Cuando se trata de la ansiedad, hay muchas personas que no pueden controlarla, es por eso que cualquier avance que indique una dirección para mejorar esta situación que padecen miles, es de gran ayuda. Pero, ¿puede algo tan simple como dormir con una manta pesada ser una solución al estrés, ansiedad, insomnio y más? ¡Te lo contamos!

Dormir con una manta pesada: ¿Disminuye la ansiedad?

Los problemas del sueño traen consigo otra gran cantidad de problemas secundarios. La falta de sueño, ya sea inducida por razones médicas o impulsada por la ansiedad, puede, sin duda, afectar la manera en la que funcionas durante el día. Como consecuencia de no poder dormir, la concentración se vuelve difícil, la productividad en el trabajo o la escuela comienza a mermar, la irritabilidad se hace presente y también puede suponer un aumento del riesgo de sufrir graves problemas de salud como son los  ataques al corazón. Por lo que es un gran problema.

Dormir con una manta pesada puede reducir tu ansiedad

Las mantas pesadas son utilizadas en múltiples formas de terapia, incluso para personas que tienen síndromes autistas, para ayudar a las personas a alcanzar la relajación y el sueño profundo. Tratando de racionalizar esto, es cierto que una manta pesada se pega al cuerpo como un cálido abrazo, y ya sabemos que los abrazos tienden a tener un efecto apaciguador en las personas. Pero sus beneficios no se limitan a eso, pues la presión también ayuda a relajar el sistema nervioso, de la misma manera que sostenerlo entre los brazos ayuda a consolar a un bebé, el peso y la presión sobre un adulto le proporciona comodidad y alivio.

Las mantas pesadas, por lo general, vienen “rellenas” de  gránulos de poli plástico que se cosen en compartimientos a lo largo de la manta para mantener el peso correctamente distribuido. Hay estudios clínicos que sugieren que al dormir con una manta pesada, los puntos de presión profunda se activan y realmente hacen que el cerebro aumente la producción de serotonina, lo que mejora su estado de ánimo.  Luego, la serotonina se convierte naturalmente en melatonina, su cuerpo lo toma como la señal de que debe descansar.

En este sentido, es lógico que dormir con una manta pesada haya probado ser eficaz para aliviar la ansiedad. De acuerdo con un estudio del año 2008, las mantas pesadas ayudan a disminuir la ansieda. Estos resultados fueron luego confirmados en un estudio del 2012 publicado en Australasian Psychiatry, que indicó que las mantas pesadas disminuyeron con éxito la angustia y signos visibles de ansiedad en los objetos de estudio.

Pero, ¿cuál será el peso adecuado para poder disfrutar de estos beneficios? Sin duda, dependerá de su preferencia personal, pero el peso típico para los adultos es alrededor de 6 kilos a, como mucho, 12 kilos en la manta.

¿Esperabas que la usar una manta pesada tuviera estos beneficios? ¿Habías notado su efecto antes? A nosotros, sin duda, nos ha sido de ayuda. ¡Cuéntanos tu experiencia!

También te podría interesar:

5 Tips efectivos que podrían ayudarte a dormir mejor

Imágenes: DieterRobbins;dagon_

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here