¿Alguna vez te has preguntado cómo eran las frutas y las verduras en la antigüedad? Con la llegada del hombre sin duda la tierra cambió muchísimo; el medio ambiente, los animales y los alimentos, ¡te sorprenderás con lo diferentes que eran estos últimos!

¿Cómo eran las frutas y las verduras antes de nuestros cultivos?

Aunque sea difícil de creer, puedes comprar la fruta o verdura más orgánica y natural que encuentres, pero te asombrarías con lo diferente que luce ahora en comparación a como lo hacía varios siglos atrás. ¡El cambio es impresionante e innegable!

Toma un plátano, aquella fruta dulce, suave y deliciosa; sin pipas y de cáscara lisa y amarilla. Si retrocedemos unos 7000 o 10000 años, hacia las variedades silvestres, encontraremos que eran frutas pequeñas, duras y llenas de semillas alargadas.

Gracias a los procesos de selección artificial, el hombre ha escogido solo aquellas plantas con las características más deseables para ser reproducidas. Esto permitió que las bananas, por ejemplo, se convirtieran en la fruta que conocemos actualmente.

Otro ejemplo claro son las zanahorias, ¿sabías que no eran más que raíces blancas o moradas cuya apariencia no para nada apetecible? Los humanos se encargaron de hacerlas más largas y gruesas y de darles tonalidades amarillas, moradas y anaranjadas por cientos de años, lo que generó las variedades actuales; finalmente, la original dejó de existir.

La berenjena no era morada, sino azul o amarilla y no poseía la forma alargada actual,  era más bien redonda y pequeña con un gusto amargo.¿Qué te parece?

¿Te gusta la sandía? Esta fruta jugosa y refrescante tiene su origen en África y era muy común en los mercados alrededor de 1600, pero lucía un poco menos apetitosa; su interior era verde y sus semillas mucho más grandes.

El maíz ha cambiado drásticamente; hoy lo conocemos jugoso, crujiente y dulce, envuelto en unas hojas de color verde o amarillo, pero lo cierto es que el maíz lucia más como las actuales alverjas, venía en vainas y era una planta seca y poco atractiva. Su cambió empezó desde el siglo XV, cuando se dio la colonización europea.

A partir de estos hechos, puedes imaginar un poco como eran las frutas y las verduras en la antigüedad y lo distintas que son hoy en día. En la actualidad las frutas ya han perdido muchas de sus cualidades originales, e incluso ya se crean híbridos y se modifican genéticamente, por lo que es probable que en el futuro, el mundo tenga una variedad de alimentos completamente diferentes a los actuales. ¿Cómo te los imaginas?

No te pierdas: ¡8 alimentos más que te ponen de BUEN HUMOR!

Imágenes: Ciencia Maya, Nocheon.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here