Valora este post

Los huracanes continúan haciendo estragos en las costas atlánticas, destruyendo prácticamente todo a su paso. Por ello, en Supercurioso hemos decidido explicarte cómo se forman estas terribles tormentas que son capaces de dejar una pequeña isla bajo los escombros, o peor aún, el agua.

Así se forman los huracanes

Katrina, Sandy, Harvey, Irma, Katia, José… a simple vista parecen solo nombres, pero son los nombres de algunos de los tantos huracanes que se han registrado en el últimos 27 años. Cada uno dejando a su paso millones de vidas y ciudades afectadas. Aunque su intensidad no sea igual, la manera en que se forman es exactamente igual.

Para empezar, un huracán es la tormenta más violenta que pueda haber en nuestro planeta. Se conoce como tifón o ciclón, pero solo los que se originan en los Océanos Atlántico y Pacífico sur se les conoce como huracán. Científicamente hablando sería un ciclón tropical.

Madre Naturaleza: ¿Cómo se forman los huracanes?

Un dato curioso sobre este fenómeno de la naturaleza es que solo comienzan su formación en las aguas templadas de los océanos aledaños al Ecuador. ¿Por qué? Porque necesitan de la humedad y calidez del aire cerca de la superficie del agua para iniciar su recorrido. El aire sube y causa menor presión en el aire próximo al agua.

Es todo un ciclo. Cuando el aire caliente sube, este comienza a girar y tiene mayor presión. Y se repite el proceso una y otra vez. A medida que esto ocurre, esa calidez que se eleva, se enfría y forma nubes que se alimentan de la humedad y el agua evaporada. Si esto ocurre en el norte del Ecuador, el ciclón tropical va a girar contrario a las agujas del reloj; pero si su origen se da en el sur, tendrá la misma dirección que las agujas del reloj.

Madre Naturaleza: ¿Cómo se forman los huracanes?

¿Llegaste a ver la película ‘El día de mañana’? Se formaba una tormenta que lucía prácticamente igual a los huracanes, con la diferencia de que terminó con una era de hielo. Algo así sucedió recientemente, al menos en imágenes. Katia, Irma y José parecían sacados de la película de 2004 dirigida por Roland Emmerich.

A partir de vientos de 120 kilómetros por horas, se considera un ciclón tropical. Pero debajo de eso –desde los 60 km/h– son tormentas tropicales.

Categorías de los huracanes

Un ciclón tropical se mide por la escala de Saffir-Simpson, desarrollada en 1969 por el ingeniero civil Herbert Saffir y Robert Simpson, director del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

La primera categoría tiene vientos entre 118 y 153 km/h; la segunda es de vientos entre 154 y 177 km/h; en la tercera categoría los vientos son de 178 y 209 km/h; la cuarta tiene vientos entre 210 y 250 km/h; y la quinta y última categoría supera los 250 km/h.

Cuando un huracán toca tierra, pierde intensidad y su categoría baja. ¿El motivo? No tiene agua alrededor que siga alimentando su ciclo. Mientras más tiempo pase sin tocar tierra, más fuerte será.

¿Has presenciado alguna vez un huracán?

Descubre:

– 6 sorprendentes datos sobre los huracanes que debes conocer

– 5 comportamientos que evitar si estás ante una catástrofe

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here