¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Las dietas de moda van y vienen, algunos logran adelgazar con ellas y otros simplemente no; además, siempre está el temido “efecto rebote”, que hace que el peso que perdemos en una dieta sea recuperado en poco tiempo. Entre tantos regímenes alimenticios ¿habías oído hablar de la existencia de una dieta para tu tipo de sangre?.

Una dieta para tu tipo de sangre, según un estudio

Resulta lógico. Conocer nuestro tipo de sangre es una herramienta importante para entender cómo el cuerpo reacciona a los alimentos, su susceptibilidad a enfermedades, su reacción natural al estrés y mucho más.

Probablemente has observado que algunas personas tienden a perder peso con mayor facilidad, mientras que para otros, su peso es una batalla continua. A la vez, algunas personas caen enfermas a menudo, mientras que otros se mantienen saludables y vitales, incluso al alcanzar una edad avanzada. La diferencia entre ellos, en muchos casos, está en su tipo de sangre, según estudios.

¿Imaginabas que podía existir una dieta para tu tipo de sangre?
¿Imaginabas que podía existir una dieta para tu tipo de sangre?

Según el doctor Peter D’Adamo, no comer de forma adecuada a tu tipo de sangre puede ser la razón de que tanta gente tenga problemas con el aumento de peso, la indigestión, la fatiga, la enfermedad y muchas otras cuestiones relacionadas con la salud.

“La aplicación práctica del tipo de sangre nos permite tomar decisiones bien fundamentadas acerca de nuestras dieta, ejercicio, suplemento, e incluso planes de tratamiento médico. Con el mapa de ruta de sangre, estos planes pueden ahora corresponder a un perfil biológico exacto”, señala el Dr. D’Adamo.

Esta es una breve descripción de la dieta recomendada para cada tipo de sangre de la sección: “Entendiendo la dieta tipo de sangre”, en el sitio web del Dr. D’Adamo:

Tipo de sangre A

El tipo A prospera con una dieta vegetariana que consiste principalmente en proteínas de soja, granos y verduras. Es importante que este tipo de sangre coma sus alimentos en el estado más natural posible.

verduras, dieta para tu tipo de sangre

Los A tienen un sistema inmunológico particularmente sensible, por lo que comer alimentos que son puros, frescos y orgánicos puede ayudar a sobrecargar su sistema inmune naturalmente débil.

Tipo sanguíneo B

El tipo B debería intentar evitar el maíz, el trigo, el alforfón, las lentejas, los tomates, los cacahuetes y las semillas de sésamo; ya que cada uno de estos alimentos puede ralentizar su metabolismo y causar fatiga e hinchazón.

Se sugiere que los B se desprendan del pollo porque contiene lectina aglutinante en sus músculos, lo que, en caso de abusar de su consumo, puede conducir a accidentes cerebrovasculares y trastornos inmunológicos en este tipo de sangre.

Deben reemplazar el pollo con cabra, cordero, conejo y venado. Otros alimentos que son beneficiosos y promueven la pérdida de peso para este tipo de sangre son las verduras, los huevos y los lácteos bajos en grasa.

Tipo de sangre AB

El tipo AB debe centrarse en alimentos como el tofu, los mariscos, los lácteos y las verduras si busca una pérdida de peso. Los mariscos y los pescados como el salmón, las sardinas y el atún también son muy beneficiosos para este tipo de sangre. Las carnes ahumadas y curadas deben evitarse, ya que pueden causar problemas estómago en los AB, debido a sus bajos niveles de ácido estomacal.

¿Sabías que hay una dieta para tu tipo de sangre? Conoce al respecto

Para una mejor metabolización de los alimentos, se recomienda a los que tienen este tipo de sangre comer comidas más pequeñas con más frecuencia, y también evitar la combinación de almidones y proteínas en la misma comida.

Tipo de sangre O

El individuo con sangre de tipo O debe evitar los carbohidratos simples como los granos, ya que se convierten fácilmente en grasas y causar inflamaciones y un sistema inmunológico debilitado. Debido a los productos químicos que se encuentran en el tracto digestivo de O, que son fácilmente capaces de procesar las proteínas y las grasas, se les anima a basar su dieta en torno a estos macronutrientes.

Puede digerir y metabolizar efectivamente el colesterol que se encuentra en los productos de origen animal, lo que resulta en una excelente salud intestinal y una mayor absorción de calcio.

¿Que te ha parecido el artículo? ¿Pondrás en práctica la dieta para tu tipo de sangre este estudio? ¿Cuál es tu grupo sanguíneo?

También te podría interesar leer:

Descubre la dieta contra la depresión que ha resultado EFICAZ

Imágenes: Pixabay, Pixabay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here