Un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) reveló cuál es la distribución de las partículas que forman los anillos de planetas como Júpiter, Saturno, Neptuno y Urano.

Los anillos planetarios

Los anillos planetarios son anillos de polvo y otras partículas que giran alrededor de un planeta. Tanto la composición como el tamaño de las partículas es variable, los mismos pueden ser de polvo helado, silicato o hielo de agua, éste último es el caso de Saturno. En cuanto al tamaño estos pueden variar desde micrómetros hasta decenas de metros.

anillos1

El origen de los anillos planetarios continúa siendo desconocido, a pesar de ello, algunos expertos creen que los mismos son inestables y probablemente desaparezcan en unos centenares de millones de años.

Algunas teorías arrojan que los actuales anillos son de origen moderno y los mismos se formaron con los desechos de un satélite natural como consecuencia de un fuerte impacto. Otra de las hipótesis que se maneja es que la materia primigenia se encontraba muy cerca de los respectivos planetas sobrepasando el límite de Roche, por lo que en vez de agregarse como un satélite se rompió dando como resultado la formación de los anillos.

La formación de los anillos planetarios

Un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) reveló que los anillos de los planetas tienen una distribución de partículas universalmente similar. El líder del estudio, el científico Nikolai Brilliantov, explica:

“Lo que es sorprendente es que la abundancia relativa de partículas de diferentes tamaños sigue con una alta precisión una ley matemática cubos inversos. Es decir, la abundancia de partículas de 2 metros de tamaño es 8 veces más pequeña que la abundancia de partículas de un metro, mientras que la abundancia de partículas de 3 metros es 27 veces más pequeña, y así sucesivamente”

Con este estudio se pone punto y final a la incógnita que existía con respecto a la distribución y tamaño de las partículas de los anillos planetarios. La conclusión es que dichas partículas son mucho más comunes de lo que los científicos creían, la distribución de las mismas no es un carácter particular de planetas como Saturno, sino que por el contrario, tienen un carácter universal.

anillos2

Gracias a estas conclusiones, Brilliantov cree que esta clave puede extenderse desde los planetas más conocidos hasta grandes asteroides y demás anillos planetarios que existan más allá de nuestro sistema solar.

Si estás interesado en estos temas, no puedes dejar de leer: ¿Sabes cómo suenan los planetas del Sistema Solar?

Imagen: Casaubon Belbo Diotallevi, tonynetone, Caetano Júlio Neto

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here