Del mundo de las películas de ciencia ficción y las series de resolución de crímenes, el sistema de reconocimiento facial ha llegado a la realidad, con aplicaciones prácticas muy valiosas. Las tecnologías que están detrás de esta posibilidad han avanzado de manera notoria, permitiendo la aplicación del reconocimiento de rostros a muchos procesos cotidianos. En Supercurioso, como sabes, somos amantes declarados de la tecnología y sus últimas novedades, así como de la forma en que sus usos contribuyen a mejorar nuestra calidad de vida. En las próximas líneas haremos un recorrido por todos los detalles de cómo funciona el reconocimiento facial. ¿Nos acompañas? ¡Pues empecemos!

¿Qué es el sistema de reconocimiento facial?

sistema de reconocimiento facial

Para comprender cómo funciona el reconocimiento facial, debemos partir de su conceptualización. Se trata de una tecnología que, haciendo uso de una imagen, un vídeo o cualquier otro elemento audiovisual del rostro de una persona, es capaz de identificarlo o verificarlo. Es entonces, una forma de identificación biométrica en la que se hace uso de las medidas corporales de la cabeza y cara de la persona, para verificar que sea en efecto quien dice ser. En la actualidad, el sistema de reconocimiento facial es empleado para acceder a sistemas, servicios o identificaciones en las que sea vital corroborar la identidad de la persona.

En este sentido, las nuevas tecnologías de reconocimiento facial cuentan con ventajas notorias sobre otras alternativas de identificación que son populares en nuestros días, como las selfies, las contraseñas, la verificación por email e incluso la identificación con la huella dactilar. La ventaja fundamental sobre cómo funciona el reconocimiento facial en comparación con estas alternativas, se concentra en que utiliza patrones matemáticos únicos y dinámicos de la persona, lo que termina por convertir al sistema de reconocimiento facial en uno de los más seguros para la verificación de la identidad.

¿Cómo funciona el reconocimiento facial?

Cómo funciona la tecnología de reconocimiento facial

Si hablamos de cómo funciona el reconocimiento facial, nos encontramos con varios métodos que han ido desarrollándose en los últimos años, de la mano con los avances tecnológicos. Sin embargo, los más populares son los sistemas de identificación biométricos. Su funcionamiento consiste en examinar las características físicas del cuerpo de una persona, en un intento de distinguir qué la hace única y diferente, para poderla diferenciar de todas las demás. Existen también otras formas de este tipo de sistema, entre los que se incluyen la lectura de huellas dactilares, el escaneo de retina, escaneo de iris (usando una parte más fácilmente observable del ojo) e incluso reconocimiento de voz.

Ahora bien, en lo que respecta concretamente al rostro, el detalle de cómo funciona el reconocimiento facial puede dividirse en tres pasos: la detección, la creación de una marca de rostro (o faceprint) y la verificación o identificación. Cada uno de estos sistemas toman datos, a menudo una imagen de una persona desconocida, analizan los datos en esa entrada e intentan hacerlos coincidir con las entradas existentes en una base de datos de caras de personas conocidas.

Una vez obtenida esa imagen, el software la analiza para identificar las caras, por ejemplo, en una multitud de personas. En un centro comercial, las cámaras de seguridad alimentarán una computadora con software de reconocimiento facial para llenar una base de datos con esas caras de la multitud. Cuando el software ha llegado a un tamaño y orientación adecuados para poder analizar la cara, ahora pasa a revisar algo que se denomina “huella digital”. Al igual que un registro de huella digital, una huella, en este caso, es un conjunto de características que tomadas en conjunto identifican de manera única el rostro particular de una persona. Los elementos de esta “huella” incluyen las ubicaciones relativas de las características faciales, como los ojos, las cejas y la forma de la nariz.

De igual forma, los detalles de cómo funciona el reconocimiento facial, con el análisis matemático y sin margen de error que se realiza sobre la imagen entrante, permiten la aplicación de esta tecnología a casos particulares. Si los datos biométricos se corresponden con la persona que debe regularmente hacer uso de un servicio, ingresar a una aplicación, sistema, o incluso a un edificio, el sistema reconocerá las coincidencias, identificará que se trata de la persona autorizada y dará el acceso correspondiente.

¿De qué requiere la tecnología de reconocimiento facial?

Para poner en marcha un sistema de reconocimiento facial se hace necesario contar con un dispositivo que disponga de tecnología fotográfica digital, así como de una cámara con la que puedan generarse las imágenes y datos necesarios para la creación y registro del patrón biométrico facial de la persona a identificar. Aunque suene quizás un tanto complejo, te sorprendería saber la cantidad de usos que esta tecnología tiene en la cotidianidad.

Asuntos como el acceso a aplicaciones móviles sin necesidad de ingresar una contraseña, acceso a servicios online previamente contratados, métodos de pago en tiendas físicas u online, acceso a edificios, check-in en servicios turísticos… todas son áreas en las que un sistema de reconocimiento facial puede utilizarse, reforzando la seguridad.

Ventajas y desventajas del reconocimiento facial

cómo funciona el reconocimiento facial

Las principales ventajas

Al hablar de cómo funciona el reconocimiento facial, nos encontramos con una tecnología que viene en franco crecimiento y evolución, y cuyos usos amplían cada día más sus fronteras. De la seguridad estatal y empresarial, el sistema de reconocimiento facial ha ido migrado a aplicaciones en las que el ciudadano común puede beneficiarse. Entre las principales ventajas de los sistemas de reconocimiento de rostro, tenemos las siguientes:

  • En comparación con otros sistemas como el reconocimiento de huella, el reconocimiento facial cuenta con un nivel de precisión muy superior.
  • Se trata de un método que no implica contacto físico, por lo que su utilización es más higiénica. Esto, en una época de pandemia como la actual, es un valor agregado muy interesante.
  • Con el uso de un sistema de reconocimiento facial se reducen las posibilidades de que se produzcan robos de identidad.
  • Y por último, también destacamos como ventaja su compatibilidad con otros métodos biométricos.

Las principales desventajas

Uno de los elementos más positivos sobre cómo funciona el reconocimiento facial y sus utilidades prácticas, es la aplicación que se le ha dado en los terrenos de la seguridad. Y en efecto, gracias a las tecnologías de reconocimiento facial los organismos de seguridad, control y vigilancia pueden localizar e identificar más fácilmente a las personas que hayan delinquido. Ahora bien, en contraposición a esta ventaja, aparece la desventaja más notoria de este sistema: también se puede rastrear a cualquier persona, en cualquier momento y lugar. Puntualicemos en los aspectos negativos de esta tecnología.

  • La violación a la privacidad es señalada como la principal desventaja del reconocimiento facial. Esto se ha convertido en un caso de suma polémica, por ejemplo, para el gobierno de los Estados Unidos, que almacenan un gran número de imágenes de ciudadanos, sin que éstos hayan dado su consentimiento.
  • La vulnerabilidad en el reconocimiento puede ser también otra de las debilidades de cómo funciona el reconocimiento facial. Realmente se trata de una tecnología muy precisa, más no infalible. Cualquier cambio en la apariencia de la persona, desde una cirugía estética hasta incluso un trabajo de maquillaje, puede arrojar errores en el reconocimiento.
  • Y por último, focalizándonos en los detalles de cómo funciona el reconocimiento facial a escala empresarial, tenemos que esta tecnología requiere de un potente almacenamiento de datos. Al tratarse de un sistema de aprendizaje automático, requiere de datos masivos que le permitan arrojar resultados precisos. Para las empresas pequeñas o medianas, los recursos necesarios para ese almacenamiento de datos podría convertirse en una limitante.

Y tu, ¿Conocías estos datos sobre cómo funciona el reconocimiento facial? ¿Qué opinas del sistema de reconocimiento facial? ¿Estás a favor o te genera cierta desconfianza? ¿Te parece una herramienta útil o una excusa para ejercer el control sobre la población? ¡Cuéntanos tu opinión! ¡Estaremos encantados de leerte! Y si eres, cono nosotros, un apasionado de la tecnología, no te pierdas nuestros artículos sobre las nuevas tecnologías y profesiones asociadas, o las fascinantes aplicaciones de la inteligencia artificial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here