La historia nos ha regalado a los personajes más curiosos de todos. Basta con retroceder unas décadas para empezar a encontrarnos con personajes fantásticos, que parecieran haber salido de la fantasía, pero que constituyen la prueba irrefutable de que la realidad puede superar tranquilamente, y con creces, a la ficción. Uno de los personajes más curiosos de la historia es Napoleón Bonaparte, el gran emperador que ha sido reseñado por igual en libros de historia y en la literatura universal. Es debido a su popularidad que en Supercurioso hemos recopilado los mejores datos curiosos de tan famoso personaje.

Napoleón Bonaparte, el gran emperador de los franceses, fue un estadista y militar que tomó el control de Europa Occidental y Central durante casi una década a principios del siglo XIX. Fue su derrota en la Batalla de las Naciones, en Leipzig, la que lo destronó como gran general y líder político, pese a lo cual todavía hoy en día lo recordamos como uno de los personajes más emblemáticos e importantes de la historia reciente. Sin duda, Napoleón fue un hombre que cambió la historia. Te invitamos a descubrir más sobre el gigante francés que causó estragos a finales del siglo XVIII y principios del XIX, a continuación.

20 Curiosidades de Napoleón Bonaparte

Curiosidades de Napoleón Bonaparte

1. El verdadero nombre del Emperador

Aunque este magnífico político y militar francés se diera a conocer bajo el nombre de Napoleón Bonaparte, este no era su verdadero nombre. La verdad es que Napoleón había sido bautizado bajo el nombre de Nabulione, y era llamado cariñosamente por sus familiares y seres cercanos como Nabulio.

2. Un gran líder militar

Como ya te hemos venido diciendo, Napoleón fue considerado un gran militar. De hecho, el más grande de su tiempo. En muchas ocasiones fue comparado con personajes históricos de gran envergadura como Alejandro Magno, Julio César o Guillermo el Conquistador, personas que Napoleón admiraba. Otra de las curiosidades de Napoleón Bonaparte es que su vida y sus particularidades guardan mucha semejanza con algunas curiosidades de Julio César.

3. Fue un estudiante destacado

Pero Bonaparte no solo fue un militar destacado y un gran estadista, sino que además también fue uno de los estudiantes más destacados de su época, demostrando inteligencia y altas capacidades en todas sus asignaturas y, especialmente, en matemáticas. Gracias a ello y a su carácter enérgico y dominante, Bonaparte logró conquistar gran parte de Europa; a veces a través de negociaciones políticas y otras veces demostrando su pericia militar.

4. Defendió y protegió a grandes científicos

Otra de las curiosidades de Napoleón Bonaparte es que, pese a su vida ocupada como militar y emperador, nunca cortó lazos con la academia por completo. De hecho, durante su vida como político y gobernante se dio a la tarea de proteger hasta las últimas consecuencias a importantes científicos de la época como Pierre-Simon Laplace y Joseph-Louis Lagrange.

5. ¿Un dictador feroz?

Para quienes vivieron bajo el yugo de Bonaparte, este fue uno de los dictadores más feroces de Francia y el mundo entero. Sin embargo, es innegable que durante su gestión hizo importantes avances en temas de igualdad y la dignidad de la vida. En este sentido, Napoleón eliminó varios privilegios que prevalecían de la época feudal, y consagró la igualdad de los ciudadanos ante la ley. Es por ello que se lo conoce como un gran revolucionario.

6. ¿Cuánto medía Napoleón?

Una de las grandes curiosidades de Napoleón Bonaparte es su estatura. Y es que a lo largo de los años se ha tejido el mito de que Napoleón era un hombre de muy baja estatura y que, por eso mismo, tenía grandes complejos de grandeza. Entonces, ¿cuánto medía Napoleón? Pues bien, según los registros de la época Napoleón medía 1,68 metros, una estatura promedio en la región. Pese a ello, otro de los datos curiosos de Napoleón Bonaparte es que sus soldados lo llamaban «el pequeño cabo».

7. Los apodos de Napoleón

Napoleón fue un gobernante férreo y, como tal, fue merecedor de varios apodos, tanto por gobernante como por conquistador. Es por ello que algunos de sus apodos más célebres eran «El tirano Bonaparte», «El usurpador universal» y «El ogro de Ajaccio».

8. El pene de Napoleón

Una de las curiosidades de Napoleón más tragicómicas tiene que ver con su pene. El pene de Napoleón fue comprado por un urólogo americano en el año 1997, por 3.800 dólares. Este medía unos 4 centímetros. Además, se supo que Napoleón tenía un solo testículo.

9. Estreñimiento crónico

Otro aspecto curioso de la salud de Napoleón es que sufría de estreñimiento crónico, uno de los defectos más conocidos del emperador.

10. La pose de Napoleón

Otro dato curioso de Napoleón Bonaparte tiene que ver con la pose en la que lo vemos en la mayoría de sus retratos. Usualmente, Napoleón aparece con una mano introducida en su chaleco, cuestión que muchos asociaron con una manera de aliviar los malestares estomacales que constantemente padecía. Sin embargo, los historiadores han explicado que esta pose en realidad era una manera muy natural de mostrarse en la época, ya que se demostraba el nivel cultural y estatus de una persona. Es por eso que esta particular pose forma parte de las curiosidades de Napoleón Bonaparte.

11. Fue un niño terrible

Pese a su alto rendimiento académico, los historiadores reseñan que Napoleón no fue muy dócil de niño. De hecho, usualmente quienes se refieren a su temprana juventud comentan que no solo era un niño muy dominante, sino que además no contaba con buenas habilidades sociales. Además, se dice que tenía muy malas habilidades de comunicación.

12. Una carrera militar para mejorar su comportamiento

Fue precisamente por sus precarias habilidades sociales y sus ambiciones de dominio y control que quienes le dieron clases a Napoleón durante su juventud lo alentaron a hacer carrera militar. Para entonces, por su puesto, nadie conocía todas las curiosidades de Napoleón Bonaparte que saldrían de allí.

13. Le tenía terror a los gatos

Todos conocemos la superstición que dice que es de mala suerte encontrarse con un gato negro, pero lo de Napoleón iba mucho más allá. De hecho, uno de los datos curiosos de Napoleón Bonaparte que más llaman la atención es que este padecía de ailurofobia, lo que es, concretamente, fobia a los gatos.

curiosidades de Napoleón Bonaparte

14. Otro dato curiosos sobre su estatura

Como te dijimos más arriba, Napoleón gozaba de una altura más o menos promedio. No obstante, una de las cosas que nos hacen creer que era más pequeño de lo habitual es que a Napoleón le gustaba mucho posar con los soldados más altos y fornidos de sus filas, lo que seguramente generó la impresión de que el emperador era más pequeño de lo que era en realidad.

15. No se puede nombrar Napoleón a un cerdo

Hasta el día de hoy es ilegal nombrar a un cerdo Napoleón en las tierras francesas. Esta es una ley que estableció el emperador y que se ha mantenido a lo largo del tiempo. De hecho, incluso en el libro La Rebelión en la Granja, de George Orwell, el cerdo de nombre Napoleón aparece en la edición francesa con otro nombre. Esta es una de las curiosidades de Napoleón Bonaparte que involucra las frases de George Orwell.

16. Deambulaba por París como un vagabundo

De cierta manera, Napoleón estaba obsesionado consigo mismo y con lo que su figura implicaba para las demás personas. Es por ello que el emperador tenía la costumbre de deambular por las calles de París disfrazado de vagabundo. Esto lo hacía con la intención de mezclarse entre las personas y conocer así que opinión guardaban los demás sobre él. ¿Megalomanía? ¿Obsesión? ¿Locura? Esto no lo podemos saber a ciencia cierta, pero lo que sí sabemos es que esta es una de las curiosidades de Napoleón más sorprendente de todas.

17. Su hijastra se casó con su hermano

Uno de las curiosidades de Napoleón Bonaparte que no tiene que ver del todo con él, sino con quienes lo rodeaban, es que una de sus hijastras terminó casándose con el hermano del emperador. Sí, una de las hijas de Marie Josephe Rose Tascher de la Pagerie, la esposa de Napoleón que él hizo llamar Joséphine de Beauharnais, terminó casada con el hermano del emperador francés. ¿Lo haría por alguna circunstancia política? ¿Había verdadero amor de por medio? Esto no lo sabemos, pero lo cierto es que Joséphine de Beauharnais no solo apoyaba esta unión, sino que también la aupó.

18. Un gran supersticioso y un gran romántico

Como casi todos los grandes personajes de la historia, Napoleón tenía sus propias mañas y curiosidades que lo caracterizaban. Una de ellas es que era un gran supersticioso, y otra que era un gran romántico. De hecho, Napoleón pensaba que su esposa le traía buena suerte, y por esto mismo siempre iba a las batallas con un pequeño retrato de su amada Joséphine, el cual le generaba la tranquilidad que genera la certeza de la victoria. ¿Sería que no lo llevaba durante la Batalla de las Naciones en Leipzig?

19. Las últimas palabras del emperador

Del auge y la caída de grandes personajes de la historia siempre hay cosas que nos intrigan, y una de ellas suelen ser las últimas palabras de nuestros héroes (o villanos). En el caso de Napoleón, sus últimas palabras fueron: «Francia. Ejército. Líder del ejército. Joséphine». ¿Estaba haciendo un recuento de su vida? ¿Recordaba sus cosas más amadas? ¿Estaba buscando dejar un mensaje más profundo? Difícil saber lo que pasaba por la cabeza del gran gobernante francés para el momento de su muerte, pero lo cierto es que esas fueron las que pronunció.

20. La otra fobia de Napoleón

Ya estamos por terminar con nuestro artículo sobre las curiosidades de Napoleón Bonaparte que más nos llaman la atención, pero no podíamos hacerlo sin antes hablarte de la otra gran fobia que padecía el emperador. Además de la fobia a los gatos, de la que te hablamos más arriba, Napoleón era atacado por otro gran terror: las puertas abiertas. De hecho, según reseñan diversos historiadores, cuando este estaba en una habitación exigía que todas las puertas estuviesen cerradas, y que si alguien iba a entrar tenía que hacerlo por la abertura más pequeña posible, y cerrar inmediatamente después de pasar. ¿Te esperabas este dato curioso de Napoleón Bonaparte?

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre las curiosidades de Napoleón? ¿Conocías las fobias de las que padecía? Y, ¿por qué crees que esas fueron sus últimas palabras? Déjanos tu opinión sobre estas y otras curiosidades en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here