El amor mueve montañas y mucho más. ¿Qué no haríamos por amor la mayoría de nosotros? El caso de esta chica es un ejemplo con el que muchos podríamos sentirnos identificados aunque hay que decir que esta mujer le puso mucho coraje a la historia. Demasiado, quizás.

Así comienza todo…

Melissa es una chica que viajó a Córdoba, Argentina y al llegar a casa se encontró con una fotografía que la dejó pensando. Acababa de tener la sensación de que el joven de la imagen podía haber sido con el hombre de su vida.

heart-462873_640

En Córdoba, había pedido al muchacho que se detuviera para fotografiarlo porque le había gustado la ropa de vaquero que llevaba. En ese momento no se percató de nada, pero al llegar a casa y ver la fotografía tuvo la certeza de que quizá había obviado y dejado pasar un vínculo muy poderoso.

Movilizó a 1.000 personas para que le ayudaran a buscar a ‘su gaucho’

¿Y qué hizo entonces? Una página de Facebook para que le ayudaran a buscar a este chico. La página se llamaba ‘Buscando a mi gaucho’ (Buscando a mi vaquero, para quienes no comprendan la expresión) y llegó a movilizar hasta 1000 personas para que le ayudaran a encontrar al chico de la foto.

fotos facebook

Finalmente, el muchacho apareció. Era un joven de 27 años y estudiante de agronomía que se llamaba Ezequiel Court. Pero esta historia no tiene un final feliz para Melissa. Desafortunadamente, Ezequiel estaba conociendo a otra chica y le dio calabazas.

¡Con lo que se había esforzado!

Pero estamos seguros de que Melissa pronto encontrará al verdadero amor de su vida, sobre todo si mantiene esa actitud tan entusiasta. ¿No os parece?

Si os ha gustado este artículo, puede que queráis conocer 6 síntomas del enamoramiento científicamente probados.

Imagen MysiAna Sofía Guerreirinho

6 Comentarios

  1. Ufff…la verdad, yo daría TODO por una mujer que se anime a hacer una cosa así por mi…espero, Melissa, que tengas mucha suerte la próxima, y que sepas que la vida solo se termina cuando dejas de respirar.
    Por cierto, muy buen artículo, ¡saludos desde Argentina!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here