A medida que vamos envejeciendo, nuestras articulaciones ya no responden de la misma manera. Con los años, el desgaste que se produce en nuestros huesos, tendones y cartílagos, pasa factura e incluso a veces no nos permite movilizarnos. A esto se le llama artrosis, patología que cada vez padecen más personas en todo el mundo.

El presidente de la Fundación Internacional de la Artrosis (OAFI), indicó que en la actualidad, esta enfermedad ha llegado a afectar a más de 242 millones de personas alrededor del mundo, de acuerdo al Estudio de Impacto Global de Enfermedades. Estos datos no son menores, y por el contrario, preocupa el incremento que ha tenido los pacientes diagnosticados con artrosis y sus variedades, que ha crecido más del 70% en los últimos veinte años.

Existe una entidad especializada en el tratamiento y prevención de esta enfermedad, llamada Fundación Internacional de la Artrosis, que tiene como misión principal brindar la notoriedad que merece esta patología para que todas las personas tomen consciencia de la realidad que nos rodea y que podría alcanzarnos a cualquiera. Todo dependerá de la prevención y concientización que se genere mediante diversos programas y charlas difundidas por los organismos de salud de cada país.

Artrosis: conozca cómo prevenir esta enfermedad degenerativa

Artrosis: conozca cómo prevenir esta enfermedad degenerativa 2

Población en riesgo

Es cierto que las personas de la tercera edad son más proclives a sufrir este mal, ya que como hemos mencionado con anterioridad, al llegar a la edad adulta los huesos se desgastan con facilidad, los tendones ya no tienen la misma elasticidad y se va perdiendo el colágeno natural de las articulaciones. Pero también existe otra población en riesgo, y son las mujeres en edad postmenopáusica.

A partir de los 45 años, las mujeres que ya experimentaron – o experimentan – la menopausia, sienten rigidez, dolor y deformidad en las articulaciones. Esto significa el inicio de un gran problema que podría complicarse aún más, limitando su estilo de vida. Esta enfermedad degenerativa es una de las causas de incapacidad permanente en el mundo, y se estima que más del 70% de féminas en España la padecen.

Los deportistas también se encuentran expuestos a sufrir este mal, por consecuencias de lesiones o traumatismos. Desde los 35 años, los futbolistas profesionales son propensos a padecer artrosis de rodilla, debido a la gran exigencia que demanda su carrera.

El Jefe del Servicio Médico del Atlético de Madrid, José María Villalón, explicó que los constantes entrenamientos, la rapidez con la cual deben recuperarse luego de una lesión, el rendimiento en los partidos y otros aspectos más que influyen en el físico del deportista son motivos suficientes para la degradación del cartílago con rapidez.

Prevención y tratamientos para la artrosis

Una manera de prevenir el desarrollo de esta afección es tener una buena alimentación conformada por una dieta balanceada, con los nutrientes necesarios, ya que el consumo excesivo de grasas o un desordenado hábito alimenticio puede provocar sobrepeso, que causara una carga adicional en las articulaciones.

Asimismo, existe una serie de suplementos que pueden complementar un régimen nutritivo y así fortalecer músculos y articulaciones. Entre ellos destacan el magnesio, el colágeno y la glucosamina.

El magnesio es un mineral que interviene en numerosas reacciones químicas desarrolladas en nuestro cuerpo y organismo. Es decir, este mineral actúa junto al calcio en la formación y fortalecimientos de huesos y dientes. Por otra parte, el colágeno es una proteína que mantiene la estructura de las células y las conserva firmes y unidas. Este suplementos ha adquirido gran popularidad ya que esta sustancia disminuye su producción con el pasar de los años.

Finalmente, la glucosamina es un aliado contra la artrosis, esto se debe a que contiene sulfato y condroitina, sustancias que mantienen la elasticidad y lubrican las articulaciones.

El rol de las actividades como el ciclismo o la natación también podrían ayudar a prevenir e incluso tratar este mal en las mujeres postmenopáusicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here