El Complot del Clavel | El último intento de salvar a María Antonieta
4 (80%) 3 votos

Seguro que alguna vez te has preguntado que habría ocurrido si un acontecimiento de tu vida o un hecho histórico se hubiera desarrollado de manera diferente. ¿Habría cambiado tu vida? ¿Se habria alterado significativamente el curso de la historia? Si el intento de rescatar de la cárcel a María Antonieta hubiera salido bien, posiblemente no hubiera perdido la cabeza en la guillotina y la historia de Francia hubiera sido diferente. Acompáñanos a conocer el Complot del Clavel, el último intento de salvar de la muerte a María Antonieta que fracasó.

En Supercurioso nos hemos adentrado en varias ocasiones en la vida de esta reina de Francia que fue guillotinada por los revolucionarios. Si quieres saber más sobre sus últimos momentos, te invitamos a leer el post: La Muerte de María Antonieta | 10 Curiosidades de sus últimos días.

El Complot del Clavel

El complot del clavel, en francés “complot de l’oeillet”, conocido también como el “complot carnation“, fue el último intento de salvar a la reina de una muerte que cada vez se veía más segura. Tuvo lugar en 1793 y la reina estaba prisionera en la Conciergerie.

La familia real francesa fue trasladada en octubre de 1789 de Versalles al Palacio de las Tullerías en el centro de París. Tras el intento huida de Varennes los reyes y sus hijos volvieron a las Tullerías, pero el palacio fue asaltado en agosto de 1791 y la familia real obligada a dejarlo para instalarse en la prisión del Temple. De allí salió Luis XVI el 21 d enero de 1793 para ser ejecutado. Unos meses después María Antonieta fue cambiada a la prisión de la Conciergerie, donde tuvo lugar el complot del clavel.

El Complot del Clavel, el último intento de salvar a María Antonieta

Los guardianes de la Conciergerie eran un compasivo matrimonio: Toussaint y Marie Anne Richard, que hicieron lo posible por procurar pequeñas comodidades a la reina que eso sí, estaba continuamente vigilada incluso en el interior de la celda. En ella, solo un biombo la separaba de los guardias. El administrador de la cárcel era un hombre llamado Michonis que permitía las visitas a la real prisionera. El 28 de agosto acudió a verla un caballero leal a Luis XVI que había estado junto a él durante el ataque a las Tullerías el 20 de junio y la insurrección del 10 de agosto: Alexandre Gonsse de Rougeville.

El Complot del Clavel, el último intento de salvar a María Antonieta

María Antonieta lo reconoció de inmediato, iniciaron una conversación banal en presencia de los guardias, durante la cual Rougeville dejó caer dos claveles que llevaba en su chaqueta indicando por señas a la reina que debía recogerlos. Al poco rato le hicieron salir de la celda. María Antonieta encontró un papelito entre sus hojas. Leyó la nota de Rougeville en la que ponía que tenía hombres y dinero y que volvería el viernes a la prisión. La reina, que no tenía artículos para escribir, con un alfiler fue pinchando una hoja de papel con un mensaje de respuesta: “estoy constantemente vigilada; no hablo con nadie; confío en vos”. Aunque Rougeville pudo volver a entrar unos minutos después, no tuvo tiempo de decirle más que volvería el viernes a rescatarla. Michonis, el administrador, lo mismo que el matrimonio Richard, estaban de acuerdo con el caballero y pensaban colaborar en la huida de la monarca. El 30 de agosto, Rougeville regresó y le explicó a la reina los detalles de la fuga.

El Complot del Clavel, el último intento de salvar a María Antonieta

La nota escrita por la reina con el alfiler debía ser entregada a Rougeville por un guardia de la prisión llamado Jean Gilbert. Este fue el eslabón que hizo fracasar el complot del clavel. Aunque en un principio estuvo comprometido, finalmente se acobardó y se echó atrás. La noche del 2 al 3 de septiembre todo estaba preparado; Rougeville y Michonis la esperaban disfrazados y Gilbert debía conducir a María Antoieta hasta ellos. Habiendo sacado a la reina de su celda, cuando cruzaban el patio, cambió de idea y la amenazó con llamar a la guardia si no volvía a su cubículo. Así fue como el complot del clavel fracasó. El día 3 de septiembre, el propio Jean Gilbert denunció los hechos y a sus compañeros de complot.  Michonis y el matrimonio Richard, aunque fueron exculpados por la reina en su declaración, fueron encarcelados. Rougeville huyó y en 1814 lo fusilaron en Reims. La reina María Antonieta murió en la guillotina el 16 de octubre de 1793.

¿Conocías el Complot del Clavel? ¿Crees que hubiera cambiado la historia si María Antonieta llega a poder huir? ¡Comparte tu opinión con nosotros! Si quieres conocer más sobre esta reina, te invitamos a leer el post: Axel de Fersen | El verdadero y único amor de Maria Antonieta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here