¿Sabes qué fue la batalla de las Navas de Tolosa? La respuesta corta es que fue la batalla decisiva en la Reconquista, en la Edad Media, que llevó a que los cristianos tuvieran la hegemonía de España en vez de los musulmanes. Pero, como siempre, la batalla de las Navas de Tolosa encierra muchos más secretos y de lo que parece a primera vista, es, en definitiva, una de las mayores curiosidades de España históricas. Hoy en Supercurioso un resumen del conflicto para que lo entiendas bien, con lo que será una lectura perfecta para aquellos aficionados a la Historia o, simplemente, aquellos que busquen un buen relato o incluso lugares históricos qué ver en Jaén. ¿Nos acompañas? 🙂

Todo sobre la Batalla de Las Navas de Tolosa. ¡Conócela!

Batalla de las Navas de Tolosa caballeros

1. Causas de la Batalla de Las Navas de Tolosa

Corría el año 711 cuando se perpetuó la conquista omeya de Hispania, que pondría al país bajo las fuerzas árabes durante casi 800 años. Su final definitivo fue en 1491 (en efecto, apenas unos meses antes de que Colón se dirigiera a América), con la caída del reino Nazarí de Granada.

Ahora que tenemos claro el contexto de la Batalla de Las Navas de Tolosa, retrocedamos un par de cientos de años, exactamente hasta 1212, cuando tendría lugar esta batalla que pondría principio al fin del reino árabe en España. De hecho, el verdadero principio se encuentra en 1195, cuando el rey de Castilla de entonces, Alfonso VIII, padeció la derrota de otra batalla conocida como la batalla de Alarcos y la pérdida del castillo de Salvatierra. La frontera con el imperio almohade, comandado por Muhammad an-Nasir, se acercaba cada vez más.

Alfonso decidió entonces que derrotaría a los almohades de una vez por todas, pero que, para conseguirlo, necesitaría ayuda, así que habló con el papa Inocencio III y le contó que quería hacer una cruzada y que para ello necesitaba caballeros de toda Europa, especialmente de Francia. Con la intervención papal también consiguió la palabra del resto de reinos cristianos de su zona, como el de Portugal, de que no lo atacarían mientras luchara con los musulmanes. Además, logró el apoyo de dos grandes reinos vecinos al de Castilla: Aragón y Navarra.

Sin embargo, y a pesar de que el ejército que consiguió el monarca era bastante fuerte, no tenía nada que ver con la fuerza y los recursos de los almohades. Aunque en las crónicas se exageró muchísimo (se llega a decir que combatieron ni más ni menos que con 80.000 soldados) sí que se puede deducir que era un ejército multitudinario e intimidante el que llevaría a la Batalla de Las Navas de Tolosa.

2. Resumen de la Batalla de Las Navas de Tolosa

Batalla de las Navas de Tolosa cavalleros

Las fuerzas cristianas llegaron a Las Navas de Tolosa el viernes 13 de julio de 1212. Durante todo el fin de semana, hubo escaramuzas, pero nada de acción importante. Sin embargo, el lunes 16 de julio, Muhammad an-Nasir, temeroso de las deserciones que puede generar la espera y cansado de esta, decide iniciar el ataque sobre el bando cristiano.

Los cristianos intentaron devolver batalla, pero los musulmanes simularon que se retiraban para contraatacar. Al ver el gran número de soldados musulmanes, muchos cristianos entraron en pánico, soltaron las armas y se dispusieron a huir. Al verlo, los tres reyes cristianos decidieron que ellos mismos se lanzarían al ataque.

La táctica surtió efecto y la moral de las tropas subió como la espuma. Los soldados se enfrentaron a los musulmanes y, aunque estos los superaron en número, consiguieron derrotarlos gracias, además, a un ataque con la caballería pesada y los soldados más formados y eficientes del bando cristiano. Al huir, el bando musulmán dejó un gran botín de guerra para regocijo de los soldados, que pudieron llevarse a casa muchos recuerdos de tan cruenta batalla.

3. Consecuencias de la Batalla de las Navas de Tolosa

Batalla de las Navas de Tolosa detalle

Como hemos dicho, las consecuencias de la Batalla de Navas de Tolosa fueron esencialmente que marcó un antes y un después en el período histórico conocido como la Reconquista. Durante los años siguientes, el bando cristiano recuperaría buena parte de Andalucía, así como las islas Baleares y Valencia.

El reino almohade, pues, estaba en claro declive y fue otra asociación africana emergente, los meriníes, los que intentarían recuperar, sin éxito, lo que los almohades habían perdido. Fue contra este bando contra el que se saldó la Reconquista y empezó un periodo diferente en todo el país que, al ser ya de mayoría cristiana, ensalzaría la batalla hasta cotas legendarias.

Si te interesa el tema y quieres saber qué ver en España al respecto, puedes visitar el museo de la Batalla de Las Navas de Tolosa, en Santa Elena, Jaén, cerca del lugar donde sucedió todo lo que hemos contado. En el museo podrás ver todo tipo de plafones explicativos, así como piezas de los diferentes ejércitos, parafernalia armamentística usada durante la batalla, una recreación del campamento y una torre mirador en la que podrás disfrutar del paraje de Sierra Morena (y de un criador de linces en cautividad).

La Batalla de las Navas de Tolosa forma parte de la historia que nos lleva directamente a nuestros días y que es importante conocer y entender para conocernos y entendernos a nosotros mismos. Dinos, ¿te ha gustado este artículo? ¿Crees que nos hemos dejado algo por contar? ¡Recuerda que puedes contarnos lo que quieras si nos dejas un comentario!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here