Todos hemos visto alguna vez en la televisión esos fascinantes dibujos elaborados en inmensos campos de maíz. Los círculos en los cultivos, exponentes de una singular belleza, que nos desconciertan y nos fascina a la vez. Creaciones que aparecen súbitamente de la noche a la mañana sin que nadie pueda entender cómo… Tanto es así que a menudo se atribuye toda esta compleja simbología a una responsabilidad alienígena, a la acción de seres de otro mundo que tal vez intenten dejarnos mensajes ocultos en esos dibujos que, a día de hoy, aún no hemos sido capaces de descifrar. Pero, ¿puede ser eso posible? ¿Realmente los círculos en las cosechas que tan poderosamente llaman nuestra atención, son fruto de la acción de seres de otros planetas? Acompáñanos, en Supercurioso, a descubrirlo.

¿Qué son los círculos en los cultivos?

Círculos en los Cultivos

Seguro que en alguna oportunidad habrás visto a través de los medios de comunicación estos curiosos círculos en los cultivos que se convirtieron en tendencia mundial. Se trata de un fenómeno que, se cree, inició en Inglaterra, y desde entonces se ha ido reproduciendo hasta aparecer en diferentes países. Pero, ¿qué son estos círculos en las cosechas? Se trata de patrones extraños, con formas circulares de diferentes tamaños y disposiciones, que aparecen en los campos y las cosechas de la noche a la mañana. Durante mucho tiempo, se pensó que se trataba de bromas de mal gusto, pero al constatarse su presencia en campos que guardaban grandes distancias entre sí y, a su vez, considerando la velocidad con la que aparecían, pareció quedar evidencia de que era imposible que fuesen hechos por seres humanos. Y si es así, entonces… ¿Quién los hizo?

1. El origen de los círculos en las cosechas

El fenómeno de los círculos en los cultivos no es nuevo, en absoluto. Tal vez te sorprenda saber que existen evidencias físicas que datan, nada más y nada menos, que del 22 de agosto de 1678. Disponemos de un folleto donde se aprecia el dibujo que apareció en un cultivo de Inglaterra, ahí donde su agricultor no pudo sacar el salario que esperaba de su cosecha debido a esa «desconcertante trastada que alguien le hizo con muy mala fe».  Aquel dibujo en el campo de maíz fue conocido como el «El diablo cosechador».

Tras aquella temprana fecha, no volvemos a tener testimonios físicos (aunque sí orales) de los círculos en las cosechas, hasta 1976, año en el que este fenómeno empezó ya a dar la vuelta al mundo. Fue de nuevo en Inglaterra, concretamente en Winchester, escenario donde los medios se hicieron eco de unos círculos en los cultivos relativamente sencillos, de poco menos de nueve metros de diámetro. Aunque lo verdaderamente curioso fue que, a medida que pasaban los días, iban volviéndose más y más complejos y numerosos. Cuatro años después, metidos ya en los años 80, estos hechos desconcertantes se hicieron también presentes en capitales como Nueva Zelanda o Alemania.

2. El mito de El diablo cosechador

Como te comentábamos, la primera referencia histórica sobre los círculos en los cultivos, también llamados agroglifos, ocurrió en 1678. Pero en torno a esta anécdota se teje también una curiosa leyenda. Se cuenta que aquellos campos de avena eran propiedad de un granjero inglés, que discutía con uno de sus trabajadores por la paga. Aquel había pretendido subir la tarifa de su trabajo, a lo que el granjero respondió que preferiría pagarle al mismo diablo para cortar su campo, que acceder al monto propuesto. Al siguiente amanecer, amanecerían los tallos de avena cortados en forma de rarísimos círculos. Incluso, hay quienes dicen que es el propio Satanás quien, con cuernos característicos y una cola, se puede ver en el grabado con una guadaña.

3. ¿Los círculos en los cultivos fueron hechos por alienígenas?

Aquí se halla la verdadera cuestión y el principal misterio sobre los círculos en los cultivos. La mayoría de escépticos e incluso agricultores afectados, están convencidos de que existen verdaderos «hacedores de círculos», apasionados con muy mala idea que disfrutan destrozando campos de cultivo para obtener una notoriedad implícita. De hecho, a principios de la década de los noventa aparecieron dos hombres proclamándose la autoría de la mayoría de los círculos realizados hasta el momento. Sus nombres eran Doug Bower y Dave Chorley.

Según ellos mismos, el placer de crear los círculos en las cosechas y ser noticia al día siguiente era ya un aliciente, y más si despertaba el interés de ufólogos y otros investigadores de lo oculto. De hecho esta pareja de avispados amigos solían frecuentar los pubs donde se reunían los investigadores, escuchaban sus teorías y deducciones para, al día siguiente, desmontar alguna de sus observaciones o presentarles un nuevo reto que investigar. Bower y Chorley tomaban nota y, sencillamente, encendían el espíritu de los pobres ufólogos.

Sin embargo, según muchos expertos, es casi imposible que estos dos hombres fueran capaces de realizar en una sola noche, diseños tan complejos, dotados de fórmulas matemáticas, de fractales, círculos que a veces ocupaban más de una hectárea. Es más, Chorley y Bower se proclamaron la autoría de círculos en los cultivos que aparecían en distintas partes del mundo, en un mismo día.

Por otra parte, la hipótesis de la autoría alienígena está presente en muchos colectivos. Se trataría en esencia de «entidades» de otros mundos que nos dejan testimonios de algunos conceptos de su propia cultura. De hecho, en muchos de esos dibujos de círculos en los cultivos se advierte un tipo de lenguaje, incluso mapas astronómicos, tecnología desconocida, brújulas, aparatos eléctricos, etc. La mayoría de ellos utilizan formas tan complejas como proporciones áureas, conjuntos Mandelbrot, Curvas de Koch… Aspectos tan fascinantes como desconcertantes, ahí donde cada uno es libre de elegir su propia explicación.

4. ¿Qué les pasa de verdad a los cultivos?

círculos en las cosechas

Pero ¿Y qué pasa con el maíz, con la avena, con esos rubros en los que se hicieron círculos en las cosechas? A la hora de estudiar qué les ha podido pasar a las plantas para presentar esta deformidad en su conjunto, los expertos se han encontrado con realidades tan complejas, que les cuesta en ocasiones dar una explicación lógica y científica. Veámoslo:

  • Las plantas no están dobladas o partidas, en absoluto, están deformadas por completo, como si hubieran recibido la radiación típica de un microondas.
  • Las plantas que logran quedar libres de los dibujos y que suelen quedarse en el centro, crecen de un modo extraño y anormal.
  • Estas plantas de los campos de maíz en concreto, emiten después de este fenómeno, un tipo de radiación residual, teniendo a su vez alteraciones electromagnéticas en su interior.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Crees que los círculos en los cultivos se deben a un fenómeno paranormal? ¿O está quizá la mano humana detrás de estos espectaculares dibujos? Si te ha llamado la atención este tema, no te pierdas nuestro artículo sobre la tecnología de análisis espacial en la agricultura. Y si eres de los que prefieres la hipótesis extraterrestre, disfruta de esta selección de las mejores frases de astronautas, y lo que dicen sobre su exploración al espacio.

6 Comentarios

  1. Alienigenas ancestrales.

    Lo mismo sucede con las grandes arquitecturas como las pirámides de Egipto!!!

    Creo que los Alienigenas ya han visto las barbaridades que hemos hecho con nosotros mismos como especies! Así que no creo que se arriesguen a que les veamos, el 70% de la población humana es aún muy arcaica para entender tan fascinante misterio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here