judíos que salvó embarcaron para emigrar, existen monumentos en su honor.

El mérito de Ángel Sanz-Briz es inconmensurable ya que actuó por libre, asumiendo responsabilidades a título personal, al margen del gobierno de España que en aquel momento encabezaba Franco. Contribuyó a salvar la vida de más de 5.000 judíos húngaros y por ello fue reconocido como Justo entre las Naciones. ¿Sabías quién fue Ángel Sanz-Briz? ¿Conocías su historia? Si tienes más datos sobre él y su gesta?, ¡compártelos con nosotros! estaremos encantados de conocerlos y si quieres descubrir a otras personas que arriesgaron su vida por salvar la de sus semejantes durante el dominio nazi, te invitamos a leer: Piojos contra nazis, la historia de Rudolf WeiglLos Zabinski y la «tapadera» del Zoo de Varsovia para salvar judíos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here