Solo cuando nos convertimos en papás y mamás entramos en el fantástico mundo del bebé y sus accesorios. De repente tomamos conciencia de la importancia de la seguridad y el espacio ¡No sólo en el coche! donde hasta los modelos más grandes dejan de serlo cuando deben contener de modo permanente el maxicosi y su base isofix, el carrito con su plástico para el frío y la lluvia, o su sombrilla para el sol en verano y el mega bolso de la madre a prueba de imprevistos; eso siempre que sea un sólo niño. Pero si creemos que este fenómeno se trate de una moda de esta era consumista ¡nos equivocamos! pues los inventos para niños también tienen su historia.

Los inventos para niños más extraños de la historia

Como decíamos antes con la llegada del bebé el espacio falta por todas partes por eso hubo una mente prodigiosa que en 1923 pensó que al igual que hacemos espacio para el canario colgando la jaula de la ventana, podríamos ganar espacio con “la jaula del bebé”.

jaula, inventos para bebés

Así no sólo resolvían el problema del espacio en casa, si no que también contaban com una cómoda área solárium en la que el bebé recibiría “con seguridad” su ración diaria de luz solar imprescindible para la producción de bilirrubina, evitando la ictericia. ¡Sin salir de casa! Eso sí, sólo pensar en un mínimo fallo en la estructura nos eriza la piel.

Vamos ahora con otra “genialidad“, os presentamos el Chupete con Imán, patentado en EE.UU. en 1969. Esta “maravilla” era la herramienta de emergencias que los padres utilizaban en el caso que el bebé confundiera una moneda con un caramelo y había que sacárselo de la garganta, entonces le daban este superchupete, que con su tetina de imán conseguía sacarlo todo sin tener que correr para el hospital.

Estos antiguos inventos para niños son ABERRANTES - Supercurioso

Pero no creas que el Chupete con Imán era el único modo que tenían los padres para liberar a sus pequeños de los objetos peligrosos, pues para aquellos que preferían prevenir antes que curar tenían el “cómodo” y original Bozal Infantil.

Estos antiguos inventos para niños son ABERRANTES - Supercurioso

Como se puede observar en la imagen se trataba de un gorro con mascarilla ventilada incorporada, que cubría los orificios que podían suponer un riesgo, como la nariz y la boca, y que se suponía era totalmente ajustable. De esta manera el bebé no podía meterse nada ni en la boca, ni por la nariz, aunque tampoco debía tener demasiado fácil el mover la boca. ¿O sí? Esta no era la única función, servía también para quitarle al pequeño la costumbre de consolarse con su chupete o de chuparse el dedo.

El Bozal Infantil -que hacía que los bebés parecieran miniaturas de Hanibbal Lecter- era totalmente compatible con el Arnés de paseo. Con él paseabas a tu bebé con tranquilidad por el parque. Además, según decían, servía también para enseñarlo a caminar y de todos ellos, éste es el único que aún puedes encontrar en los negocios especializados, junto a otros mil accesorios que hoy nos ayudan a criar a nuestros hijos, que quién sabe si dentro de 100 años también serán cuestionados.

Estos antiguos inventos para niños son ABERRANTES - Supercurioso

¿Qué opinas tú de estos antiguos inventos para niños y bebés? Algunos son francamente impactantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here