El científico loco que se infectó con una bacteria de 3,5 millones de años
4.7 con 25 votos

Desde el principio de los tiempos, el ser humano ha estado buscando, incansablemente, el antídoto contra la vejez, el elixir y fuente de la eterna juventud. ¿Vosotros que opináis? ¿Creéis que podría existir, aunque solo fuera de manera teórica, un ungüento, brebaje, o lo que fuera que detuviera el paso de los años e impidiera que envejeciéramos?. Pues en el siguiente artículo de Supercurioso te traemos el caso de un científico loco que está seguro de haberlo encontrado.

El científico se llama Dr. Anatoli Brouchkov y dice haber encontrado una bacteria de 3,5 millones de años con dichas propiedades.

El científico loco que se inyecta una bacteria prehistórica

 científico loco

El Dr.Brouchkov descubrió esta antiquísima bacteria por primera vez en 2009. Se llama Bacillus F y se hallaba congelada en las profundidades de una montaña en la región de Yakutsk, en Siberia. Se hallaba a una profundidad mayor que el lugar donde se encontraron los restos de los mamuts lanudos. Según los cálculos del Dr. Brouchkov, esta bacteria podría tener alrededor de 3,5 millones de años, algo que lo impresionó ya que, a pesar de los miles y millones de años transcuridos, la bacteria seguía con vida.

Una de las características que más impactó al científico loco fue comprobar que todo lo que estaba alrededor de la bacteria Bacillus F parecía vivir más tiempo.

Los primeros estudios, llevados a cabo ya en un laboratorio, se realizaron sobre ratones, moscas de la fruta y cultivos y los resultados obtenidos fueron tan prometedores que el Dr. Viktor Chernyavsky, un reconocido epidemiólogo ruso, se aventuró a llamar a esa bacteria “el elixir de la vida”.

A día de hoy sigue llamándose Bacillus F, pero lo que es cierto es que esta bacteria parece tener un poder sobrenatural. Los ratones que fueron expuestos a ella vivieron más tiempo y su fertilidad se mantienen incluso con una edad mucho más avanzada de lo normal.

En cuanto a los cultivos, se comprobó que crecían mucho más rápido y eran más resistentes a las nevadas. Se constató también que la población de Yakutia tenia un promedio de vida más largo y quizá el motivo era porque la bacteria Bacillus F se había infiltrado en el suministro de agua.

Este descubrimiento es tan relativamente nuevo que los científico aun no han alcanzado a saber cuál es el mecanismo de esta bacteria para que sea tan resistente y longeva. Lo que sí han hecho el Dr. Brouchkov y sus colegas es secuenciar el ADN de la Bacillus F, aunque no han podido determinar cuál de sus genes la hacen tan “inmortal”. Esta es una pregunta muy difícil de responder, es una pregunta tan compleja como identificar los genes que causan el cáncer, según el Dr. Brouchkov.

El científico loco se ofreció a probar la bacteria

Aunque con el Bacillus F se han realizado, como decíamos anteriormente, numerosos experimentos en diferentes animales e incluso en plantas, aún no se había probado en humanos. El Dr. Brouchkov quiso ser el primer humano en inyectarse dicha sustancia misteriosa y convertirse en conejillo de indias. Por eso, se le bautizó como el científico loco, ya que se exponía a una bacteria de la que no se sabían las consecuencia, aunque él solía decir que tampoco se sabía, a ciencia cierta, cómo funcionaba la aspirina y que le movía la curiosidad.

Se inyectó entonces la Bacillus F y no puede haber tenido efectos muy devastadores porque, a día de hoy, el científico loco sigue vivo, es más, asegura sentirse mejor que nunca.

En una entrevista realizada en 2017 aseguró no haber sufrido ningún resfriado ni proceso gripal en los dos años desde que se inyectó. Reconocía también niveles más elevados de energía.

No estamos seguros de si los resultados descritos por el Dr. Brouchkov sean verdaderos o simplemente la bacteria actuó como placebo. Se necesitaría una investigación más profunda para tener la certeza de que la bacteria Bacillus F puede prolongar la vida humana. Si el Dr. Brouchkov consigue sobrevivir los próximos 1000 años, quizá tengamos una buena prueba de que, efectivamente, estamos frente al “elixir de la vida”.

¿Qué te ha parecido el artículo sobre este científico loco que fue capaz de inyectarse una bacteria totalmente desconocida por el ser humano? ¿Serías tu capaz de hacer algo así?

Es cierto que el ser humano vive obsesionado con la juventud y con ganarle años a la vida, pero creemos que el riesgo que sufrió el Dr. Brouchkov no estaba justificado. Una bacteria de 3,6 millones de años podía haber sido un descubrimiento nefasto para la humanidad. Podría haber causado la peor pandemia de nuestra historia e incluso haber acabado con la raza humana. El riesgo asumido por el apodado científico loco podría habernos costado muy caro.

¿Qué opinas tu? Crees que está justificado el acto del Dr. Brouchkov para descubrir las “virtudes” de esa bacteria? ¡Déjanos tu opinión!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here