El ejército fantasma que luchó en la Segunda Guerra Mundial
5 con 2 votos

No fue un ejército de zombis, ni tampoco vamos a hablarte de los imaginarios “bastardos sin gloria” de Tarantino, sino de un verdadero contingente norteamericano destinado a engañar a los alemanes durante el avance a través de Europa, que tuvo un célebre precedente poco antes del desembarco de Normandía.

Patton y la operación “Fortitude

Poco antes del desembarco de Normandía, en junio de 1944, los aliados idearon un plan para hacer creer a los alemanes que el desembarco sería por Calais.

tanques

Para ello crearon una falsa concentración de tropas y pertrechos formados por tanques y aviones falsos, y un teatro de falsas comunicaciones en torno a la figura del general Patton, que llegó a hacer creer a Hitler y al alto mando germano hasta casi un mes después del desembarco en Normandía que éste era sólo una distracción y que el verdadero ataque sería por Calais.

El “Ghost Army

Una vez en suelo continental y como una de las maneras de confundir o desviar la feroz resistencia nazi al avance aliado, se creó un cuerpo especial, el “23rd Headquarters Special Troops”, informalmente conocido como el “Ghost Army”, el “Ejército Fantasma”, integrado por 1.100 hombres entre artistas, técnicos de diversas clases y diseñadores.

La misión de esta curiosa tropa era hacer creer a los alemanes que la ofensiva se movía en direcciones distintas a la real para hacerles movilizar sus fuerzas en direcciones equivocadas. Para ello se valieron de tanques y camiones inflables, falsas comunicaciones radiales, uso de grabaciones reproducidas a través de altavoces para hacer creer que había grandes desplazamientos de tropa y el uso de actores que se hacían pasar por generales y altos oficiales aliados simulando ofensivas o avances sin tener a nadie atrás.

El “Ejército Fantasma” realizó más de 20 operaciones que posiblemente contribuyeron a salvar miles de vidas y, aunque tuvieron algunas bajas, no fue nada en comparación con lo que hubiera podido pasar si los alemanes se hubieran dado cuenta de los trucos y engaños.

El arte tras el simulacro

En los ratos libres entre las operaciones de engaño, los creativos miembros de este ejército usaban las armas de la imaginación para reproducir en acuarela, lápiz y carboncillo los hermosos paisajes de la campiña francesa. Muchas de estas ilustraciones pudieron ser contempladas en junio de 2015, en la Galería Salmagundi, de Nueva York.

exposición

A la inauguración de esta exposición, que combinó el trabajo de una veintena de artistas con fotografías y recuerdos de la guerra, asistieron unos pocos sobrevivientes de este extraordinario grupo, quizás rodeados por los fantasmas de sus compañeros fallecidos, es decir, acompañados por un verdadero “ejército fantasma”.

Te invitamos a que leas uno de los misterios del océano, los barcos fantasma.

11 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here