Hay personas para quienes el turismo es sinónimo de paisajes hermosos y un descanso reconfortante. Pero hay otras para las que la adrenalina, la velocidad y el movimiento tienen que ser ingredientes indispensables de cualquier plan. Pensando justamente en ellos, fueron diseñadas las atracciones turísticas más extremas del mundo. Se trata de actividades que te harán sentir que el estómago se te empequeñece, las manos te sudan frío y la adrenalina máxima te recorre. Hoy en Supercurioso desbordamos de espíritu aventurero y te presentamos esas atracciones que te enloquecerán con sus riesgos y velocidad. ¡Acompáñanos!

Las 8 atracciones turísticas más extremas del mundo

1. Volcano Board en Cerro Negro, Nicaragua

atracciones turísticas más extremas del mundoIniciamos este recorrido por las atracciones turísticas más extremas del mundo con el volcán Cerro Negro, uno de los nueve volcanes en Nicaragua que sigue activo, a pesar de que no ha entrado en erupción desde 1999. Con 728 metros de alto, se encuentra cerca de la ciudad colonial de León. Sus empinadas pistas de fina y negra ceniza son perfectas para deslizarse hacia abajo. Después de ver el cráter y disfrutar de 360 ​​grados espectaculares de vistas desde la cima, escucharás las instrucciones sobre cómo utilizar la tabla y el resto del equipo. A continuación, la aventura comienza deslizándote desde el borde exterior del volcán, hasta la base. Un ejercicio de equilibrista sobre la tierra caliente.

2. Everest Skydive, paracaidismo en el Everest, Nepal

actividades extremas

El Everest Skydive es considerado como una de las mayores atracciones turísticas extremas en el mundo y, por lo tanto, sigue siendo un evento de ensueño para muchos aventureros. Dejarse caer desde un helicóptero desde una altura de 9000 metros es, sin duda, algo digno de probar antes de morir. La adrenalina se dispara en caída libre con este pintoresco telón de fondo, que es la cumbre más alta del mundo, el monte Everest. Si tienes espíritu de aventura, este es tu lugar sin duda.

3. La piscina del Diablo, en las Cataratas Victoria, entre Zambia y Zimbabue

atracciones turísticas más extremas del mundo

La siguiente de las atracciones turísticas más extremas del mundo es la espectacular piscina del diablo, una experiencia memorable. Durante los meses más secos del año, de mayo a octubre, es posible caminar a lo largo del borde de las cataratas de Victoria. Después de miles de años de erosión, se han formado muchas piscinas de roca, y una de ellas lo ha hecho justo en el borde mismo del precipicio, donde los más intrépidos saltan y quedan relegados a la orilla por la fuerza del río.

La vista desde el borde es totalmente emocionante, mientras se siente la fuerza del Zambezi que fluye más allá y se derrumba sobre el precipicio: una caída de 100 metros. Durante el resto del año, cualquier persona lo suficientemente tonta como para entrar en esas aguas será barrido cataratas abajo. Pero cuando los niveles bajan, las paredes de roca naturales de la piscina del Diablo se convierten en una barrera natural.

4. El Puente Trift, en Gadmen, los Alpes Suizos

actividades extremas

El Puente Trift es uno de los puentes colgantes peatonales más espectaculares de los Alpes y se cuenta entre las atracciones turísticas más extremas del mundo. Se encuentra a 100 metros de altura y tiene una longitud de 170 metros. Cruza justo sobre la región del glaciar Trift. Incluso llegar al puente a través del barranco en teleférico ya es una aventura.

El calentamiento global ha hecho que muchos glaciares se derritan, algunos especialmente rápido, como el glaciar Trift. De hecho, solo hace apenas algunos años se podría llegar a pie a través de la lengua del glaciar. Pero en 2004 un puente colgante, fue construido, pues el glaciar ya no era lo suficientemente alto como para llevar a los visitantes hasta la cabaña. El puente Trift resultó ser un imán como atracción turística extrema y fue reemplazado en 2009 por un puente más seguro y accesible, que está considerado como uno de los puentes colgantes peatonales más largos y más altas del Alpes.

5. Paseo a la locura, en Las Vegas, Estados Unidos

destinos extremos

Es una experiencia verdaderamente alucinante. Un brazo mecánico masivo extendiéndose 19 metros sobre el borde de la Torre Stratosphere a una altura de unos 300 metros. Este paseo en Las Vegas pone a los pasajeros a girar en el aire libre en un ángulo de 70 grados, ¡lo que deja sus cuerpos inclinados boca abajo! Si eres lo suficientemente valiente como para mantener los ojos abiertos, serás recompensado con una vista impresionante del centro histórico de Las Vegas. ¡Vive la experiencia de la locura y sal de ella para contarlo!

6. Tower of Power en Tenerife, España

turismo extremo

Y Tenerife no es solo un paraíso playero para los amantes del mar, sino también el hogar de una de las atracciones turísticas más extremas del mundo. Si eres de aquellos que deliran por los deportes acuáticos, no puedes dejar pasar la experiencia de deslizarte por uno de los toboganes más emocionantes del mundo entero. Caerás a una velocidad de 80 kilómetros por hora, a lo largo de 28 metros, y terminarás en una alucinante piscina llena de tiburones. ¿Te animarías a vivirlo?

7. Rush Bike Zipline en Bohol, Filipinas

turismo de aventuras

Otra de las atracciones turísticas más extremas del mundo es la que eligen los amantes de las alturas y las bicicletas. Se trata de Rush Bike Zipline, una alucinante actividad que te hará sentir en vértigo en cada poro de tu piel. Te subirás a un velocípedo a 45 metros de altura, y pedalearás por un cable a lo largo de 225 metros, hasta llegar a la meta. Atravesarás un recorrido en el que se respira el mejor aire puro y espectaculares vistas.

8. El camino de la muerte, en Bolivia

atracciones turísticas más extremas del mundo

Y cerramos este recorrido por las atracciones turísticas más extremas del mundo en América Latina. Para esta actividad extrema no deberás lanzarte al vacío ni navegar en ríos caudalosos. Pero conducir puede ser mucho más emocionante de lo que crees. Conectando la ciudad de La Paz con Coroico, en la región de las Yungas, nos encontramos con el camino de la muerte. Se trata de una estrecha carretera de doble sentido y sin asfaltar. Su fama se debe a que desde su altitud máxima, de 4.650 metros, desciende casi 3.000 metros en tan solo 65 kilómetros, en un camino marcado por curvas alucinantes y precipicios de hasta 900 metros. ¿Te animarías a recorrerla?

Y si eres, como nosotros, un amante de la aventura y la novedad, no te pierdas este artículo en el que te contamos sobre los parques temáticos más increíbles del mundo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here